20130601175113-el-planeta-reikistjarna.jpg

Texto original.


Este Planeta se ubica en el plano Lwön, en el sistema estelar Tiljask. Es conocido por albergar una colonia de Asgarden en su inhóspita superficie. El planeta se compone de un supercontinente, con dos océanos interiores. Este supercontinente se divide a su vez en 7 continentes surcados por océanos y por grandes abismos en el terreno. El 30% de la superficie es agua.

Las condiciones ambientales del planeta Reikistjarna ponen a prueba la resistencia de cualquier especie corriente. Desde una vista en órbita se confunde con cualquier planeta helado con excepción de los grandes abismos telúricos de su superficie. Pero cuando se entra en la atmósfera, se percibe su primera diferencia, escondidos entre los copos de nieve que caen incesantemente durante todo un ciclo de traslación alrededor de su estrella, está el Blár Duft (polvo azul) unas finas partículas azuladas que son el requisito indispensable para el alimento de los Asgarden, las Gullna Epli (manzanas doradas).

Una vez se está en la superficie, se perciben sus temperaturas que oscilan desde 205 Kelvin en el interior de los continentes hasta 255 K 1  al borde de los abismos telúricos. De Reikistjarna provienen algunos vocablos usados en otros planetas, tales como Eðla (donde viven los Moloc Gigantes).

La vida de este planeta se compone toda ella de especies resistentes al frío, tanto en su flora como de su fauna. Son notables las especies inteligentes y semiinteligentes como los Invernales, los Frian y los Losothari. Estas especies se asientan en campamentos al borde de los abismos telúricos que son para ellos grandes calefactores debido a la energía geotérmica que desprende el planeta. Sus asentamientos son pequeños para las escalas normales en planetas poblados, ya que rara vez albergan a más de 1000 personas. Entre la arquitectura que se divisa desde arriba hay chozas hechas con pieles, rutilantes espirales de metal y planchas de hielo.

La residencia de los los Asgarden se encuentra en medio de uno de los continentes de Reikistjarna y por esa razon tiene que soportar el azote de la ventisca de manera incesante. Su ciudad es en realidad Skíðblaðnir, la nave insiginia modulable en la que los Asgarden lograron escapar del desastre de Ragnar’Hok. Debido a que Skíðblaðnir se vio dañado en casi todos sus sectores, incluidos los de modulaje y los de energía, los Asgarden están encallados en Reikistjarna para toda la eternidad si no reparan la nave. Debido al incesante temporal de nieve, Skíðblaðnir ha quedado oculto bajo ese manto blanco adoptando la apariencia de una gran montaña donde residen los dioses. Los habitantes de Reikistjarna que escalan la montaña para pedir algo a los Asgarden a veces destapan un trozo de montaña y ven el metal de detrás, para su sorpresa.

La flora de este planeta tiene cierto rasgo elemental que le permite vivir bajo cero, aunque también hay otras totalmente naturales. El manzanal que hay a los pies de la montaña Skíðblaðnir cuenta con árboles del primer grupo. Todos estos árboles son atendidos por Ithun, la siempre joven Asgarden que se encarga de recoger las Gullna Epli.

*1: 205 K y 255 K corresponden a: -68,15 y -18,15 ºC respectivamente ó a -90,67 y -0,67 ºF respectivamente.


Criaturas: Asgarden
Plantas: Manzanas doradas.
Espacios Planares: Lwön.


Texto: Avengium
Imagen: Jakeukalane. Imagen original aquí → El Planeta Reikistjarna (deviantart). Imagen en tamaño completo aquí → El Planeta Reikistjarna (imagen).

©Avengium ©Hyposs Productions.