Los Espinosos de Agua de Mictlán por Dago Signi
Un Espinoso de Agua mirando al espectador con aire juguetón, por Dago Signi.


Texto original de Avengium inspirado en la imagen de Diego Sánchez, ganadora del primer concurso de dibujo de "El Bestiario del Hypogripho Dorado". Ver notas.


0. Introducción.
1. El Espinoso de Agua de Tlateutl.
2. Relaciones con los humanoides.
3. Organización social.
4. Variedades regionales.
        4.1. Los Graciosillos de Agua.
        4.2. Las Muertes negras de Agua.
5. Los Espinosos de Agua en otros planetas.


0. Introducción

En el Plano de Mictlán, en la Galaxia P52, en el Planeta Tlateutl, se encuentra un curioso felino, el Espinoso de Agua, también llamado Tlalocelotl (/tla.oˈseː.loːt͡ɬ/), tlalocelote y de muchas otras formas.

1. El Espinoso de Agua de Tlateutl

Por los restos fósiles, estos felinos estuvieron hasta hace unos 50 000 años en las sabanas, en un nicho ecológico de depredadores velocistas. Por esas fechas, el registro fósil se vacía de su presencia en tierra seca por lo que se cree que, una fuerte presión evolutiva desconocida por el momento, los llevó a las riberas de los ríos y de ahí a sumergirse en los ríos, lagos y cenotes de Tlateutl.

A partir de esos 50 000 años, hay una ausencia total de la variedad terrestre en el registro fósil, ya sea porque se extinguió o porque se adaptó al medio acuático, proceso que podría haber comenzado miles de años antes.

El Espinoso de Agua de Tlateutl que vemos en la actualidad es un felino subacuático de alrededor de 2 metros de envergadura y de entre 70 y 100 kg de peso. Es anfibio, se alimenta de pescados y otros animales marinos pero no descarta algún mono o ave si se encuentra a mano. Sus hábitos van de indiferentes por la luz a nocturnos y debido a su buena vista puede cazar presas incluso en días de luna nueva.

Su adaptación evolutiva al agua le permite extraer el oxígeno disuelto en agua y expulsar el resto gracias a un sistema de válvulas en su laringe. Pero sin duda una de las adaptaciones que más llaman la atención del espinoso de agua son su piel elástica y su cola prensil.

Su piel elástica puede hacer ondas y mostrar patrones o figuras. Se cree que podría haber asimilado de las sepias y los pulpos esta capacidad de su piel, ya que las similitudes son amplias. El Espinoso de Agua usa su piel como un lenguaje más entre las camadas y entre los individuos, así como para el camuflaje, el cortejo, la etiqueta y la estética.

Debajo de su piel, los Espinosos de Agua tienen una capa de cnidocitos con un sistema similar al de las medusas. Los Espinosos pueden evitar que se disparen o replegarlos cambiando la constitución de su piel. Estos cnidocitos son el arma por el que son llamados Espinosos de Agua y son su principal herramienta para paralizar y envenenar a sus víctimas.

Y no menos llamativa es su cola prensil. En los fósiles de sus antepasados terrestres no hay evidencias de que su cola tuviera apéndices carnosos cuando aún estaban en tierra. Sin embargo, en la actualidad es innegable que los Espinosos de Agua de todo Tlateutl cuentan con un apéndice en forma de mano, musculoso y con el que hacen gestos y señales. Algunas teorías apuntan a que podría su origen ser un estiramiento o esfuerzo de su piel en la cola mientras otros dicen que realmente podría ser una mano completa. Por estas y otras razones, allí donde se encuentran suelen estar en la cima de los depredadores.

2. Relaciones con los humanoides

Las historias de los humanoides nativos de Tlateutl, como los Xotoami llaman también Tlalocelotl al Espinoso de Agua, y dicen de él qué a veces simula la voz de un niño cuando tiene hambre. Estas gentes se ven atraídas por los lloros y van hacia los ríos y las pozas, y cuando están ahí ven al felino que lanza la mano de su cola como un látigo hacia ellos y les agarra llevándolos hasta el agua. Tira de ellos hasta el fondo y muy pocos de los que han caído en su abrazo logran zafarse porque metódicamente los paraliza con sus espinas subdérmicas.

A pesar del temor, respeto o veneración que tienen algunos humanoides por ellos, los Espinosos de Agua son tremendamente joviales y se pasan todo el día jugando entre ellos y con otras especies marinas. El juego y la diversión es parte importante de su cultura y aun en ocasiones, asuntos serios se deciden en partidas de waterpolo ceremoniales.

3. Organización social

La organización social de los Tlalocelotes consiste en familias. Las madres espinosas pueden dar a luz a varios hijos cada vez y son cuidados por ellas a la vez que socializados por un grupo de familias con hijos en edad similar llamados camadas. Las camadas se forman exclusivamente para que hijos que socializan tengan la misma edad.

De esta forma, una misma familia puede tener a varios hijos que pertenezcan a distintas camadas.

Los Espinosos de Agua son bastante inteligentes y han desarrollado varios lenguajes avanzados. Aun así sus creencias son humanísticas y creen que el agua y el bosque tienen espíritus y dinámicas invisibles.

Aunque son anfibios, los Espinosos de Agua pasan muy poco de su tiempo en tierra emergida y el poco que pasan lo emplean en jugar al voleibol u otros deportes donde usan la mano de su cola prensil, cazando o buscando a alguien en la superficie o hablando con alguna de sus especies amigas, como los Pulpos arborícolas de Tlateutl.

En el agua, los Espinosos pasan el tiempo cazando, pastoreando peces, jugando, practicando danzas y natación sincronizada o estudiando y aprendiendo filosofía. Otra de sus especies amigas, los Pulpos de Anillas albicelestes, les recriminan sus tendencias hedonistas y juerguistas y les incitan continuamente a que sean más industriosos. Una discusión infructuosa para ambos.

Cuando los pulpos (de cualquier especie) se unen a sus juegos, se forman unos torneos interespecie, que sirven para fortalecer sus vínculos sociales. Se hacen carreras de relevos, captura la bandera, natación, waterpolo, y muchos otros. Para pasarse el turno unos a otros, los Pulpos y los Tlalocelotes tienen que chocar los cinco con sus apéndices prensiles.

4. Variedades regionales

En Tlateutl existen distintas variedades regionales de espinosos de agua que normalmente no se juntan entre sí ni con la variedad común. Las más conocidas son los Graciosillos de Agua y las Muertes negras de Agua.

4.1. Los Graciosillos de Agua

Los Graciosillos de Agua son felinos de menos de 1 metro de largo y en torno a 6-7 kg que toman el pelo a los peces y reptiles de la región de Alcachatl. Su pequeño tamaño los hace parecer más monos y adorables, pero aún cuentan con su piel elástica, su capa subdérmica de cnidocitos y su cola prensil para mantener su estatus de depredadores.

Socialmente, los Pulpos de Alcachatl tratan a los Graciosillos unas veces con superioridad y altivez y otras con paternalismo.

4.2. Las Muertes negras de Agua

Las Muertes negras de Agua son panteras de 2 metros y 100 Kg que viven en las junglas de Utucutl y son las menos juguetonas de entre los Espinosos. Su conducta es seria y despiadada ya que creen que fueron enviadas al mundo por Etlicuehi, el guardián del inframundo acuoso y que ellas son las encargadas de ir seleccionando a los moradores de la casa de Etlicuehi.

Su religión les ha hecho desarrollar muchas ceremonias y mitos sobre el otro mundo acuoso, donde no llega el sol. Por este motivo pasan gran parte de su tiempo haciendo ritos y ofrendas y atrayendo a terrestres al otro mundo para que inicien su partida.

Cuando una Muerte negra de Agua muere su familia la deposita en una fosa marina y la acompaña en su descenso hasta que deja de llegar luz y el difunto se pierde en la negrura. Después, vuelven y cuentan al grupo su experiencia con el otro mundo.

5. Espinosos de Agua en otros planetas

Los Tlalocelotes están muy repartidos por el Plano de Mictlán y se conoce su presencia en al menos otras 1500 galaxias. Una de ellas, Q513 tiene una civilización de Espinosos interestelares.

Al principio empezó con una sociedad tribal, pero después los Espinosos de Agua de Otonté se centraron en la mecánica y la dinámica. Desarrollaron junto con los Pulpos de Arrecife la geometría y las matemáticas. Inventaron los mapas y las redes. Y cuando quisieron cartografiar el cielo nocturno decidieron que la superficie sería un mejor lugar, ya que el aire era un fluido más tranquilo que el agua. Para esto desarrollaron las peceras de agua, que los mantenía hidratados en cualquier lugar. Fuera del agua pusieron nombre a las constelaciones, inventaron historias sobre ellas y conocieron a nuevos amigos, como los Pulpos arborícolas de Otonté.

Junto con ellos, los Espinosos de Agua de Otonté desarrollaron una sociedad avanzada. Las prospecciones mineras y talas controladas no tardaron en llegar. Se establecieron parlamentos y asambleas. Las universidades y colegios técnicos se formaron tiempo después. Y en menos de 5000 años, los Espinosos de Agua de Otonté habían descubierto la astrofísica y los materiales necesarios para desarrollar el viaje espacial.

Los Pulpos arborícolas, unidos con gran pasión a sus árboles y al ritmo del bosque no querían dejar su hábitat. Mientras que los Espinosos de Agua, sumergidos en sus peceras se prepararon para colonizar el espacio.

Pasaron unos 200 años hasta que se plantearon hacer una base orbital tripulada permanente en el quinto planeta de su sistema estelar, Ajemvé. Varias naves de ingenieros se dirigieron para allí, y construyeron una base orbital para unos pocos cientos de personas. Cuando la nave colonizadora llegó a la base orbital de Ajemvé, varios años después, una especie de cefalópodos extradimensionales aparecieron en mitad del espacio y contactó con los Espinosos de Agua.

Esta especie les contó que había muchos otros pobladores de las estrellas y los introdujo en la Sociedad de Planetas de Karazan. Los Cefalópodos les explicaron que ellos no pertenecían al Plano de Mictlán, pero que estaban allí porque querían buscar vida y unirla en un esfuerzo común. Karazan es como llamaba la especie más antigua de la sociedad, los Djodid a este brazo de la galaxia Q513.

Todas las especies que pertenecían a la Sociedad de Planetas de Karazan eran alentadas a conservar su propia cultura siempre que no incumplieran alguno de los tratados de la sociedad. Los intercambios económicos y culturales eran asuntos serios y los intentos de superioridad entre las especies eran sutiles y soterrados. Aun así, las guerras no estaban permitidas, bajo sanción de los cefalópodos del espacio. Eran enigmáticos y no participaban de ninguna reunión, pero parecían enterarse de todo. Y había historias de especies beligerantes que habían sido borradas de la historia por querer conquistar por la fuerza más de lo que les correspondía.

A lo largo de los siguientes miles de años, la sociedad de los Espinosos de Agua de Otonté avanzó mucho y llegaron a colonizar miles de planetas dentro de Q513. Con la llegada de la cultura espacial a Otonté, algunos de los pulpos sintieron curiosidad por las especies alienígenas y también viajaron al espacio, conociendo a los Djodid y a los ancianos cefalópodos extradimensionales.


Criaturas: Espinosos de Agua: Espinosos de Agua de Tlateutl, Graciosillos de Agua, Muertes negras de Agua, Espinosos de Agua de Otonté. Humanoides: Xotoami. Pulpos arborícolas de Tlateutl, Pulpos de Anillas albicelestes, Pulpos de Alcachatl, Pulpos de Arrecife de Otonté, Pulpos arborícolas de Otonté, cefalópodos extradimensionales, Djodid. Dios Etlicuehi.
Espacios Planares: Plano de Mictlán. Lugares: Galaxia P52: Planeta Tlateutl, Región de Alcachatl, Junglas de Utucutl, Inframundo acuoso. Galaxia Q513: Brazo de la Galaxia de Karazan, Planeta Ajemvé, Planeta Otonté.
Organizaciones: Sociedad de Planetas de Karazan.
Títulos: Guardián del inframundo acuoso.
Conceptos reales: Cnidocitos.


Nota I: La imagen de Diego Sánchez fue la ganadora del primer concurso de "El Bestiario del Hypogripho Dorado" en su modalidad de dibujo.
Nota II: Comentario del artista:

"Para su creación me inspire en la criatura legendaria de la mitología mexica, Ahuízotl. Sin embargo, ésta es descrita como un perro y yo me la imaginé como un felino: me gustó la idea de ponerla debajo del agua y darle un carácter juguetón como si con su larga cola que termina en una gran mano molestara e hiciera travesuras en el medio acuático. Puede dar miedo o ternura, a mí lo segundo".

Nota III: Este felino está inspirado en el Ahuízotl pero no sirve de fuente, se toman múltiples licencias artísticas en su construcción.
Nota IV: Tlalocelotl está inspirado en Tláloc, dios de la lluvia mexica.
Nota V: El Plano de Mictlán está inspirado en Mictlán, el inframundo mexica.


Texto: Avengium.
Imagen: Dago Signi (Diego Sánchez). Imagen original aquí → Espinoso de Agua. Imagen en tamaño completo → Los Espinosos de Agua de Mictlán.

©Dago Signi ©Avengium


Otras publicaciones

Español: Wikipedia — Ahuízotl.
Español: Grimorio de BestiasAhuízotl.