20140120115141-noctineidos.jpg

Los Noctinëidos son la red personal de informadores de Noctinë fuera de Nastenag’Hai. Los Daren’Ga y otras razas siempre están interesadas en sus movimientos, aunque muchas veces no les resulte fácil seguirles la pista. Los Noctinëidos borran sus paso de muchas maneras, volviéndose invisibles, teleportandose e induciendo amnesia en aquellos con lo que tienen contacto visual.

Los Noctinëidos presentan el aspecto de unos búhos de pelaje marrón de tamaño normal pero sus ojos fulgurantes les delatan. Sus ojos tienen un rango hiperespectral de visión que complementan con un fino oído. Gracias a esto y a su hipertimesia recogen una gran cantidad de información de su entorno.

Los Noctinëidos surgen a partir de los pensamientos de Noctinë, por lo que su vida es totalmente dependiente de Noctinë y además no suele durar mucho. En las noches de luna nueva, cuando Noctinë está más tensa, el número de Noctinëidos que existen al mismo tiempo disminuye. Esto se debe a que Noctinë concentra su energía en la infinidad de variables que suponen su Mundo Resonante, Nastenag’Hai.

Para prevenir que se pierda información por algún despiste, Noctinë llama a algunos de sus Noctinëidos (dependiendo también de su vida, sus misiones de recopilación, etc...) y los reabsorbe dentro de sí misma, momento en el que dejan de existir para pasar a ser parte de la conciencia de Noctinë.

Mientras, los demás Noctinëidos continúan con su labor. Esto significa que la vida de los Noctinëidos se puede medir en en ciclos lunares, meses, mareas, etc...

Con respecto a la alimentación, los Noctinëidos pueden pasar bastante tiempo sin comer ya que no son verdaderos búhos biológicos, pero si algun roedor, un lagomorfo o cualquier cosa que se les parezca están a su alcance y a ellos les apetece probar bocado, no dudarán en engancharlo con sus garras siempre que esto no vaya en detrimento de su misión.

Cuando están de servicio pero quieren picar algo llevan unas bolitas alimenticias que comen con fruición.

Los Noctinëidos no necesitan dormir, así que pueden recabar información continuamente sin pausa. Normalmente, aunque no necesiten dormir suelen echar una cabezada cada 3 rotaciones de Nastenag’Hai sobre sí mismo si no tienen nada más que hacer. Si pasan más de 10 rotaciones de Nastenag’Hai sin dormir, su plumaje pasa de marrón a blanco níveo. Una vez que han estado al menos unas horas durmiendo su plumaje recupera su color anterior.

Debido a su corta esperanza de vida y a su inapetencia, no se producen Noctinëidos concebidos por otros Noctinëidos. Esto hace que salvo individuos contados no tengan relaciones personales ni familia.

Su forma de comunicarse es mediante un ulular característico aunque cuando necesitan ser discretos se comunican mediante telepatía. Su ulular produce emociones en quienes lo escuchan, pero no deja entrever cuales son las emociones del emisor.

Texto: Avengium.
Imagen: noface181. Imagen original aquí.

©Avengium.  ©noface181