20180707031904-los-leucrotta.jpg

Texto basado en D&D, no confundir con las Leucrocotta.


Las Leucrotta (el plural es invariante) son originarios de la Tierra Neshl, concretamente de una de las muchas Europas que hay allí, aunque también se los encuentra en Ythjontar.

Son del tamaño de un asno, aunque tienen el cuerpo de tejón; el cuello, las patas y la cola de león y las pezuñas de ciervo. No sólo su apariencia es similar a la de un ciervo sino que también dejan huellas similares, siendo muy díficil distinguir el rastro de un ciervo del de una Leucrotta.

Las Leucrotta promedio mide dos metros de alto en la cruz y puede alcanzar una longitud de casi tres metros en su forma adulta.

Su boca es tan grande que su mandíbula termina detrás de sus oídos. Dentro de la boca, las Leucrotta tiene sólo un canto para morder, en vez de dientes o de cutícula, a modo de piezas masticadoras. Tienen mucha fuerza en sus mandíbulas (son tan poderosas que incluso pueden morder a través del metal), así como unas patas muy desarrolladas. Gracias a ello son seres muy veloces.

Estas bestias tienen la habilidad de imitar el habla humano, aunque no todas las especies tienen una lengua propia. Aún así, son muy astutos y pueden simular el dolor de algún animal doméstico o la voz de un niño o una mujer. Utiliza estos ruidos para engañar a su presa para que se aproxime a la distancia adecuada para atacarla de ataque. Caza humanos, semihumanos, humanoides e incluso otros depredadores de animales. Aunque prefieren cazar no hacen ascos a la carroña, lo que contribuye a empeorar su mala imagen.

Una vez que un oponente queda indefenso, una Leucrotta lo ignorará y atacará a cualquier otro intruso que sea una amenaza. Dará caza a un enemigo, pero nunca lo perseguirá más allá de la vista si ha conseguido otra presa. Cuando un Leucrotta retrocede, da la espalda y cocea al oponente, lo que le puede causar graves heridas.

Su cuerpo es de color bronceado, con el cuello oscureciéndose gradualmente hasta que se vuelve negro en la cabeza. Su equivalente a los dientes es de color gris enfermizo y sus ojos brillan con una luz roja salvaje. El olor a descomposición de estos animales, en un día caluroso y húmedo, sigue a la Leucrotta y su aliento es especialmente apestoso.

Están emparentados con las hienas y su apariencia también es algo desagradable. Viven en los desiertos y lugares desolados, siempre en busca de presas. Tienen un temperamento agresivo.

Uno de los argumentos por los que viviría en lugares desolados es porque la mayoría de las otras criaturas no pueden soportar verla, al ser su fealdad legendaria. Esto no parece ser muy realista.

Las guaridas de Leucrotta se localizan en barrancos traicioneros y agujas rocosas, porque son tan habilidosas como una cabra de montaña. Las cuevas, las antiguas torres abandonadas o los huecos ahuecados son las guaridas preferidas de esta repugnante bestia.

Los Leucrotta no son una especie muy orientada a la familia, ya que sus desagradables temperamentos hacen que tengan conflictos entre sí. Su territorio suele comprender unos 25 kilómetros cuadrados.

Como las Leucrottas no son criaturas muy sociales, todos los intrusos en su territorio son considerados como fuentes de alimento. A veces, un mago malvado poderoso puede atrapar una Leucrotta y forzarla a servir como guardián, pero tales bestias se rebelan a la primera oportunidad.

Aquellos que son lo suficientemente valientes como para aventurarse en una guarida de Leucrotta sin protección sufren arcadas, mareos o asfixia, debido al horrendo hedor.

Algunos de estos aventureros aducen que en las guaridas de estas criaturas se puede encontrar oro y piedras preciosas pero allí sólo se encontrarán las tristes posesiones de quienes hayan intentado sin éxtio entrar anteriormente.

Los Leucrotta se distancian de otros seres vivos, prefiriendo acechar en los márgenes. Aunque es difícil encontrar ningún druida que intente proteger a los miembros de esta especie, esto es debido a una visión sesgada de la naturaleza, donde las criaturas que no producen un beneficio aparente son clasificadas como "inútiles".

Hay algunos sabios que inclluso especulan que la Leucrotta es una anormalidad no natural, una aberración generada por algún poder o archimago demente.

Aún así, algunos magos tienen en gran estima la piel de Leucrotta para crear botas de grandes zancadas y botas de salto, esperando que la habilidad de la bestia a las botas mismas.

Existen rumores de que la saliva de Leucrotta es un antídoto eficaz para los filtros de amor, pero hasta ahora no ha habido voluntarios para poner a prueba esta teoría.


Criaturas: Leucrottas.
Espacios Planares: Tierra Neshl, Ythjontar.
Substancias: Saliva de Leucrotta.
Criaturas mitológicas: Leucrocottas.


Texto: Jakeukalane, basado en Leucrotta (Advanced Dungeons & Dragons 2nd Edition).
Imagen: Autor desconocido. (antigua).

©Hyposs Productions.