20191014173054-esther-adquiriendo-poderes.jpg

Esther después de leer la página dorada de Abin-Akhab, dominio público (con recursos de Anemone123).


Texto original de Avengium, inspirado en la película Inception (2010) y en el juego de rol Mago: La Ascensión (1993).


Se despertó dispuesta a acabar con su trabajo esta vez. Estaba de nuevo en el Plano Onírico de Openteb y ya se acercaba otra vez a la pared de ladrillos rosas. Un nivel más abajo, su segundo cuerpo onírico seguía durmiendo hasta que alguien la despertó. Volvía a estar en el Plano de Enlace.

Un fragmento de la imaginación del mago estaba frente a ella dispuesto a impedirle acabar su misión. Pero Esther tenía muchos recursos, sacó un puñado de polvo del bolsillo izquierdo de su pantalón y lo sopló hacia el fragmento de imaginación. Otro que caía en un profundo sopor. El mago permanecería dormido otro día más.

Se guardó otra vez el polvo en su bolsillo y se sentó. Tenía que concentrarse de nuevo para dirigir su conciencia a un nivel superior y más profundo de la conciencia del humano que daba vida a estos lugares oníricos. Soñó de nuevo con Openteb. Que fuera necesario encadenar varios sueños para llegar hasta allí no lo hacía más complicado para Esther, era una de las mejores agentes de la Compañía y su talento interno como soñadora le había dado múltiples victorias y suscitado múltiples envidias con anterioridad.

Otra vez el recibidor y otra vez la pared de ladrillos rosas. Tenía que encontrar un modo de atravesar la pared. «¿Qué tal una clave numérica?»—pensó. Su tercer cuerpo soñado contaba con una mochila con toda clase de artilugios. Sacó un descodificador de patrones y lo adhirió a uno de los ladrillos. En un instante le diría si había algún patrón. La máquina emitía pitidos a un ritmo irregular hasta que se paró y Esther comprobó su pantalla. La clave de Salomón, qué propio de un hermético. Esther pulso los ladrillos correspondientes y la pared se empezó a replegar.

El interior de la cámara era pulsátil, como un corazón mecánico atestado de cachivaches, una cámara del tesoro con infinidad de chucherías mágicas y otras cosas no tan inofensivas.

Esther siguió avanzando con cautela hasta que por fin vio lo que quería, la página dorada de Abin-Akhab, parte del libro de los secretos de Clishycha. Cuando, de repente, ¡clic!, había pisado una trampa. Una cuchilla oscilante rebanó su cuerpo onírico y se encontró de nuevo en el Plano de Enlace entre Quimix, donde su primer cuerpo onírico yacía y Openteb. Aquel mago había protegido bien su memoria de la página, pero ahora estaba sedado y la victoria sería finamente suya. Miró a su alrededor y vio a las personificaciones mentales del mago todavía durmiendo. Meditó de nuevo y soñó.

De regreso en la cámara pulsátil: el corazón del mago 1. Esther avanzaba sabiendo donde estaban las trampas en las que ya había caído previamente. Cuándo llegó enfrente de la página dorada de Abin-Akhab, Esther cogió la página y le dijo a su yo interior «¡agárralo!». Y acto seguido, un chorro de veneno se disparó desde una de las aberturas de la cámara, asfixiando a Esther en segundos.

Se despertó. Su segundo cuerpo onírico tenía la página entre sus manos pero apenas tuvo tiempo a darse cuenta de que el suelo se había transformado en ácido en contacto con la página sagrada. Las protecciones que el mago había diseñado en su cabeza no dejaban de ser mortales.

Su cuerpo onírico en Quimix despertó sobresaltado. Aún con la sensación de quemazón y desgarro en la piel. Como si no hubiera sido solo un sueño. La página dorada de Abin-Akhab seguía en sus manos, su Genio también la estaba echando una mano en este día tan accidentado. Esther se sentía satisfecha con el logro.

Miró a los cuerpos oníricos de sus compañeros. Estaban desconectando los aparatos que habían permitido está estabilidad en el paso de una dimensión a otra y preparándose para marcharse cuando de repente, un portazo, Rafael y su banda de matones se habían colado en la mente del mago desde otra ubicación y estaban tiroteando a todo el equipo. Pensaban cargárselos a todos de manera remota y apuntarse el tanto de conseguir la página para la Compañía.

Los disparos que se oían eran su firma. Unas armas especiales que no permitían despertarse y te mataban desde el mundo onírico. No había tiempo a despertarse de manera normal, Esther tenía que morir por sí misma antes que una bala de Rafael la alcanzara. ¡Bang!, se disparó con una pistola imaginaria y despertó en el mundo real, en una camilla clínica. Ilesa, pero con un gran dolor de cabeza.

Habían usado un hospital como tapadera de su operación. De esa manera durmieron al mago y entraron todos en sus sueños. Esther miró a sus compañeros de equipo, todos ellos muertos en sus camillas. La sangre se derramaba por su ropa, pero los investigadores no encontrarían nada. Los artilugios especiales de Rafael. Gente como él eran una mancha para la tecnocracia. Un mundo en el cual toda la magia estuviera domesticada, ese era el ideal de Esther, no un mundo sin magia, sino un mundo donde la Compañía tuviera el control. Y Rafael era un elemento salvaje. Su idea de la tecnocracia como un perpetuo ajuste de cuentas se iba a acabar.

Y no era el único. Gran parte de la compañía estaba repleta de gente que solo buscaba su beneficio inmediato.

El mago hermético todavía dormía en una camilla en la misma sala que los demás. Y quizás todavía contenía las mentes soñadoras de Rafael y los suyos. Pagarían por esto con creces. Esther empezó a recitar el ensalmo inscrito en la página mientras los símbolos de esta brillaban y cambiaban. El brillo envolvió la sala y Esther apareció de nuevo en Openteb. El manuscrito le había revelado un gran secreto y ahora podía navegar directamente entre muchos Planos. Ahora tenía mucho más poder en el reino de los sueños.

*1: Cuando un ser vivo contacta con los Planos Oníricos se crea un símil de Plano Vital asociado a él. Este Plano se llama entre otros "corazón de mago". Los Oniromantes, Cazadores Interplanares, Cazadores de Habilidades y otros Soñadores buscan la ruta hacia un corazón de mago para obtener la mayor cantidad de información. Son parecidos a los Planos Vitales, un tipo de Plano Núcleo que almacena la Esencia de sus dueños, pero en ellos se guarda información. Volver.


Criaturas: Genios, Soñadores, Oniromantes, Magos herméticos, Cazadores Interplanares, Cazadores de Habilidades.
Espacios Planares: Planos. Plano Onírico de Quimix, Plano Onírico de Openteb, Planos de Enlace. Planos Núcleo. Corazones de los magos.
Conceptos: fragmento de imaginación, cuerpos oníricos.
Objetos: descodificador de patrones, página dorada de Abin-Akhab, armas de efecto perma.
Obras: Libro de los secretos de Clishycha.
Substancias: Polvo de Morfeo.
Técnicas: clave de Salomón.
Organizaciones: Tecnocracia ("La Compañía").
Individuos: Esther, Rafael.


Texto: Avengium.
Imagen: Dominio público, con materiales de Anemone123. Imagen original aquí → Advent, artistic, astral. Imagen de un recurso original aquí → Blindfonded Blind Hair.

©Avengium ©Anemone123