20111129012649-cachalosa.png

Texto original.


Estas criaturas parecidas a rinocerontes de piedra, son en realidad el experimento de los Forjadores de Espadas Negras para conseguir unos arietes vivientes que azuzar contra las murallas de sus enemigos.
Después de que los Forjadores dejaran de necesitarlos, los implantaron como fauna local en diversos planetas (Hlon, Neshl, etc). Esto, lógicamente, alteró los ecosistemas de aquellos planetas. Pero no perjudicó en exceso a los Cachalosas que se supieron adaptar bien.

Su fisionomía consta de, en la cabeza, un gran cuerno central, tres o más cuernos auxiliares (también pueden ser laterales), una boca potente pero con apenas dientes y dos ojos pequeños uno a cada lado. Partiendo de ahí, tiene una corona ósea en el cuello, varios espolones en la espina dorsal, y placas de pizarra grabadas con magia telúrica. En el vientre no tiene protecciones, solo cuenta con su resistencia natural. Por último, consta de cuatro patas, con tres dedos en cada una.

La pizarra grabada que porta lo defiende de casi todos los embates, ya que la parte externa tiene mucha resistencia. Debido a esto, muchos grupos de Cachalosas se han idiotizado y han asumido la táctica de "arrolla o sé arrollado", que usan continuamente ya sea contra congéneres, presas o depredadores.
Los huesos de su cabeza les han salvaguardado suficiente inteligencia como para ser territoriales, luchar por las hembras y ser muy celosos con sus crías. Debido a la falta total de astucia de estos especímenes, las razas con las que han contactado, normalmente tribus salvajes, los han empleado como máquina de asedio. De nuevo.

A diferencia de los Cachalosas comunes, existe otra variedad de Cachalosas que ha aprendido las palabras grabadas en sus planchas de tanto oírlas. Estos seres provocan derrumbamientos, grietas y otros accidentes, intentando inmiscuir a sus presas o a sus captores en ellos. No se puede decir que tengan mucho éxito, pero están un paso por encima de los otros Cachalosas.

Recientemente humanoides de múltiples razas están volviendo a criar en cautividad a los Cachalosas comunes.

Existen leyendas en los múltiples planetas en los que fueron abandonados los Cachalosas, que hablan de un tiempo en el que estas enormes criaturas tenían una cultura avanzada y suponían una amenaza debido a su monopolio del comercio y por su poderío físico. Las leyendas también dicen que los dioses (en cada lugar unos diferentes, claro está), pusieron fin a la soberbia (hýbris) de los Cachalosas, relegándoles al estado actual. Con la información actual, podemos suponer que esos dioses eran los propios Forjadores de Espadas Negras.


Criaturas: Antiguos Cachalosas, Cachalosas comunes, Cachalosas Poderosos, Forjadores de Espadas Negras.
Espacios Planares: Tierra Neshl, Hlon.


Texto: Paladium y Jakeukalane.
Imagen I, II y III: SciFi Japan. La imagen original es un Rhinosaurus (Godzilla).

©Paladium ©Jakeukalane ©SciFi Japan