20180524180953-los-miraj.jpg

Imagen I: Un Miraj aparentemente inofensivo, por Madgoblin.


Texto original basado en la versión (no mitológica) de Reality’s End — Miraj.


En alguna parte del Océano Índico de la Tierra Neshl hay una misteriosa isla sin nombre. Allí viven unos conejos amarillos con un solo cuerno negro que brota de su frente y se tuerce en una espiral que resalta en su cabeza. Estos conejos se llaman Miraj, aunque también han sido nombrados como Al-Miraj o Al-Mi’raj, denotando el origen árabe del nombre. A pesar de su aspecto dócil y de una estatura más bien pequeña (aunque se dice que es el más grande de su familia), este ser ha sido descrito como el más feroz carnívoro.

Siempre que el Miraj se acerca, los animales huyen, aunque sea inútil. Usando su velocidad natural, el Rey de los Conejos, puede perseguir a los de animales tan rápidamente como un antílope. El Miraj también puede derribar y cazar a piezas de muchas veces su propio tamaño y (todavía más asombroso) devorarlas enteras. Se dice que el Miraj es capaz de consumir cualquier cosa.

Para los que se hayan topado con murales artísticos donde aparece en banquetes suntuarios es innecesario decir que se lo representa muy a menudo como una alegre y voraz criatura 1.


Conejos Miraj por Madgoblin
Imagen II: La oscura realidad, por Madgoblin.


Descendiente del Protounicornio, el Miraj presenta una apariencia muy diferente al resto de la familia Hipocornoidea. Se cree que algunos parientes muy cercanos al Protounicornio cruzaron el Océano Pacífico, con la ayuda de su recién adquirida magia. Cuando llegaron allí vieron que la especie predominante que mejor se había adaptado al entorno era una variante de conejo conocida como Lagoformis matamata, una especie muy agresiva. En vez de intentar adaptarse al entorno, los Protounicornios vieron que les iba a ser muy difícil sobrevivir lo suficiente para aclimatarse a ese lugar. En consecuencia, suplantaron a los Conejos Matamata, eliminándolos de las isla y adoptando su morfología. Pero el rasgo distintivo de estos seres delata su ascendencia equina: muestran un largo y retorcido cuerno en el centro de su frente. El color negro de éste es característico, absorbe la luz como una esponja absorbe el agua. Sus ojos, también negros, son muy sensibles. Tanto, que no tienen ningún tipo de hábito, nocturno o diurno, porque ven perfectamente en la oscuridad.

Sus madrigueras son agujeros pequeños hechos a toda prisa en la tierra que conectan con una interminable red de galerías. Su pelaje amarillo, de una suavidad excelente ha sido codiciado, como muchas otras cosas de estos seres, por los cazadores de reliquias (Cazadores Interplanares). Pocos han sido los que han podido regresar, y de los que lo han hecho normalmente no con todas sus extremidades al completo.

Al parecer, la extrema agresividad de los Miraj se debe a su cuerno y a los conejos a los que suplantaron. Al pasar despiertos en el subsuelo gran parte de su infancia, las crías no absorben la suficiente luz como para desarrollar la personalidad amable noble y paciente de sus antecesores.

Sin embargo, si una cría de Miraj permanece expuesta al sol todos los días, desarrollará esta personalidad amable.

Los Miraj de la Tierra Neshl son un ejemplo, al igual que las Univacas, de Univarios.

*1: En el original en inglés la frase dice que la criatura normalmente es representada mayormente como alegre en vez de voraz. Pero en la Tierra Neshl se conocen bien sus apetitos gastronómicos. Volver.


Criaturas: Miraj, Cazadores Interplanares, Univacas, Univarios.
Espacios Planares: Tierra Neshl.


Texto: Jakeukalane, basado en → Miraj - Reality’s End - Bestiary.
Imagen I, II: (Madgoblin/Bimblesnaff). Imagen original aquí → Miraj (deviantart). Imagen en tamaño completo aquí → Miraj (imagen). (antigua/antigua).

©Hyposs Productions. ©Madgoblin ©Rex Ranarum