Amo Firefox y odio IEubuntuBookmark and Share
eXTReMe Tracker
eXTReMe Tracker
Google +1Libro de visitas R

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Civilización de Eosia.

Azash

20060820203751-azash.jpg

Es uno de los Dioses Mayores estirios. Azash es el dios de los zemoquianos.

Nota I: Este artículo está basado en los libros de Elenium, de David Eddings.

Texto: Jakeukalane.
Imagen: Zoltan Boros y Szikszai Gabor. Galería.


©Hyposs Productions. ©Zoltan Boros ©Szikszai Gabor

No hay comentarios. Comentar. URL Artículo Translate Comentar

El Bhelliom

20060819173046-bhelliom.jpg

¡Multitud de spoilers de los libros de Elenium y el Tamuli! ¡Si no has leído esos libros y piensas hacerlo en un futuro no sigas leyendo este artículo!


El Bhelliom, cuyo nombre real es desconocido, es un poderoso ente, un ser igual de poderoso o más que los Dioses Mayores Estirios, como Azash, implicado en la construcción del Universo donde se encuentra se encuentra la Tierra de Daresia y Eosia conocida como Darintia 1.

No se compone de sustancia sino que es puro espíritu y más antiguo que las estrellas.

Existen muchos espíritus del mismo tipo que el Bhelliom y tienen muchos atributos. Uno de los atributos más importantes de estos espíritus es el color. Cada espíritu tiene un cometido específico. Uno de dichos cometidos es el de crear mundos.
Para crear mundos los espirítus atraen el polvo que circula constantemente en el vacío estelar, el cual se aterrona en torno a ellos.

El Bhelliom creó los azules (por eso el mundo de Daresia y Eosia es azul, debido a sus oceános). Otros espíritus crean mundos según su color: rojos, verdes, amarillos, violetas, etc...

El Bhelliom, al crear el mundo de Darintia, acumuló demasiado polvo rojo. La esencia del Bhelliom es azul y no puede soportar el rojo, pero, cuando se junta en materia palpable el polvo rojo, se obtiene hierro.

Para protegerse del hierro, el espíritu del Bhelliom tuvo que endurecerse , convirtiendo su esencia azul en zafiro. El hierro, la sustancia roja, cuajó a su alrededor y el Bhelliom quedó atrapado en el seno de la tierra.

Los dioses troll están encerrados dentro del Bhelliom 2, se ocultaron allí debido a que los dioses menores estirios los persiguieron de manera incansable. Esto hizo que la gema se condensase aún más.

Ghwerig, un troll enano de Thalasia, extrajó el zafiro de las profundidades de la tierra y le dio forma de zafiro.

Para tallar el Bhelliom Ghwerig utilizó diamantes de incalculable valor, fruto de su enorme tesoro. Sin embargo, el valor que tenía el zafiro era incalculable y mucho mayor que todo su botín junto.

Al tallarla, imbuyó a la rosa azul de hechizos y encantamientos proporcionados por los dioses troll. Pero la flor-gema (es lo que significa Bhelliom) se negaba a ponerse bajo su servicio.

Al consultar con los dioses troll, éstos aconsejaron a Ghwerig que utilizase los cascos que habían caído al suelo al tallar la gema para hacer un par de anillos. Estos anillos, de oro finísimo, llevaban engastados cada uno un fragmento ovalado del propio Bhelliom. Con esos anillos, Ghwerig pudo al fin controlar la gema, pero también impedir que nadie más la usase.

Creó grandes maravillas con la gema durante milenios.

Sin embargo, cuando los Dioses Mayores estirios llegaron a la tierra de los trolls, anhelaron poseer el Bhelliom.
Ante el temor del poder que podría llegar a alcanzar el dios que lograse controlar el Bhelliom, los dioses menores estirios (también conocidos como dioses jóvenes) decidieron neutralizar su poder y arrebartarle los anillos a Ghwerig y así evitar que el Bhelliom continuase siendo un peligro para el mundo.

Aphrael fue la encargada de robarle los anillos a Ghwerig, que ya no pudo hacer uso de la gema.

Tiempo después, los elenios llegaron a la península de Thalesia y se enteraron de la existencia del Bhelliom, ansiando también en poseerla.

Adian de Thalesia, un héroe elenio fue raudo a intentar robar el Bhelliom de manos de Ghwerig.

Para ello, presentó numerosas ofrendas a los caprichosos dioses troll que le prestaron consejo. Con la información que los dioses troll le habían proporcionado, Adian engañó a Ghwerig, asegurándole donde se hallaba la diosa estiria Aphrael.

Ghwerig, cayendo en el engaño se dirigió velozmente hacia el lugar indicado por Adian mientras éste, con la ayuda de los dioses troll que rompieron el encantamiento que rodeaba a la a cueva de Ghwerig, robaba el Bhelliom y huía raudo de allí.

Una vez en Emsat, capital de Thalesia, se hizo forjar una corona que remató con la piedra preciosa.

Ghwerig, obnubilado de furia, no pudo hacer nada para recuperar sus anillos ni su gema.

[...]3

Azash, un Dios Mayor estirio, también codició la gema, para liberarse de sus ataduras (los dioses menores estirios, ante la perfidia del Dios, se habían unido para castrarle 4  de sus poderes) y recuperar su poder.

Por ello, mandó a sus hordas, al mando de Otha de Zemoch para conseguir el Bhelliom. Los zemoquianos invadieron el continente de Eosia por miles y todos los reinos elenios, incluido Thalesia participaron en la contienda.

El rey Sarek de Thalesia, sin embargo, no llegó al campo de batalla, en Lamorkand, sino que pereció más al norte, en Kelosia3 debido a una herida mortal de una lanza zemoquiana. Uno de sus familiares, sin embargo, cogió la corona de Thalesia y la arrojó a las cenagosas y turbulentas aguas del lago Venne.

Los zemoquianos, que ansiaban ser recompensados por el propio Azash, empezaron muy rápidamente la búsqueda, pero fueron interrumpidos por una columna de caballero alciones que, procedentes de Deira, iban a sumarse a la batalla en Lamorkand.

Fue entonces que la corona y el Bhelliom quedaron olvidados durante largo tiempo.

Hasta que la aparición de Anakha, el hombre sin destino, la recuperó.

Con el Bhelliom, Falquián (el nombre elenio de Anakha), salvó la vida a la princesa Ehlana de Elenia (con la que posteriormente se casó) y destruyó a Azash.

Sin embargo, pasados algunos años, otro dios, éste de los cyrgais, conocido como Cyrgon, intentó conseguir el Bhelliom.

Anakha, en un principio no supo de su vínculo con el Bhelliom y lo controlaba gracias a los anillos que había heredado.

Estos anillos les habían sido entregados al rey elenio, Antor, y a un antecesor de Falquián, de nombre también Falquián, por una venerable estiria, justo después de una sangrienta batalla.

La sangre de ambos, tiñó los anillos y permitió que Anakha (Falquián) pudiese controlar la gema.

Sin embargo, la conexión entre Anakha, el sin destino, y el Bhelliom era mucho más profunda: Anakha fue forjado por el Bhelliom en los confines del tiempo para servir a su propósito.

*1: Por comodidad vamos a llamar a esa tierra Darintia, a pesar de que en ningún momento se la nombre así en los libros.
*2: Es bastante confuso en qué momento pasó esto.
*3: Este inciso marca una edición posterior del pergamino.
*4: Este término no es enteramente metafórico sino que describe también la pérdida de virilidad que le supuso.


Nota I: Este artículo está basado en los libros de Elenium y Tamuli, de David Eddings. Para una información más exhaustiva de personajes pinchen aquí → The Vale - Elenium/Tamuli Glossary (en inglés).


Texto: Jakeukalane.
Imagen I: Videl. Imagen original (sin editar) aquí → Large Hybrid Tea Bush Rose. Imagen en tamaño completo (sin editar) aquí → Bhelliom rosa.
Imagen II: Melkiah. Imagen original aquí → Bhelliom (deviantart). Imagen en tamaño completo aquí → Bhelliom (imagen).

©Hyposs Productions. ©Videl ©Melkiah

Etiquetas: ,

No hay comentarios. Comentar. URL Artículo Translate Comentar





Bienvenida

Bienvenidos a este blog que busca recopilar un gran bestiario, basado en La Mitología del Hypogripho Dorado, inventada por Jakeukalane.
Actualmente hay 883 artículos y 1035 comentarios
  • Temas

    Archivos

    Subir
    Plantilla basada iDream de TemplatesNext