20140308150537-los-alicantos.jpg

El Alicanto es un ave parecida a un gallo grande de cabeza pequeña como la de un cisne, pico encorvado, patas largas terminadas en garras, mirada compasiva y amistosa que lanza pequeños destellos dorados o plateados.
Se alimenta de metales preciosos (oro y plata) y su plumaje es de diferentes colores metálicos según su dieta. Tiene destellos de luz en sus alas (principalmente) y todo su cuerpo, si es goloso de plata será argentado.
Posee un elegante vuelo cuando tiene el estómago vacío pero al llenarlo no puede volar debido al peso de los metales.
Los mineros lo siguen porque saben que él los guiará a ricos yacimientos donde vive o se alimenta.
Los Alicantos hembra son más pequeños que el macho y ponen dos huevos muy valiosos y mágicos de oro o plata.
Poseen hábitos nocturnos y son muy huidizos. Su cuerpo brilla en la noche y no proyectan sombra alguna. Tiene un cloqueo que suena como golpe de chapas o un gong.

Son seres celosos de su alimento, por ello el minero debe seguirlo con cautela porque si el Alicanto lo descubre tratara de volar e irse lejos o distraerlo dando pasos rápidos o lentos, deteniéndose a cada paso y desapareciendo y apareciendo por momentos, además puede ocultarse en grietas sin dejar ningún tipo de huella; pero si el minero insiste en seguirlo, el Alicanto lo ciega temporalmente con un destello dorado. Si es perseguido puede oscurecer sus alas y se pierde entre las sombras, pero si percibe que la codicia del minero es demasiada lo guía a un precipicio y de allí a su muerte.
Si se logra llegar a la guarida del Alicanto no debe arrebatársele el alimento enfrente de sus narices porque se podría perder la mano o la vida misma. Es más conveniente esperar que termine de comer y se retire o duerma.
De día el alicanto o alidanto duerme sobre piedras con las alas extendidas, si alguien consigue cazarle, lo guiará hasta los secretos del mundo y lugares llenos de oro y plata.

Sus plumas son ingredientes para pociones y encantamientos, son muy valiosas y codiciadas.
Este pariente ver nota I  sudamericano de los fénix no es inmortal pero es muy longevo ya que alcanzan a vivir trescientos años.

Nota I: Los alicantos NO son un tipo de fénix realmente, pero sí son muy similares a ellos y por eso son llamados "fénix sudamericanos". Están categorizados con ellos porque comparten bastantes características.
Nota II: Para saber más sobre los Alicantos vaya aquí o aquí.

Texto: Alejo Ahrensburg.
Pequeña revisión: Jakeukalane.
Imagen: Icarito. Imagen original aquí.

©Alejo Ahrensburg ©Hyposs Productions. ©Icarito