20130904180815-dragon-fantasma-acuatico.jpg

Los Dragones Fantasma Acuáticos son descendientes de los Dragones del Vapor (también de los Dragones Elementales del Vapor) e indirectamente de los Dragones Aquamarinos.
Cuando mueren los Dragones del Vapor se convierten en los Dragones Fantasma Acuáticos.

Los Dragones del Vapor son dragones surgidos en el Plano Elemental del Vapor pero que no cuentan con un Orbe de la Manifestación.

Algunos Dragones Elementales del Vapor (la diferencia entre ellos es que Khemoinen, el Primer Dragón Elemental del Vapor, les creó un Orbe de la Manifestación), también pueden llegar a morir, bien debido a que el Orbe pierde su energía o a que es destruido.

Aunque en un principio se pudiera pensar que al estar vinculados a un Orbe de la Manifestación, los Dragones del Vapor no pudieran morir, el Plano Elemental del Vapor es mucho menos poderoso que el Plano Elemental del Agua.

La apariencia de los Dragones Fantasma Acuáticos es bastante diferente de la de los Dragones Elementales del Vapor o de Dragones del Vapor. En primer lugar, cuando mueren, un trozo de la Esencia de Khemoinen pasa a formar parte de ellos. Khemoinen era un Dragón Aquamarino.

Por eso su apariencia toma elementos demasiado dragonitas como para ser Dragones Aquamarinos y a su vez también toma la forma serpentina de éstos.

Los Dragones Fantasma Acuáticos son capaces de crear gigantescas corrientes de aguas cálidas o frías para poder desplazarse con mayor comodidad. Hacia estas corrientes se dirigen también cientos de peces que constituyen su dieta principal.

Son una especie amistosa con otras razas que habitan mundos acuáticos como los Cínitos.

Texto: Jakeukalane.
Imagen I: Autor desconocido.
Imagen II: Jôb.

©Hyposs Productions. ©Jôb