20190119162730-los-xipehuz-por-petr-sukenik.jpg

Imagen I: Xipéhuz después de su multiplicación, por Petr Súkeník.


Texto basado en "Los Xipéhuz" de J.-H. Rosny Aîné. Ver nota.


0. Introducción.
1. Biología.
        1.1. Apariencia.
        1.2. Metabolismo.
        1.3. Sentidos.
        1.4. Movimiento.
        1.5. Reproducción.
2. Ecosistema.
3. Cultura.
        3.1. Comportamiento.
        3.2. Idioma.
        3.3. Relación con los humanos y repercusiones en las sociedades humanas.
4. Habilidades.
        4.1. Rayo de energía.
        4.2. Estrategias de batalla.


0. Introducción

Los Xipehuz (o las Formas) fueron una raza inteligente con base inorgánica que habitó la Tierra 1  antes del desarrollo de las primeras civilizaciones en Mesopotamia 2  y que fue exterminada por la Humanidad. Tenían diversidad de formas y tamaños. No se conoce su origen, si evolucionaron en la Tierra o fuera de ella. Su primera aparición se documenta en el Bosque de Kzur, donde diezmaron a la tribu nómada de Pjehu de la nación Zahelal. Posteriormente, batallaron contra una coalición de Zahelals, Dzums, Sahrs, Khaldes, Xisoastres y Pjarvanns, acabando con entre treinta y un mil y treinta y siete mil humanos, antes de que los propios Xipéhuz fueran exterminados.

1. Biología

1.1. Apariencia

Diversos tipos de Xipéhuz por MIchael Bukowski
Imagen II: Diversos "tipos" de Xipéhuz, por Michael Bukowski.


En el primer encuentro que la tribu Pjehu tiene con los Xipéhuz en el Bosque de Kzur diferenciaron tres tipos básicos, Conos, Losas y Cilindros.

Los Formas cónicas (Conos) eran traslúcidos conos azulados, con la punta hacia arriba y con un tamaño de casi la mitad del de un ser humano. También tenían unas cuantas rayas claras y espiras oscuras esparcidas a través de su superficie. Las Formas cuadradas (Losas) tenían aspecto de corteza de abedul y estaban salpicadas de elipses multicolores. Las Formas casi cilíndricas (Cilindros) tenían diversidad de formas, algunas altas y delgadas, otras bajas y achaparradas, todas de color bronceado, moteado de verde. Todas las formas tenían cerca de su base una estrella, deslumbrante incluso a la luz del día, que emitía rayos de energía invisibles capaces de matar.

Sin embargo, a la mañana siguiente, el Héroe de la tribu Pjehu se acercó de nuevo para observar a las Formas y pudo apreciar que tanto los colores como las formas de las brillantes figuras habían cambiado: Los conos eran más compactos, su tono turquesa se había trocado en verdoso; los Cilindros estaban estriados de violeta y las Losas parecían de cobre puro; los conos tendían a convertirse en cilindros, los cilindros a aplastarse y ensancharse, en tanto que las losas se curvaban ligeramente.

El erudito Bakhun (miembro de la tribu Ptuh y hermano del Alto Sacerdote Supremo de los Zahelals) dejó talladas en antecuneiforme preasirio en sesenta tablillas de granito 3 ("El Libro de Bakhun") sus observaciones sobre los Xipéhuz. Para él los Xipéhuz no tendrían formas realmente fijas. En su escrito relata que cualquiera de ellos puede transformarse sucesivamente en un Cono, un Cilindro y una Losa en el curso de un solo día.

También añadió:

"Sus colores varían constantemente, un hecho que en mi opinión puede ser atribuido a los cambios de la calidad de la luz de la mañana a la tarde y de la tarde a la mañana. Sin embargo, ciertas variaciones parecen ser debidas a los impulsos de los individuos, y en particular a sus pasiones, si puedo permitirme este vocablo, constituyendo así auténticas expresiones de fisonomía, de las cuales, a pesar de un incansable estudio, no he podido identificar ninguna, excepto por hipótesis. Así, nunca he sido capaz de distinguir entre un tono furioso y uno tranquilo, lo cual sería seguramente el descubrimiento primordial en este campo".

En otro punto de las tablillas menciona que las leyes son diferentes "para cada uno de ellos, de manera muy ligera, pero de un modo suficientemente característico para un observador paciente".

Los cuerpos de los Xipéhuz emanan en todo momento un amplio halo brillante en todas direcciones.

1.2. Metabolismo

Claro del Bosque de Kzur repleto de Xipéhuz por François Bourgeon
Imagen III: Claro del Bosque de Kzur repleto de Xipéhuz, por François Bourgeon.


No se conoce con claridad su metabolismo. No se alimentaban de las criaturas que mataban. Sin embargo, hay que hacer notar que tendían a elegir los claros del bosque para sus grupos y que preferían los lugares donde los rayos del sol eran más espesos.

1.3. Sentidos

No se puede decir que los Xipéhuz poseyeran sentidos tal y como los entiende el ser humano. Sin embargo, es indudable, a tenor de las experiencias de Bakhun, que poseían órganos con la misma función.

Detectaban a gran distancia la presencia de seres humanos y los diferenciaban respecto a los animales. No confundían a las plantas de los animales, incluso en condiciones de baja visiblidad. En los combates contra los humanos esta particularidad les daba ventaja durante la noche.

La correlación proporcional del número de Formas que participan en los ataques a los animales para aniquilarlos con el tamaño de estos hace pensar en una comprensión matemática avanzada. También eran capaces de diferenciar a niños y mujeres humanas de los guerreros.

1.4. Movimiento

Se describe su desplazamiento como una oscilación, que suele preceder a un ataque. También se describe su movimiento como "deslizándose sobre la hierba", por lo que no poseían extermidades dedicadas a la locomoción. Dichos movimientos podían ir precedidos también de sonidos similares a chirridos, siseos o deformaciones en su estructura.

A pesar de su velocidad relativamente ágil, su rapidez no era tal como para permitir la persecución de un guerrero a caballo: Bakhun era capaz de escapar con su garañón, Kuath, después de aproximarse mucho a las Formas.

1.5. Reproducción

Los Xipéhuz en su forma vaporosa después de la multiplicación por Michael Bukowski
Imagen IV: Varios Xipéhuz en su forma vaporosa después de la multiplicación, por Michael Bukowski.


La multiplicación de los Xipéhuz se producía cuatro veces al año, en los días previos a los equinoccios y solsticios, aunque sólo en noches muy claras. Los Xipehuz se reunían en grupos de tres y esos grupos se amalgamaban poco a poco hasta formar una sola elipse muy larga. Permanecían así toda la noche y hasta mediodía del día siguiente, cuando se separan y surgen unas formas vagas, vaporosas y enormes. Esas formas se condensaban lentamente, encogiéndose, y al cabo de diez días se transformaban en conos de color ámbar, de un tamaño considerablemente mayor, aún, que el de un Xipéhuz adulto. Tardaban dos meses y varios días en alcanzar su máximo desarrollo, que en este caso equivale a una disminución de su tamaño. Transcurrido ese período se convertían en seres similares a los otros miembros de su raza, variables en sus formas y colores de acuerdo con el tiempo, la hora y el humor del individuo.

2. Ecosistema

Bakhun montado en su garañón Kuath y atacando a los Xipéhuz por Michael Bukowski
Imagen V: Bakhun montado en su garañón Kuath atacando a un grupo de Xipéhuz, por Michael Bukowski.


El primer lugar donde son vistos es en el Bosque de Kzur, que se supone en las llanuras de Mesopotamia. La propia tribu Pjehu, víctima del primer ataque, hizo el descubrimiento: las Formas tenían un área limitada en sus desplazamientos y ataques: no podían atravesar más allá de dicha línea imaginaria, ni siquiera para perseguir a sus enemigos.

En las tablillas antecuneiformes de Bakhun se menciona que en 10 años, los Xipéhuz serían capaces de invadir todas las zonas de los Zahelals, en 20 años, dominarían el resto de naciones conocidas y en apenas dos siglos, toda la Tierra quedaría bajo su control.

Después de varios veranos el área de hábitat de los Xipéhuz se había expandido a las llanuras cercanas.

Bakhun completó este descubrimiento del crecimiento exponencial de los Xipéhuz con la observación de que el número de Formas guardaba relación con la extensión del área de su hábitat y de la frontera: si aumentaban las Formas, aumentaba el área; cuando las Formas vieron diezmado su número, su área de influencia se redujo.

Antes de efectuar esta observación se pensó durante un tiempo que la frontera era fija, lo que hizo que aunque se delimitara con una línea de estacas (con la ayuda de esclavos, que sirvieron como cebo) para proteger a los cazadores y guerreros que vagaran por las cercanías del Bosque de Kzur, a la larga dicha protección fuese insuficiente y las Formas cayeron sobre los desprevenidos guerreros. Así murieron muchos miembros de las tribus de Hertoth y Nazzum y trescientos hombres de la tribu Zulf.

3. Cultura

3.1. Comportamiento

Minerales de Xipéhuz por Michael Bukowski
Imagen VI: Xipéhuz en su forma mineralizada, después de morir, por Michael Bukowski.


Las Formas no sólo intentan acabar con todos los seres humanos que entraban en su radio de acción sino que mataban a todos los animales sin distinción. Ahora bien, en su manera de atacar las tribus humanas, perseguían implacablemente a los guerreros, fueran una amenaza directa o no, pero apenas prestaban atención a las mujeres y a los niños.

Fuera cual fuese la naturaleza de las Formas, se portaban como seres vivientes, no como elementos de la naturaleza, poseyendo, como los seres vivientes, una inconstancia y diversidad de movimiento, escogiendo claramente sus víctimas, sin confundir a los nómadas con árboles o arbustos y ni siquiera con animales.

Sin embargo, no todos tenían el mismo comportamiento. Bakhun observó que había Xipéhuz taciturnos o volubles. Algunos eran de naturaleza retraída y preferían una vida solitaria; otros manifestaban un evidente deseo de compañía; algunos eran feroces, cazando continuamente pájaros y animales; y algunos compasivos, perdonando a menudo a los animales y dejándoles vivir en paz.

También existe la violencia entre ellos, sin embargo. Algunos experimentan violentas rabias. Se atacaban unos a otros con movimientos idénticos a los observados cuando atacan a hombres o a grandes animales. Estos combates demostraron a Bakhun que no eran seres inmortales. Cuando morían, los Xipéhuz caían al suelo, se encogían y se petrificaban en forma de cristales amarillentos, dispuestos de un modo irregular y veteados de filamentos azules. Estos cristales no están compuestos de ningún material conocido.

3.2. Idioma

Diversos signos Xipéhuz por J.-H. Rosny Aîné
Imagen VII: Diversos signos Xipéhuz, por J.-H. Rosny Aîné.


Bakhun enseñando signos Xipéhuz a los Sumos Sacerdotes por François Bourgeon
Imagen VIII: Bakhun enseñando esos mismos signos a los Sumos Sacerdotes, por Raymond Borel-Rosny y Robert Bressy.


En el "Libro de Bakhun", éste detalla también la manera de comunicarse de los Xipéhuz entre sí. Se trata de un idioma mediante destellos de su base luminosa, en la "piel" de su interlocutor. El que habla traza entonces rápidamente sobre la misma piel del que escucha una serie de breves marcas luminosas, dibujándolas, por así decirlo, con la radiación de su estrella. Esas marcas permanecen fijas unos instantes, y luego se desvanecen. El receptor, después de una breve pausa, contesta.

Bakhun registró en las tablillas apenas unos signos, el "signo de ataque" (utilizada en emboscadas), el "signo de llamada" (que hacía que el que la recibía se apresurase) y el "signo de reunión" que representa las tres formas básicas de los Xipéhuz y se usaba para convocar reuniones de todos los Xipéhuz. Así mismo, Bakhun también registró el signo con el que los Xipéhuz se referían a él mismo, normalmente acompañado del "signo de ataque".

También dejó por escrito que:

"[Los Xipehuz] tienen signos más complicados que no se refieren a acciones similares a las nuestras, sino a un orden extraordinario de cosas que no he sido capaz de descifrar. No puede alimentarse ninguna duda acerca de su capacidad para intercambiar ideas de un orden abstracto, probablemente las equivalencias de las ideas humanas, ya que son capaces de permanecer inmóviles durante largos períodos, sin hacer nada más que conversar, lo cual indica una verdadera acumulación de pensamientos".

Bakhun observó que estos signos no son innatos en las Formas sino que los Xipéhuz más "ancianos" ayudan a los más jóvenes a perfeccionar los trazos luminosos de los signos.

Al igual que se diferencian en comportamiento, también se diferencian en cuanto a su modo de comunicarse. Así pues, había Xipéhuz que casi nunca trazaban una palabra, que escribían verdaderos discursos; atentos; charlatanes que hablaban al mismo tiempo, uno interrumpiendo al otro, etc.

3.3. Relación con los humanos y repercusiones en las sociedades humanas

La comunicación entre Xipéhuz y humanos fue imposible. Cualquier intento de acercamiento de los humanos a las Formas acabó en violencia. Los sacerdotes de la nación Zahelal se reunieron para llevar a acabo un sacrificio y, según ellos, apaciguar a las Formas y reconocer su poder. Sin embargo, las Formas acabaron con casi todos los fanáticos que traspasaron la "línea de frontera". Algunos eran importantes miembros de sus comunidades como Yushik, de la tribu de Nim, un joven contador de estrellas y profeta pálido.

El continuo crecimiento del área de influencia de los Xipéhuz hizo que se adoptaran nuevas formas religiosas debido a la desperación: un culto cruel de muerte predicado por pálidos profetas silenciosos; el culto de Tinieblas más poderosas que las Estrellas, las Tinieblas que engullirían y devorarían la sagrada Luz, el resplandeciente fuego: el Crepúsculo de la Gran Noche que se acercaba.

Sin embargo cuando Bakhun declaró que las Formas no eran inmortales, el gran consejo ordenó que todos los guerreros se reunieran en la llanura de Mehur-Asar en la sexta luna del año 22649 y los profetas predicaron una guerra santa 4.

Bakhun, adelantado a su tiempo en varios aspectos, es el único que parece lamentarse por el genocidio cometido y por la incapaz del ser humano y de los Xipéhuz de coexistir.

4. Habilidades

4.1. Rayo de energía

Xipéhuz contra humanos por Le Petit Robinson
Imagen IX: Xipéhuz luchando contra Humanos, por Le Petit Robinson.


El rayo de los Xipéhuz era capaz de pirolizar tanto humanos como animales. Se trataba de un rayo de calor, pero no actuaba instantáneamente, por lo que no todos los alcanzados morían por el rayo.

Cuando cazan, suelen juntarse en grupos de individuos proporcionalmente al tamaño de la presa que van a aniquilar.

Los Xipéhuz no construyeron ningún otro artilugio ni arma, por lo que tenían la limitación de atacar con el rango natural de sus rayos.

Sus rayos tienen una fuente interna, esto es, no son producto de artilugios mecánicos o fuentes de energía externas a los Xipéhuz, por lo que al igual que ellos se cansan, el rayo calorífico mortal de las Formas se vuelve cada vez menos efectivo con el uso.

4.2. Estrategias de batalla


Imagen X: Xipéhuz atacando a humanos con sus puntos luminosos ocultos ante ellos, por Raymond Borel-Rosny y Robert Bressy.


En las batallas producidas entre Xipéhuz y humanos, ambas especies dieron una muestra notable de sus capacidades de reacción frente los métodos de sus enemigos.

Las primeras armas que probó Bakhun fueron la honda (totalmente inútil contra los Xipéhuz) y el arco, ante el cual los Xipéhuz dieron muestras de auténtico miedo y se protegían de él. No fue hasta que un hijo de Bakhun, Anakhre, construyó un arco entero de madera de Waham (según Bakhun dura como el hierro)5, y disparó un proyectil contra la estrella luminosa de un Xipéhuz, cuando se dio cuenta que el metal era capaz de dañar ese punto débil de las Formas.

Una de las estrategias Xipéhuz consistía en juntarse en grupos de veinte formando en círculo, con sus estrellas vueltas hacia el interior. Así dispuestos, invulnerables, avanzaban sobre los indefensos guerreros y acababan con ellos.

Para combatir esto, los hombres de Bakhun empezaron a usar garrotes de madera y también, armazones de casi tres metros de largo por uno de ancho, sujetos con maderos horizontales a otros armazones interiores de dos metros de largo y medio de ancho. En este armazón de madera se ocultaban grupos de seis hombres (dos portadores, dos guerreros armados con pesadas y despuntadas lanzas de madera y otros dos armados también con lanzas de madera —provistas de una afilada punta metálica— y portando además arcos y flechas) para vagar por el bosque protegidos del ataque directo de los Xipéhuz. Una vez entre las filas del enemigo, los guerreros armados con lanzas sin punta golpeaban y les obligaban a exponer sus puntos vulnerables, lo que era aprovechado por los arqueros-lanceros para cargar con las flechas o las lanzas contra sus estrellas.

Después de la sorpresa inicial que les produjo casi cien bajas, los Xipéhuz respondieron rápidamente a estas maniobras, volcando los parapetos y quemando a los humanos en ellos. Ante esto, Bakhun ordenó que los parapetos se dispusieran unos junto a otros, avanzando de manera conjunta 6. Bakhun siguió refinando los parapetos, haciendo que fueran más difíciles de volcar.

Cuando apenas quedaban mil Xipéhuz, estos adoptaron la estrategia de aparecer en grandes masas y sólo en los claros. Así, cuando algún humano se iba a enfrentar a ellos, un reducido grupo de Xipéhuz se separaba del grupo principal y acababan con su vida, volviendo en seguida a la seguridad del grupo. Para contrarrestrar esto, el grupo de Bakhun, encabezando el ataque, se dedicó a aislar reducidos grupos de Formas, rodearlos y aniquilarlos.

La victoria se decantó finalmente, después de diecisiete días de duros combates, por los seres humanos debido a una combinación entre el genio militar de Bakhun, la convinción humana de que era una guerra contra la extinción de la propia humanidad y la propia diferencia numérica aplastastante entre los humanos (cien mil) y los Xipéhuz (cuatro mil en su momento álgido, varios años después de su descubrimiento).

*1: Se dice la "Tierra" a secas para que el texto del artículo sea canónico con el relato. Dentro de un contexto mileguniano esta Tierra es una Tierra Neshl. Volver.
*2: A pesar de que se mencione que "Sucedió mil años antes del comienzo aquel centro de civilización del cual brotarían más tarde Nínive, Babilonia y Ecbatana", esto no quiere decir que dicha fecha sea precisa para nosotros. ¿Qué fecha quería decir Rosny? No sabemos en realidad qué fecha quiere expresar puesto que se trata de una cronología relativa. Bien podría ser en el 11.000 a.n.e. (antes del natufiense), en el 6600 a.n.e. (antes del Período Obeid), en el 4800 a.n.e. (antes del Período de Uruk), etc., aunque esta última fecha es lo más probable. Volver.
*3: Hay que observar que en 1887, cuando se publicó por primera vez "Les Xipéhuz", el idioma sumerio todavía estaba siendo redescubierto y se empezaban a publicar algunas transcripciones (1884). En cambio, el idioma asirio llevaba algo más de tiempo siendo conocido. Volver.
*4: La fecha de 22649 tampoco nos ayuda a determinar la fecha concreta puesto que también es una datación relativa. Volver.
*5: Estamos aquí ante un evidente anacronismo. El hierro sin forjar no presenta ventajas sobre el bronce, igual que las primeras armas de bronce no fueron abismalmente mejores que las hechas en cobre. Bakhun es descrito como un sabio que se ha asentado en un terreno mientras el resto siguen con una vida nómada. El mencionar el hierro (que sólo se conocía antes en su forma meteorítica) haría que el relato estuviera encuadrado en el I milenio a.n.e., lo cual no encaja con los rangos de tiempo marcados anteriormente. Para evitar este anacronismo Rosny hubiera debido especificar el uso de armas de bronce. Otra alternativa es que dicho comentario sobre el hierro provenga de la traducción del Libro de Bakhun hecha por Dessault. Volver.
*6: Visualizando esta maniobra se puede comparar con el avance de las legiones romanas en formación de tortuga. Volver.


Criaturas: Xipéhuz. Humanos: Zahelals (Pjehu, Ptuh, Hertoth, Nazzum, Zulf, Nim), Dzums, Sahrs, Khaldes, Xisoastres, Pjarvanns. Árbol Waham.
Espacios Planares: Tierra Neshl. Lugares: Bosque de Kzur, llanura de Mehur-Asar.
Conceptos: rayo calórico invisible.
Objetos: Arco de madera de Waham.
Obras: "Libro de Bakhun".
Substancias: mineral xipéhuz.
Organizaciones: Culto de Tinieblas.
Títulos: Alto Sacerdote Supremo de los Zahelals, Profetas pálidos, contadores de estrellas.
Individuos: Bakhun, Anakhre, Yushik, Dessault, Kuath.
Criaturas reales: Garañones.
Conceptos reales: cronología relativa, natufiense, Período Obeid, Período Uruk, formación de tortuga.


Nota I: Basado en "Los Xipéhuz (PDF)" de J.-H. Rosny Aîné. En francés: "Les Xipéhuz". En inglés: "The Xipéhuz".
Nota II: La edición empleada en este análisis es la completa y no la recortada de la Editorial Orbis: "Las Formas (PDF)".
Nota III: Se ha sugerido una posible conexion de los Dalek con los Xipéhuz debido a su forma de locomoción, su intento de exterminio total del ser humano, su estructura y su composición inorgánica. Los Xipéhuz fueron inventados en 1887 y los Dalek aparecieron por primera vez en 1963.
Nota IV: En "Los Xipéhuz" se mencionan los rayos calóricos invisibles diez años antes que en la "La Guerra de los Mundos" (de H.G. Wells), serializada por primera vez en 1897 en la revista Pearson.


Texto: Jakeukalane.
Imagen I: Petr Súkeník. Imagen original aquí → Xipehuzové. Imagen en tamaño completo aquí → Bakhun contra los Xipéhuz.
Imagen II, IV, V, VI: Michael Bukowski. Imagen original aquí → The Xipéhuz. Imagen en tamaño completo aquí → Los Xipéhuz.

Imagen III: François Bourgeon. Imagen original aquí → J.-H. Rosny aîné "Les Xipéhuz", adaptation B.D. par François Bourgeon. Imagen en tamaño completo aquí → Xipéhuz en un claro del Bosque de Kzur.
Imagen VII: J.-H. Rosny Aîné, modificada por Jakeukalane. Imagen en tamaño completo aquí → Signos Xipéhuz.
Imagen VIII: Raymond Borel-Rosny y Robert Bressy. Imagen en tamaño completo aquí → Bakhun monstrando los signos a los sabios (big).
Imagen IX: Le Petit Robinson. Imagen original aquí → Sur l’autre face du monde — Anonyme "Etres étranges, enfants du rêve et de la science". Imagen en tamaño completo aquí → Xipéhuz contra humanos.
Imagen X: Raymond Borel-Rosny y Robert Bressy. Imagen en tamaño completo aquí → Estrategia de los Xipéhuz.

©Hyposs Productions. ©Petr Súkeník ©Michael Bukowski ©François Bourgeon ©J.-H. Rosny Aîné ©Raymond Borel-Rosny ©Robert Bressy ©Le Petit Robinson


Galería de imágenes

AutorContextoImagen
François Bourgeon
Suivre nº 17 (1979)La marcha de los Pjehu
El Héroe Pjehu
La tribu Pjehu y los Xipéhuz
El ataque de los Xipéhuz a la tribu Pjehu
El Héroe y el cuerno
La tribu de los Pjehu
Los Sacerdotes Zahelals
La Marcha sagrada
Línea de estacas en el Bosque Kzur
Minnie Ko /
Hoi-man Ko /
貓奴一名
The Xipehuz AnimationThe Xipehuz
Los Xipehuz
Los Xipéhuz y guerreros
La muerte de los guerreros
La muerte de los Xipehuz

Miguel CerejidoLes Xipéhuz (portada)Requiem
Robert Bressy
Xipéhuz página interior
Xipéhuz atacando en formación
Petr Súkeník
XipehuzovéPortada Xipehuzové
Bakhún y los Xipéhuz
CPSFPortadaPortada Xipehuzii
Bakhún y los Xipéhuz
MachinFramboisierAssociation XipéhuzXipéhuz
Monic Brassard
& Yvon Cozic
EsculturasXipéhuz #1
Xipéhuz #2
Xipéhuz #3
Alain-Marie TremblayXipéhuz # 1. 1982
Xipéhuz

Otras publicaciones

Español: SF-FilesLos Xipéhuz.
Español: SuperimpulsorAliens Inteligentes No-humanoides.
Español: Universo de Ciencia FicciónJ.H.Rosny Aîne.
English: Scott NicolayStories from the Borderland #14: “Les Xipéhuz” by J.-H. Rosny aîné.
English: Jason ColavitoThe Xipéhuz (translated by Jason Colavito).
English: J.-H. Rosny Blog"Annus mirabilis" by Chris Roberson.
Français: J.-H. Rosny BlogDossier, Biblio: Les Xipéhuz.
Français: J.-H. Rosny BlogJ.-H. Rosny aîné "Les Xipéhuz", adaptation B.D. par François Bourgeon.
Français: Le BélialX comme Les Xipéhuz.
русский язык (ruso): royal farrРони-старший в иллюстрациях (Rosny el viejo en ilustraciones).
русский язык (ruso): ВикиВоины (Warriors Fandom) — Бакун (Bakhún) (tiene algunos errores).