20131106223014-rny-dinosaurio-humanoide.jpeg

Texto original, inspiración en la imagen.


Se denomina Rñy o R’yehy 1  a un grupo de razas de seres reptiloides con un carácter muy agresivo. Son Humanoides y descienden de los Originarios, como el resto de Humanoides.

Los Rñy vhaazyƨƨemita (Rñy de la Ciudad Sagrada de Vhaazy Emi) se diferencian de otros Rñy en su gran inteligencia, a pesar de que muchos de ellos conserven la agresividad característica de los Rñy.

Habitan tanto en Hlon como en Plühn y en ambos lugares son enemigos acérrimos de los Lulgaruss, a los que tienden emboscadas incesantemente.

En Hlon se enfrentan frecuentemente a otros Humanoides como los Asy’nuqýa (o Tortugas Mortíferas), los Gathumanos o los Onastide.

Los Rñy vhaazyƨƨemita más belicosos no sólo atacan a todas esas especies por el placer de desvalijarles de sus bienes, sino también para devorarlos.

Sus enfrentamientos con Asy’nuqýa marinos son tremendamente violentos y muy igualados, puesto que los Asy’nuqýa marinos tienen una tecnología basada en el acero y barcos de guerra muy capaces.

Cuando los R’yehy quieren atacar a un barco asy’nuqýa bucean desde la costa varios kilómetros y abordan con terrible violencia dichos barcos, cargados hasta los topes de esmeraldas rojas, oro y filigranas de mülldnyuu (aleación de oro con platino, muy frágil).

La cultura de los Rñy vhaazyƨƨemita no se diferencia en demasía de la del resto de su familia: escasas posesiones materiales (a excepción de joyas y armas), organización tribal, frecuentes peleas por el dominio del grupo y escasos contactos con el resto de Rñy.

Los Rñy vhaazyƨƨemita tuvieron su apogeo en el tercer milenio después de la desaparición de los Originarios. Fue entonces cuando controlaron amplios territorios del continente Ariie, pese a la oposición de Lammas y otras especies pacíficas.

Los Rñy consolidaron su Imperio con la fuerza de las armas, pero la sofisticación de su cultura iba más allá de la pura violencia, siendo más metódicos y cuidadosos. La época imperial fue la cumbre de la sociedad de los vhaazyƨƨemita: cambiaron sus costumbres sociales, erigieron ciudades enormes, construyeron calzadas a los largo de todo el continente, establecieron puestos comerciales en otros continentes de Hlon e incluso hubo grandes grupos de Rñy que no se dedicaron a la violencia sino al mantenimiento del estado imperial que habían fundado.

El agotamiento militar de los Rñy y la aparición de numerosos focos de oposición entre los Humanoides (sobre todo focos de oposición mágicos) y entre los humanos provocó la caída del Imperio Rñy.

A pesar de que no pierdieron ninguna batalla durante esta decadencia continuada, el último golpe al Imperio vhaazyƨƨemita fue militar.

Los Hombres Caracol Etéreos 2, en un ataque sorpresa, destruyeron la capital de su imperio, ƨƨyl Vhaasy Emi. Con la destrucción de la Ciudad Sagrada, los Rñy vhaazyƨƨemita se enfrentaron entre sí en una dura guerra civil, en la que involucraron a los Gathumanos, a los humanos de Ariie y a las Tortugas Mortíferas (o Asy’nuqýa)

La caída del Imperio vhaazyƨƨemita no supuso el cese de la violencia en Ariie, como los Hombres Caracol Etéreos pensaban, sino una lenta decadencia azuzada por los conflictos étnicos omnipresentes entre humanos y Humanoides.

La participación de los Gathumanos, humanos y Asy’nuqýa provocaría más tarde la casi aniquilación de varias especies humanoides (como los Cerebros de Caracol o los Asy’quhy).

La tradición violenta de los Rñy vhaazyƨƨ continuaría a una escala mucho menor, tomando el testigo las Tortugas Mortíferas, pero a escalas aún mayores, no en enfrentamientos directos, pero sí en oscuros planes para enfrentar a diversas razas entre sí (como el enfrentamiento entre Caballos Azules, Asy’lreehhu, con los Asy’quhy).

*1: /Riɲi/ (Riñí) y /Ri-e-xí/ (Ri-e-jí), respectivamente.
*2: Los Hombres Caracol Etéreos (Asy’phhu) son familiares de los Cerebros de Caracol. Son seres místicos y que rara vez interactuan con su medio ambiente en Hlon. Para que interaccionen con Hlon necesitan un impulso muy fuerte y su reacción es de furia total. Su aspecto es básicamente humano con una concha hecha de materia estelar a la espalda. Como vestidos usan hojas de los árboles que aumentan de tamaño.

Texto: Jakeukalane.
Imagen: Bartek.

©Hyposs Productions. ©Bartek