20180428124237-los-jinmenju.jpg

Representación contemporánea de un Jinmenju, por ehime.


Texto mitológico.


Los Jinmenjyu o Ninmenju (人面樹, lit. "cara-humana-árbol", "árbol con caras humanas", "árbol con frutos humanos") son seres árboles-yōkai japoneses procedentes del folclore chino y con antecentes aún más lejanos en el folclore persa. Siguiendo la Ruta de la Seda y a través de China encontró la manera de entrar en los cuentos japoneses.

El Jinmenju es descrito como un árbol del pan pero sus ramas están cargados con frutos que aparentan ser cabezas humanas. Algunas versiones dicen que tiene tres cabezas. En algunas versiones del cuento, la fruta es capaz de hablar, tanto en grupos como individualmente pero más frecuentemente, la fruta simplemente cuelga de las ramas riéndose. Si la fruta se ríe demasiado, caerá de la rama y se estrellará contra el suelo, riéndose aún. De acuerdo con las historias el fruto del Jinmenju es comestible y es descrito teniendo un sabor amargo-dulce cítrico. Crecería en montañas remotas.

Una versión de este árbol podría ser la leyenda detallada por Mizuki Shigeru que describe un árbol en la prefectura de Aomore que sangra cuando es cortado.


Ninmenju en el Konjaku Hyakki Shūi, por Toriyama Sekien
Ninmenju en el Konjaku Hyakki Shūi, por Toriyama Sekien.


Una mención mucha más antigua la hace Toriyama Sekien (c. 1781), en el primer volumen del Konjaku Hyakki Shūi (今昔百鬼拾遺, "Más de la horda de demonios del pasado y el presente") —tercer libro de su serie ilustrada de enciclopedias (Gazu Hyakki Yagyō)—. Lo describe así:

"Aparece en las montañas y valles. Sus flores son como cabezas humanas. No hablan, sino que sólo se ríen de manera constante. Si se ríen demasiado, se dice que caen al suelo."

El mismo texto con otra traducción:

"Se encuentra en los cañones. Sus flores toman la forma de cabezas humanas. No hablan, sólo se ríen continuamente. Y haciendo eso, caen en picado de las ramas".

El árbol en la ilustración de Sekien bordea el lado izquierdo y el borde superior de la página, con una rama de hojas puntiagudas y los frutos se muestran como cabezas calvas.


Árbol en el Wakan Sansai Zue, por Terajima Ryōan
Árbol en el Wakan Sansai Zue, por Terajima Ryōan.


Sekien aparentemente tomó prestado este árbol de uno similar retratado en el Wakan Sansai Zue/Wakan-Sansaizue (和漢三才図会, lit. "Enciclopedia ilustrada chino-japonesa"), pero intrigantemente la ilustración del Wakan-Sansaizue destaca no sólo el árbol, sino que también un hombre a su lado 1. Más intrigante todavía es que esta entrada no está en la sección de la enciclopedia dedicada a las plantas, sino que está localizada en la sección "gentes de tierras extranjeras" (volúmen 14). De hecho, lo que está destacado no es el árbol en sí, sino la tierra a la que está asociado: un lugar llamado "Daishi". El pasaje del Wakan-Sanzaizue se refiere a un texto chino anterior, el Sancaituhui (三才圖會, "Compendio ilustrado de los Tres Reinos") (circa 1609), donde el país es llamado "Da-shi," posiblemente una transliteración de "tazi", una palabra persa que significa "árabe".


Alejandro Magno con el Árbol Parlante
Alejandro Magno con el Árbol Parlante, autor anónimo.


Continuando a lo largo de la Ruta de la Seda, encontramos diferentes versiones del motivo. Por ejemplo, en el gran poema épico persa, Shāhnāmé (el Libro de los Reyes) escrito por Firdawsi (935-1020), que contiene ilustraciones de un hombre conversando con un árbol con cabeza humana. El hombre, resulta ser Sikandar, o Alejando Magno y las ilustraciones retratan su legendario encuentro con un árbol parlante, algunas veces llamado el Árbol Wakwak, que habría profetizado su muerte. Dicho árbol (escrito Waq-Waq) también aparecería en las Mil y una noches.

Cuando Iskandar alcanza el fin del mundo se encuentra un árbol con dos ramas. De una rama brotan cabezas másculinas que hablan con una voz que infunde terror, mientras que las cabezas femeninas de la otra rama hablan dulcemente durante la noche.

En voz alta, la mitad masculina advierte a Iskandar que ya ha visto su parte de dicha y que "cuando haya reinado durante catorce años, debe abandonar el trono real". A medianoche, las mujeres lo instan a no ceder a la codicia, lo que lo hace "vagar por el mundo, hostigar a la humanidad y matar a los reyes". Por último, revelan:

"Ni tu madre, ni tu familia,
Ni las veladas mujeres de tu tierra verán
Tu cara de nuevo. La Muerte vendrá pronto: morirás
en una extraña tierra, con extraños a tu lado".

El artista de esta extraodinaria pieza toma algunas libertades con respecto a la historia. Además de las cabezas masculinas y femeninas en las ramas, insertó cabezas de un conjeo, un zorro, un pájaro entre otros animales. En la base del árbol, hay rocas y setas de formas fantásticas, inspiradas en modelos chinos, que reemplazan los huesos de animales y pieles descritos en el Shāhnāmé. Su inclusión contribuye a la sensación de inquietud y presentimiento que Iskandar debió sentir debajo del árbol que predijo su destino.

En el Viaje al Oeste (西遊記, Xī Yóu Jì), obra clásica de la literatura china, también se menciona un árbol similar, el Árbol de Ginseng y cuyos frutos recuerdan niños humanos. Crecen frutas en dicho árbol cada 9000 años y comerlas o simplemente olerlas extiende la vida humana por cientos de miles de años 2.

Mencionar yōkaika.

*1: En realidad el árbol no está a su lado sino encima suyo. La imagen, sin embargo, no parece ilustrar un árbol con cabezas, sino una persona cuya cabeza, extendida a lo largo de un fino hilo, se posa en el árbol. Volver.
*2: El texto contiene una traducción de la página 184 del libro "Japandemonium Illustrated: The Yokai Encyclopedias of Toriyama Sekien". Volver.


Criaturas mitológicas: Yōkai, Jinmenju, Árbol Wakwak.


Texto: Traducción de Jakeukalane de varias fuentes.
Imagen I: ehime. Imagen original aquí → Jinmenjyu. Imagen en tamaño completo aquí → Jinmenjyu. (antigua).
Imagen II: Ninmenju en el Konjaku Hyakki Shūi, por Toriyama Sekien.
Imagen III: Árbol en el Wakan Sansai Zue, por Terajima Ryōan.
Imagen IV: Alejandro Magno con el Árbol Parlante, autor anónimo.

©Hyposs Productions. ©ehime


Fuentes primarias
Konjaku Hyakki Shūi (Toriyama Sekien): Ninmenju.
Wakan Sansai Zue (página 369)
Fuentes

Encyclopedia of Beasts and Monsters in Myth, Legend and Folklore
The Book of Yokai: Mysterious Creatures of Japanese Folklore
The Ashgate Research Companion to Monsters and the Monstrous
The Smithsonian’s Museums of Asian Art: Iskandar at the talking tree/Iskandar.
Jinmenju — Wikipedia.