Amo Firefox y odio IEubuntuBookmark and Share
eXTReMe Tracker
eXTReMe Tracker
Google +1Libro de visitas R

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Las Hidras.

Los Taikainu

20150103185839-los-taikainu-verdes.jpg

En proceso de corrección (las notas no concuerdan). Ver versión anterior aquí: Los Taikainu.


Los Taikainu son Hidras Aladas muy comunes en diferentes partes de la Tierra Neshl y tremendamente abundantes en la Tierra Neshlspik (un Planeta-Espín 1  situado en la Tierra Neshl). A veces se las confunde con las Hidras Cromáticas debido a que también presentan diferentes gamas de colores.
Las más comunes entre todas ellas son las Hidras Verdes Aladas (o Taikainu Verdes). Puede verse a todo tipo de Taikainu en los cielos de la Tierra Neshlspik, siempre y cuando tengan el humor suficiente como para volar. Aunque usan sus alas para mantenerse en el aire, para despegar tienen que usar hechizos mágicos que conocen de manera innata.

Son seres con un carácter cambiante, puesto que cada una de las cabezas posee una personalidad e inteligencia propia. Debido a su impredecibilidad, los Taikainu no mantienen buenas relaciones con los seres humanos ni con otras especies humanoides. Mientras que por parte de los humanoides existe un temor natural hacia los Taikainu, éstos directamente los desprecian a todos en general y por igual, sean humanos, elfos, Hombres-Escarabajo u otros, llámandolos de manera colectiva y despectivamente como "bípodos" ("biššurtaḫ" en idioma qauššakkad)2.
Tampoco tienen buena relación con los Dragones de la Tierra Neshlspik a los que consideran inferiores y sólo con cierto tipo de Águilas Gigantes o con los Roc, mantienen alguna relación. El lenguaje que emplean es una variante del dracónico y del basilij (un dialecto dussiano)3 con influencias del idioma qauššakkad. Se lo conoce como idioma taikainilli.

A pesar de que se las nombre como "Hidras", la pérdida de una de sus tres cabezas es definitiva y les suele acarrear la muerte.
Las Hidras Aladas tienen escamas, piel y en sus alas y patas tienen plumas. Según la tonalidad de sus escamas presentan diversos tamaños, comportamientos y algunas características particulares.

En general son seres muy grandes y huraños. También son capaces de emitir fuego.
Afortunadamente para ellas, los Señores del Mal vieron sus escasas tres cabezas como un símbolo de debilidad y aunque brevemente se interesaron en los gigantescos Taikainu Negros, finalmente escogieron a las aún más enormes Hydras de Batalla para su Ejército. Estas Hydras eran mucho más grandes, más sanguinarias y podían llegar a tener hasta 14 cabezas regenerables, aunque fuesen menos inteligentes.

Los Taikainu Verdes

También llamados Taikainuwa. Son seres poco sociables y los Taikainu más comunes. Actualmente también son los más importantes. Son bastante grandes, pudiendo alcanzar hasta los 10 metros de alto y los 15 de largo y una envergadura de hasta 8 metros. Les encanta acumular tesoros. A pesar de que cada cabeza tiene una personalidad diferente, eso no les supone ningún problema a la hora de alimentarse o moverse, puesto que el control muscular está controlado por sus tres cerebros en la misma proporción y la sensación de hambre también es igual para cada una de las cabezas.
Son solitarios y casi no se relacionan con el Consejo de los Taikainu, a pesar de haberlo fundado.

Tib-Eni-Di

Tib-Eni-Di fue un ejemplar de Hidra Verde Alada famoso por sus victorias bélicas frente a Dragones de Neshlspik. Aunque no se conoce en realidad su aspecto físico y casi nada de sus circunstancias personales, se le inmortalizó en el poema "Tib-Eni-Di ša balṭu" (la primera línea del poema, literalmente, "Tib-Eni-Di, el que tiene buena salud")4, donde se ensalza repetitivamente su figura y se describe idealizadamente tanto sus supuestas hazañas como su aspecto y personalidad. A pesar de no concordar con los hechos históricos, se le hizo fundador del Consejo de los Taikainu. En la actualidad se supone que Tib-Eni-Di sí es un personaje que existiese realmente 5 y se le sitúa temporalmente algo después de la fundación del Consejo (también por un Taikainu Verde).


"...Tib tenía los ojos naranjas y poseía afilados incisivos [...]. Era bastante brutal y contundente, así como codicioso cuando se trataba de su tesoro. [...] Eni tenía los ojos rojos, poseía incisivos y colmillos. [...] Era muy reservado y trataba de ayudar al resto, siempre que no le robasen. [...] Era el que planificaba todo. Di tenía los ojos amarillos y colmillos, [...] era un poco embaucador y le encantaba ahondar en la magia y también le encataba todo lo que brillase o deslumbrase."

Esta descripción de Tib-Eni-Di es muy importante puesto que marcaría la educación de los Taikainu Verdes (y de algunas otras subespecies, como los Taikainu Rojos Pálidos, los Taikainu Azules o los Taikainu Naranjas): a la cabeza derecha se le enseña métodos para reaccionar mediante la fuerza y estrategias generales de supervivencia, a la central se le enseña a reflexionar y meditar pausadamente las acciones a seguir y a la cabeza izquierda se le enseña magia. Esta enseñanza (realizada en habitáculos especialmente diseñados, con cuatro compartimentos) fomentaba la disociación entre las tres cabezas para poder abordar los problemas desde tres perspectivas diferentes. Este tipo de aprendizaje contrasta con la enseñanza impartida por los Taikainu Rojos a sus descendientes y choca totalmente con los métodos de los Taikainu Negros. También se puede apreciar el ansia constante por el oro y por tesoros. Este ansia es común a todos los Taikainu, con excepción quizás de los Taikainu Negros.
A los Taikainu Verdes les gustan los grandes espacios abiertos y prefieren "limitar" el número de asentamientos de seres bípodos en las regiones que controlan. La magia que emplean, común a todos los Taikainu, se conoce como "magia nnr" y es bastante poderosa. Con esta magia no sólo inician sus vuelos, sino que también abren caminos despejados de maleza en los valles o derriban cientos de árboles para hacer construcciones (generalmente templos).

Los Taikainu Rojos

Los Taikainu Rojos o Taikanura por Jakeukalane
Los Taikainu Rojos Antiguos

También llamados Taikainurâ-lūm, los Taikainu Rojos Antiguos eran seres orgullosos, físicamente muy parecidos a los Taikainu Verdes. Eran los Taikainu más importantes entre todos sus primos y sus costumbres y técnicas eran copiadas por casi todos los Taikainu. Su forma de vida, en grandes grupos (denominados hidradas) y con asentamientos permanentes era la distinción más importante con respecto a otros Taikainu.
La cercanía de los Taikainu Rojos Antiguos a los Dragones Cromáticos de Neshlspik les hacía merecedores de siseos de desaprobación del resto de Hidras.
Debido a la agitada historia de la zona de la Tierra Neshlspik donde vivían (denominada Lašqumik, —el Lugar—, o bien: "Lašqumik-nākwumi-ša-Šakn-ensu-Nusukumi", "el Lugar donde las Ciudades se levantan entre las Llanuras y los Valles"), los Taikainu Rojos Antiguos darían lugar a diferentes subtipos. Las mayores diferencias entre estos subtipos se dieron en cuanto a su comportamiento y, excepto la apariencia externa, biológicamente eran muy similares.

La fragmentación de los Taikainu Rojos

Para entender la historia de los Taikainu Rojos es fundamental conocer la "Batalla del 23 regimiento de los Yakawyujhsi". En dicha batalla fueron capturados cientos de ejemplares de Hidras Aladas Rojas (Taikainu Rojos Antiguos) por la simple codicia de unos bípedos ambiciosos. Las llanuras y colinas donde vivían los Taikainu Rojos fueron totalmente destruidas mediante extraños artefactos incendiarios (los Aḫḫiwyššas y los recipientes ilšimšûm) y los Taikainurâ-lum fueron sometidos durante largo tiempo a complicados experimentos.
Sólo sobrevivieron pequeños grupos de Taikainu Rojos Antiguos que conformarían el núcleo de población de las generaciones subsiguientes y que vivían en la periferia de Lašqumik (concretamente en una zona denominada Nusukumi, los Valles).

Pasados tres largos años, una vez creado el Consejo de los Taikainu en el que participaron todas las subespecies de Taikainu, las ciudades yakawyujhsi que habían participado en el despiadado ataque (fundamentalmente Šik, Kuru y Ruppin, así como la Ciudad Libre de Awunipaš, muy al norte y, al parecer, donde se tramó el complot para atacar a los Taikainu), fueron arrasadas por el Ejército del Consejo de los Taikainu y se liberó a los Taikainu Rojos que habían sobrevivido a los tres años de penalidades, torturas y experimentos.

Dicha batalla cambió la historia de todos los Taikainu: provocó, como ya se ha dicho, el surgimiento del Consejo de los Taikainu (promovido por un Taikainu Verde anónimo), marcó el fin de la preeminencia de los Taikainu Rojos (Antiguos) entre el resto de las Hidras Aladas, provocó el surgimiento de los Taikainu Rojos Pálidos y también un cambio cultural fortísimo entre los propios Taikainu Rojos, que empezaron a llamar a los Taikainu anteriores con el nombre de Taikainu Rojos Antiguos —Taikainurâ-lum—, mientras se denominaban así mismos simplemente Taikainurâ. También provocó, en menor medida, un cambio de costumbres entre el resto de Taikainu. Al poco tiempo también apareció un grupo aún más radical que se autodenomino como los Nuevos Taikainu Rojos.

Las Hidras Aladas Rojas que habían estado secuestradas se reincoporaron al resto de hidradas. Es importante destacar que la división social de la población que se produjo en la sociedad de las Hidras Aladas Rojas después del 17 de Mutiršit del año 78197 del Ciclo de la Tierra Neshlspik (fecha de la batalla) no siguió una pauta racional. Es decir, entre los Taikainurâ rescatados había individuos que luego se radicalizaron (e incluso algunos de ellos, con el paso del tiempo, conformaron los Nuevos Taikainura Rojos), mientras que otros eligieron seguir a los Taikainu Rojos Pálidos, con unas ideas mucho más moderadas. Pero entre los grupos de Taikainu Rojos que contribuyeron al rescate y que no fueron retenidos por los Yakawyujhsi también aparecieron divergencias y se produjo una triple fractura.

Los Taikainu Rojos después de la Batalla del 23 regimiento de los Yakawyujhsi

El cambio en la sociedad taikainurâ fue profundo: similares a los Taikainuwa, la mayoría de Hidras Aladas Rojas dejaron de lado su visión conformista del mundo y no excesivamente agresiva. Si bien por aquel entonces las Hidras Aladas Verdes ya habían instaurado como "tradición" la limpieza de poblados habitados por bípodos antes de establecerse en la zona, los Taikainu Rojos llevaron dicha costumbre a un nuevo nivel: si se desplazaban a un nuevo territorio y planeaban instalarse allí, procedían de manera muy meticulosa. Todos los Taikainu Rojos (tanto los más ancianos como los más jóvenes) avanzaban durante la noche, envueltos en hechizos nnr de oscuridad y silencio. Justo al amanecer atacaban pequeños poblados rurales, haciendo que los muñones de las aldeas emitiesen su negrísimo humo hacia el cielo. Una vez devastadas las poblaciones rurales, se dirigían hacia las ciudades y fortalezas, a las que atacaban sin piedad alguna, destruyendo palacios y barrios enteros.

A la larga ninguna ciudad sobreviviría en muchos kilómetros a la redonda de un asentamiento de Taikainu Rojos.

Mientras que algunos de ellos abandonaron a sus congéneres para siempre (serían los Taikainurâ-ru, los Taikainu Rojos Pálidos) y adoptaron costumbres muy diferentes, la mayoría de los Taikainu Rojos decidieron reforzar su modo de vida anterior: cuando nacía una Hidra Alada Roja, se la cubría de un pigmento de color rojo muy intenso. Este color simbolizaba la unión de toda la comunidad y la sangre fruto de la lucha contra los bípodos. Los Taikainu Rojos pretendieron la destrucción de todas las ciudades yakawyujhsi y de todas las ciudades donde viviesen Yakawyujhsi, con la excusa de que no sólo participaron en el "ataque del 23 regimiento", las ciudades, ya totalmente en ruinas, de Šik, Kuru y Ruppis y la norteña ciudad de Awunipaš, sino que la participación de todas las Ciudades del Sur había resultado necesaria.

Sin embargo, el Consejo decidió que un ataque indiscriminado contra todas las Ciudades del Sur a la larga sería muy contraproducente para los intereses de todas las Hidras Aladas. Obviamente, fue extremadamente difícil de llegar a dicho consenso puesto que (casi) cada uno de los interlocutores, de diferentes culturas y costumbres, mantenía tres opiniones diferenciadas. Pero una vez llegado a ese pacto se debía cumplir escrupulosamente y una parte de los Taikainurâ, los más belicosos, abandonaron el Consejo, tal vez para siempre.

Los Nuevos Taikainu Rojos

Los Nuevos Taikainu Rojos (Taikainurâ-šupirinu) se conformaron entonces, como un grupo radicalmente en contra del Consejo, proponiendo cortar todo tipo de relación con esa zona de la Tierra Neshlspik y emigrar hacia otros continentes. Afortunadamente para todos los Taikainu, no todos los Taikainu Rojos que perseguían ferozmente a los bípedos, estuvieron de acuerdo en desplazarse tanta distancia del mundo que conocían.

Los Nuevos Taikainu Rojos (aunque šupirinu significa literalmente "rejuvenecidos"), pronto adquirieron costumbres diferentes: las distintas cabezas aprendían de fuentes aleatorias de conocimiento, sin estar incomunicadas durante ese período. La caza, realizada en grandes grupos por los Taikainu Rojos Antiguos, se hacía individualmente, cazando las hidras más jóvenes en los bosques gracias a su pequeño tamaño y ligereza. Los Taikainurâ-šupirinu adultos cazaban en grupo, pero siempre en grupos mucho más reducidos que en las antiguas cacerías, donde prácticamente participaba toda la hidrada.
También adoptaron costumbres "bárbaras", propias de los Dragones Cromáticos, como llevar enormes collares con los huesos de presas bípodas atadas al cuello, para infundir terror en los humanoides con los que se encontrasen. Con el tiempo, la religión de los Taikainurâ-šupirinu se modificó hasta incluir a Ryaušawyr (el Dios de los Ojos deslizantes) como única deidad.

Ryaušawyr: El Dios de los Ojos Deslizantes

Ryaušawyr: El Dios de los Ojos Deslizantes por Jakeukalane

El Dios de los Ojos Deslizantes, Ilînimmê (literalmente "el dios del ojo de las aguas" en qauššakkad) o Ryaušawyr (en taikainilli) fue el dios absoluto de los Taikainurâ-šupirinu durante varios milenios. En su nombre los Nuevos Taikainu Rojos se enfrentaron a muchos grupos de bípodos y de diversos tipos de Dragones. Se cuentan por cientos las especies que los Taikainurâ-šupirinu exterminaron. A pesar de que en un primer momento la figura de Ryaušawyr se pudiese basar en algún Dios real (como un Dios del Caos que hubiese acabado en la Tierra Neshlspik), después un Consejo de Ancianos —propio de los Nuevos Taikainu Rojos— controlado a distancia por un fanático Taikainu hermitaño e hidrúfobo (odio a las Hidras) llamado Dâkumtum, decidieron hacer pasar al propio Dâkumtum por el mismo dios.
Debido a esto el fanatismo colectivo de los Taikainurâ-šupirinu se intensificó aún más: ya no tenían que tomar hongos para ver a su dios si no que lo tenían materializado delante. Y lo que les ordenaba era matar a otros seres draconiformes y exterminar a los bípodos.

Sin embargo, en el Siglo LXXXV, concretamente en el año 84345 del Ciclo de la Tierra Neshlspik, un ataque conjunto de Kirin Azules de Nusgawa junto con Dragones Cromáticos Verdes de Neshlspik acabó definitivamente con el culto a Ryaušawyr. Los supervivientes del ataque fueron absorbidos por las comunidades de Taikainu Rojos.

Los Taikainu Rojos Pálidos

Los Taikainu Rojos Pálidos o Taikanurâ-ru por Jakeukalane

Los Taikainu Rojos Pálidos (en idioma taikainilli Taikainurâ-ru, aunque a veces se los conoce como Taikainurâ-Šywnu, los "Taikainu de las Montañas"), son un subtipo de Taikainu Rojos que tienen un color de piel mucho más pálido que el de sus primos Rojos. Las diferencias en su apariencia, sutiles, son mucho menos evidentes que las presentes en su carácter.

Aparecieron como consecuencia de la Batalla del 23 regimiento de los Yakawyujhsi. La mayor parte de los supervivientes entre los Taikainu Rojos decidieron cambiar sus costumbres "indolentes y complacientes" para dedicarse a arrasar poblaciones de seres bípedos con potencial de convertirse en enemigos de las Hidras Aladas. Esos Taikainu se colorearon sus escamas y piel de un intenso color rojo y su sociedad se fue transformando vertiginosamente en una sociedad militar. No preparada para la guerra en el sentido bípodo, con sus grados, órdenes, armas y armaduras, sino en un sentido puramente taikainu: los ánimos se crispaban más fácilmente y la sed de sangre de bípodos crecía de manera desmesurada.

Como resultado de dicha espiral de violencia, varios grupos de Taikainu Rojos decidieron exiliarse hacia zonas de la periferia de "Lašqumik" aún más lejanas que "los Valles" (Nusukumi) y asentarse cerca de las Montañas (Šywnu), al noreste.
Rápidamente, la piel de estos Taikainu fue curtiéndose y volviéndose rugosa a la par que palidecía, debido al clima, a los menores períodos de luz solar y a que permanecían mucho tiempo en cavernas subterráneas, mucho más profundas que en las que vivían las hidradas en las Llanuras (Šakn). Además, el número de bípodos en la periferia de Lašqumik era menor, aunque eran mucho más agresivos, por lo que los Taikainu vivían en un ambiente hostil.

El empalidecimiento de su piel hizo que los bípodos que habitaban las montañas no mostrasen un gran interés en cazarlos. Existen varias hipótesis para explicar el empalidecimiento de la piel de los Taikainu y no se sabe muy bien que causas fueron las primeras. La principal hipótesis sería la ya mencionada: ante un cambio de clima y hábitos de vida, la piel cambiaría. Sin embargo, lo hizo tan rápidamente que se puede suponer que lo hicieron para hacer sus pieles menos interesantes a los bípodos que allí habitaban o como manera de distanciarse de los Taikainurâ que se pintaban todo el cuerpo con pigmento rojo. Por tanto, no se puede decir si fueron a las montañas para aclarar su piel o se aclararon la piel para ir a las montañas.

Sus hábitos de vida gregarios también cambiaron y fueron adaptando poco a poco unas costumbres mucho más individualistas, como los Taikainu Verdes.

Con el tiempo, los Taikainu Rojos de Šywnu se integraron en el Consejo de los Taikainu.

Los Taikainu Azules

Los Taikainu Azules o Taikainuwêd por Jakeukalane

Los Taikainu Azules (Taikainuwêd en idioma taikainilli son muy similares en comportamiento y costumbres a los Taikainu Verdes, con la diferencia que sus máximos intereses no estriban en la acumulación de oro ni joyas sino en aislarse del mundo para dedicarse a sus amplias familias. Viven muy al norte, incluso al norte de las Ciudades Libres de Ilišuttaḫ. Mantienen constantes conflictos con los bípodos y con otros seres como los Dragones Cromáticos de la Tierra Neshlspik o los Kirin Azules de Nusgawa. En ocasiones han atacado las ciudades norteñas de las Ciudades Libres, como Awunipaš (después de la "Batalla del 23 Regimiento de los Hombres Escarabajo", fueron los Taikainu Azules los que la destruyeron), Attiuhanas o Atnaḫušurup, buscando controlar el desmesurado crecimiento de los "bípodos". En el Noreste viven en una zona conocida como "Šowatisu" (literalmente en idioma qauššakkad "zona de volcanes") donde el aire siempre contiene trazas de las permanentes erupciones y la tierra no es fértil, por lo que los bípodos no se instalan allí.

Los Taikainu Naranjas

Los Taikainu Naranjas o Taikawatiya por Jakeukalane

Los Taikainu Naranjas o Taikawatiya tienen los cuellos más largos entre todos los Taikainu en relación a su tamaño total. Debido a sus largos cuellos, el riego sanguíneo a sus cerebros es bastante problemático, lo que les hace tener que descansar una vez son adultos mucho más tiempo.
Sin embargo, como a todos los Taikainu, a los Taikainu Naranjas les encanta dormir sobre una gran pila de oro o de joyas. Para amasar su tesoro, los Taikainu Naranjas usan inteligentes argucias. Con el transcurso de las generaciones, entre los Taikainu Naranjas se estableció la costumbre de marcar la entrada en la adultez con un rito de paso muy peculiar. Se trataba de hallar "la Última Pieza" de su tesoro personal. Esa Última Pieza al principio podía ser cualquier cosa, desde un broche, hasta un delicado relieve en marfil con incrustaciones de plata: la decisión dependía del propio Taikainu Naranja que estimaba cuando era oportuno dar por terminado la recolección de su tesoro.
Pero esto dio lugar a un desequilibrio poblacional importante entre los Taikainu Naranjas, con demasiados Taikainu Naranjas "jóvenes" cuando ya habían cumplido demasiados años.

Debido a este desequilibrio la comida abundaba (los Taikainu Naranja "jóvenes" seguían cazando), pero quedaban puestos vacantes en la toma de decisiones, en la representación frente a otros Taikainu y se produjeron también algunas trágicas muertes (los Taikainu Naranjas una vez alcanzan su tamaño definitivo tienen que descansar más y más tiempo; un Taikainu Naranja somnoliento es presa fácil frente a un sauróctono 6  desalmado). Un peligro particular para ellos fue que continuaron creciendo en tamaño pero seguían cazando.

Para evitar esta situación, los Taikainu más ancianos decidieron que los Taikainu jóvenes debían completar su tesoro con una pieza especial: "la Última Corona". Debían encontrar y hacerse con la corona de un rey coronado en el último año nélshspiko. También se admitía la calavera del rey si la corona resultaba demasiado dañada. Así, también harían frente a la proliferación de pequeños reinos humanos y/o humanoides que mermaban continuamente los amplios dominios de las Hidras Aladas Naranjas.

Con el tiempo, los reyes de la zonas donde habitaban los Taikainu Naranjas se habituaron a hacer dos coronaciones: una farsa pública, donde se coronaba a un cualquiera, maquillado y vestido para parecerse al rey y una privada. El farsante era bañado a conciencia y perfumado con caléndula negra, que produce una gran repugnancia a los Taikainu, así se evitaba que fuese devorado por la Hidra. En un principio se llevó totalmente en secreto el procedimiento y algunos usurpadores que no conocían esta tradición fueron engullidos sin clemencia por los Taikainu. También la corona era falsa y durante la coronación el rey permanecía totalmente escondido.
De hecho, pronto todos los reyes de la zona tuvieron que usar un doble para todos sus actos públicos, para evitar ser asesinados y a la larga dejaron de llevar coronas.
Esto obligó a los Taikainu Naranjas a emigrar por la extensa (infinita) superficie de la Tierra Neshlspik para encontrar reinos que atacar. Miles de años después de haberse instaurado la tradición, si bien no son los Taikainu más numerosos, sí que son los más extendidos a lo largo y ancho de la Tierra Neshlspik, si bien los reductos de ellos que quedan en Lašqumik-nākwumi-ša-Šakn-ensu-Nusukumi son reducidísimos.

Los Taikainu Negros

Los Taikainu Negros o Taikaininurta por Jakeukalane

Los Taikainu Negros o Taikaininurta 7  son los Taikainu más grandes de todos, tienen casi el doble de tamaño que los Taikainu Verdes o Rojos, pudiendo alcanzar los 18 metros de alto, los 25 de largo y envergaduras de hasta 16 metros. Son seres tremendamente irascibles. No poseen personalidades divididas entre sus cabezas y su gran cerebro se encuentra en el tronco. Dicho cerebro es tan grande para controlar su enorme musculatura, no por su gran inteligencia. De hecho son algo menos inteligentes que otras Hidras 8.

Se relacionan lo mínimo con otros Hidras y con cualquier otra especie. De hecho, siempre se encuentran en una u otra disputa con los Dragones Cromáticos de Neshlspik.
Viven en la parte sur de Lašqumik-nākwumi-ša-Šakn-ensu-Nusukumi, en las llanuras desoladas e incluso algunos en el desierto. Otras comunidades más minoritarias viven al pie de las Montañas Šunwu, donde se sitúa la otrora importante ciudad de Udire 9. El cuerpo de los Taikainu Negros puede soportar mejor que ningún otro las altas temperaturas aunque esto no es debido a su anatomía. De hecho, al ser los Taikainu más grandes, deberían ser los menos adaptados a los desiertos y lugares con poco agua. Sin embargo, su magia nnr es aún más poderosa en ellos y les proporciona de manera innata hechizos refrigerantes. Su tamaño es importante puesto que a diferencia de otras comunidades Taikainu, los Taikaininurta son muy agresivos entre sí y todos los Taikaininurta tienen que defenderse frente al resto sus inmensos territorios. Son los Taikainu más solitarios de todos. Esto también influye en que su educación se basa en la imitación y no en el aprendizaje razonado. Son muy agresivos.

Otros Taikainu

Los Taikainumussu por Jakeukalane

Existen rumores de otros Taikainu que habitan en la Tierra Neshlspik, sin embargo, ninguno de dichos reportes han sido confirmados. Es muy posible que existan otras especies como Taikainu Morados o Taikainu Marrones. La literatura producida por los bípodos acerca de Hidras Aladas de 20 metros de largo pero extremadamente bajas, hace pensar que ha habido muchas especies de Taikainu que ahora se encuentran extinguidas. Un ejemplo de ello serían los Taikainu Amarillos, de los que se conservan figuras y representaciones y un mito acerca de un dios hermano de Ryaušawyr. También se encuentran sospechas fundadas de que dichos dioses, sean en realidad una raza de Taikainu diferentes, con mucho más poder y en realidad, sin ningún tipo de poder divino.
Son conocidos entre los círculos de eruditos como Taikainumussu 10.

El Consejo de los Taikainu

Es un grupo de sabios Taikainu conformado por 25 Taikainu de todas las subespecies. El Consejo de los Taikainu se fundó como una manera de defender a todos los Taikainu (de todos los colores) frente a las agresiones de los bípedos y de los Dragones de la Tierra Neshlspik (entre ellos los Dragones Cromáticos de la Tierra Neshlspik) y de otras criaturas peligrosas. Fundado por un Taikainu Verde, su ejército también estuvo presidido por uno: Tib-Eni-Di, uno de los más célebres Taikainuwa. Se formó en concreto como reacción a la "Batalla del 23 Regimiento de los Hombres Escarabajo". En dicha ataque un contingente secreto de los Hombres-Escarabajo (o Yakawyujhsi) entró por la noche en un territorio perteneciente a los Taikainu Rojos. Cientos de Yakawyujhsi, con sus enormes carros de madera barnizada tirados por bueyes gigantes (’Yutkai-nūši), recorrieron veloces las colinas y llanuras donde vivían los Taikainu Rojos. De los cuatro humanoides que ocupaban cada carro, uno se dedicaba a tirar por un extremo del carro los enormes Aḫḫiwyššas (artefactos con forma de icosahedro), otros dos vertían recipientes repletos de ilšimšûm (un líquido extremadamente inflamable)11, mientras otro Hombre Escarabajo controlaba a los Bueyes Gigantes.

Después de dicha Batalla se produjeron movimientos congregadores (culminados en la formación del Consejo) y disgregadores (que terminaron con la fragmentación de los Taikainu Rojos), pero el conjunto de los Taikainu vieron a los bípodos como una amenaza que podría volver a atacar, pese a las destrucción de las ciudades de donde provenían los Hombres-Escarabajo. De hecho, gracias a los estudios mágicos de Di, muchos más avanzados que los de la mayoría de los Taikainu Verdes, se pudo evitar un ataque buscaba la destrucción total de los Taikainu Verdes. Este ataque tenía mucho mejor logística que el anterior, pero fue abortado gracias al Consejo.
Se instauró un ejército permanente, puesto que aunque se buscara evitar los encuentros militares con los bípodos, el Consejo debía estar alerta ante ataques similares. Algunos de los miembros del Consejo se adhirieron a las tesis de los Taikainu Rojos, que pretendían la aniquilación de los bípodos, no sólo de las ciudades implicadas en el ataque, pero al final se decidió que se combatiría preventivamente sólo en casos de extrema necesidad y que las venganzas serían mesuradas pero aún así terribles.

Sólo en el caso de la aniquilación de los Nuevos Taikainu Rojos el Consejo no hizo ningún movimiento. Los propios Nuevos Taikainu Rojos habían rechazado al Consejo.

*1: Los Planetas-Espín son planetas muy extraños que tienen más superficie que la de la una esfera normal. Está basado en las partículas subatómicas, como las partículas de espín 1/2, que tienen que dar girar dos veces para dar una "vuelta" completa. En este caso, este Planeta-Espín es infinito.
*2: El idioma qauššakkad es un idioma ficticio que busca parecerse al acadio, concretamente en el antiguo babilónico (paleobabilónico).
*3: El basilij es un dialecto dussiano hablado (incomprensiblemente) por los Basiliscos Serfins, unas criaturas poderosísimas procedentes de la Tierra Neshl/Mundo Indeterminado. El basilij se puede considerar un dialecto del dussiano o una forma de hablar este idioma totalmente deformada por la gran cantidad de sonidos j y x empleados (discursofrase).
*4: "ša balṭu" tiene literalmente ese significado en acadio.
*5: Esto es un paralelo a la concepción que se tenía de Gilgameš en la realidad y como ahora se piensa que en origen pudo ser un rey existente, obviamente sin las atribuciones míticas que sus himnos y el poema hacen.
*6: Dícese de aquel bípodo cruel capaz de matar un Dragón, y por extensión, una Hidra.
*7: El nombre hace referencia a Ninurta, un dios mesopotámico.
*8: Esto pasó realmente en los humanos/homínidos. Hubo homínidos (Homo neanderthalensis) con mayor capacidad craneal que el Homo sapiens sapiens (el ser humano actual), pero no eran más inteligentes, necesitaban esa capacidad adicional para controlar una mayor musculatura. Esto pasa actualmente también entre hombres mujeres; los hombres tienen una mayor capacidad craneal que usan en controlar mejor los músculos, pero no añade un plus de inteligencia.
*9: Nombrada en referencia a Eridu, ciudad sumeria.
*10: Inspirados y nombrados en referencia a los Mušḫuššu.
*11: La palabra original sería *ilšimšium (forma reconstruida pero no atestiguada en la escritura). El diptongo iu se contrae para formar la vocal û (u larga con marca de contracción). [Estas contracciones ocurren de esta manera exacta en idioma acadio].


Texto: Jakeukalane.
Imagen I: C0rt0, modificadas por Jakeukalane. Imagen original aquí → Tib Eni Di. Imagen en tamaño completo aquí → Taikainu Verde.
Imagen II-VIII: C0rt0, modificadas por Jakeukalane.

©Hyposs Productions. ©Korae9alyss

Etiquetas:

No hay comentarios. Comentar. URL Artículo Translate Comentar

Las Hydras de Batalla

20060806121311-hydra-de-batalla.jpg

Estas enfurecidas hidras se utilizan en grandes batallas. Se las llama Hydras y no Hidras para diferenciarlas de las Hidras mitológicas de Lerna. Aunque normalmente tienen 6 cabezas, las Hydras de Batalla puede llegar a tener hasta 14 cabezas, aunque son individuos enormes.
Según su procedencia ostentan diferentes colores en las corazas que les protegen la parte superior de la cabeza y el cuello. Las que proceden de la Llanuras de Aybqye (en los Planos Inferiores) y que han sido criadas por los Señores del Mal, tienen un color morado o violeta muy distintivo. En cambio las criadas por los Espectros de ηuβaΘζ son de color azul.

A pesar de estar bajo incontables hechizos, un Señor del Mal o un Espectro de ηuβaΘζ podrían encontrar dificultades en manejarlas adecuadamente, sin peligro. Son excepcionalmente violentas.

Texto: Jakeukalane.
Imagen: Heroes V.

©Hyposs Productions. ©Heroes V

Etiquetas:






Bienvenida

Bienvenidos a este blog que busca recopilar un gran bestiario, basado en La Mitología del Hypogripho Dorado, inventada por Jakeukalane.
Actualmente hay 883 artículos y 1035 comentarios
  • Temas

    Archivos

    Subir
    Plantilla basada iDream de TemplatesNext