20071229001113-fuegos-fatuos.jpg

Hay muchísimos tipos de Fuegos Fatuos y la mayoría de ellos cumple con unas determinadas características generales aunque todos tengan algún detalle que los hace únicos con respecto al resto.

Suelen ser espíritus o entes de caracter maligno o travieso que despistan a los viajeros si cruzan una zona de marismas o pantanos, pues allí es donde viven.

Parecen pequeñas bolas de luz de un brillo muy tenue, lo que provoca que sean confundidos con faros o alguna otra fuente de iluminación y así logran atraer a los despistados viajeros o a aventureros extraviados.

La naturaleza de estos seres varía enormemente: en algunos lugares son considerados espíritus de niños muertos que habían sido abandonados o que no han llegado a nacer (Ihtiriekko o Liekkiö), o simplemente almas de humanos que no han podido llegar a su lugar de descanso. En ese caso los fuegos fatuos serían fantasmas. De este tipo serían los Hitodama. También son considerados hadas, imps o pixies; y por tanto no tienen un origen humano. De éstos últimos existe una amplísima variedad de criaturas que se pueden denominar como fuegos fatuos: los pwca (o pooka que pueden adoptar el aspecto de cabras humanoides), los hinkypunk, o Will-o’-the-wisp, virvatulet. Incluso está relacionado con los Kelpie y otros caballos-hada; hay muchos tipos de hadas galesas.

Su origen por lo tanto es muy variado y discutido al igual que otro tipo de seres como los elfos/duendes o las hadas.


Por lo tanto los fuegos fatuos han sido considerados como: espíritus, fantasmas, hadas, imps, duendes, demonios, espectros... Por lo tanto es más fácil clasificar a estos seres por su actividad que por sus características particulares.

Son seres de ágil vuelo que pueden flotar inmóviles en la misma posición el tiempo que necesiten. También pueden moverse tan rápidamente como un rayo de luz.

Los fuegos fatuos miden cerca de un metro y poseen una inteligencia excepcional.
Pueden cambiar de forma y color a voluntad. Rara vez luchan cuerpo a cuerpo ya que prefieren engañar a sus víctimas y atraerlas hacia pantanos. Si luchan cuerpo a cuerpo su luz se vuelve azul, verde o violeta. Usan una poderosa carga eléctrica para combatir a sus víctimas.

Tienen un sistema de comunicación basado en la intensidad de la luz; emiten destellos de distinta intensidad tan sutiles que sólo pueden ser percibidos por otros fuegos fatuos. Para comunicarse con los demás seres vibran tan rápidamente que consiguen emitir sonidos fantasmales.

Se alimentan de la energía que desprenden los cerebros de sus víctimas al verse presas de la muerte y de su miedo. Conducen a sus víctimas hasta pantanos y zonas de arenas movedizas para hacer mas larga y aterradora su muerte.

Los fuegos fatuos presentan resistencia a la magia, y sólo algunos conjuros consiguen afectarles.



Fuegos Fatuos de Fantasia

Viven en Podrepantano. Son esferas luminosas del tamaño de una pelota pequeña. Se desplazan mediante grandes saltos, rebotando de tanto en tanto en el suelo.

Fuegos Fatuos de Arda


CONTINUARÁ...


Nota I: Los Fuegos Fatuos de Fantasia están adaptados de la Historia Interminable de Michael Ende.


Texto: Jakeukalane.
Texto cursiva: Seresmitológicos.net.
Fuentes: Redacción por Jakeukalane, enlaces en el texto.
Imagen: Vladimir Kush. Otra galería en ArtsyTime.

©Hyposs Productions. ©Seresmitológicos.net ©Vladimir Kush ©Michael Ende