20130925202752-senor-del-caos-experimentalista.jpg

Texto original.


Los Señores del Caos del Milegu son una raza maligna que domina múltiples ámbitos, planares y espaciales, del Plano de Thryvem y de muchos otros Planos.

Existen muchas otras especies nombradas como Señores del Caos, entre ellas dioses, semidioses y entidades demoníacas. Los Señores del Caos del Milegu son un importante ejemplo de Especies-Clon (concepto muy similar al de Mundos-clon).

Externamente los Señores del Caos parecen idénticos a los Señores del Mal, sin embargo, tienen una historia, tradiciones y costumbres diferentes. El desconocimiento de los Señores del Mal de esta poderosa raza, hace suponer que son seres que no han tenido contacto entre sí anteriormente, es decir, no son una rama perdida de los Señores del Mal. 

Al igual que el origen de los Señores del Mal es desconocido, también lo es el de los Señores del Caos.

Se supone que los Señores del Caos son seres que han surgido independientemente de los Señores del Mal y que su similitud es fruto de las peculiares características del Milegu: debido a la infinitas posibilidades (tanto posibles como imposibles) existentes en el Milegu, han surgido dos especies prácticamente iguales, sin relación la una con la otra.

A diferencia de los Señores del Mal, muy aislados del resto del Milegu y centrados en los Planos Inferiores, los Señores del Caos visitan todo tipo de Estructuras Planares si bien su interés en la conquista absoluta es mucho menor, al no formar parte del Ejército del Mal ni de una organización similar.

Sus poderes de telepatía, mágicos y de control mental son similares a los de los Señores del Mal, lo que les convierte en seres muy poderosos.

Sus monturas también son Pesadillas, pero unas Pesadillas muy diferentes de las que controlan los Señores del Mal: se llaman Pesadillas de Sangre y sus Esencias son muy distintas a las de las Pesadillas hipoformes "normales".

Aún así, su comportamiento es muy similar: disponen de estructuras jerárquicas que terminan en su cúspide con un Gran Emperador del Caos y una Emperatriz del Caos (o Gran Emperatriz del Caos y Emperador del Caos), si bien entre los Señores del Caos no hay diferencias de especie como en el caso de los Emperadores Abismales con respecto a los Señores del Mal.

El Gran Emperador del Caos mantiene controlados varios planetas y los Señores del Caos están inmersos constantemente en nuevos enfrentamientos, pero el nivel de militarización de la sociedad es mucho menor y sus enfrentamientos con otras razas son bastante más soterrados, sin emprender nunca las grandes batallas abiertas de las que tanto disfrutan los Señores del Mal. A no ser que una especie o planeta concreto interfiera con otros planes, en cuyo caso se procede a la eliminación total de dicha especie.

Al igual que los Señores del Mal, los Señores del Caos pueden variar su apariencia haciendo que casi ningún Señor del Caos tenga la misma apariencia que otro, dando lugar a divergencias notables entre dos individuos cualquiera e incluso en un mismo individuo a lo largo de su vida.

Los Vagabundos


Símbolo de los Señores del Caos Vagabundos por Jakeukalane

Al ser una raza que se ha centrado más históricamente en su propio Plano que en la conquista de los Planos que visitan, sus medios de transporte mecánicos a grandes distancias (como por ejemplo naves espaciales) son en muchas ocasiones más importantes que los métodos mágicos de transporte hacia otros Planos. Dichas naves son muy útiles para viajar en las inconmensurables distancias del espacio. Al contrario que los Señores del Mal y otros miembros del Ejército del Mal, los Señores del Caos no han podido desarrollar un sistema de transporte basado en el Espacio Interplanar. Es decir, no pueden usar casi nunca el Espacio Interplanar para llegar antes a sus destinos. Esto es así debido a que su Plano (el Plano de Thryvem) no tiene una conexión normal con su Tejido Interplanar y éste es tan tenue que no se puede usar con el propósito de viajar a través de él.

Aparte de las naves normales de la Flota Imperial de los Señores del Caos (que no resulta demasiado llamativa si se la compara con otras flotas de otras razas del mismo Plano, como la de los Selire), los Señores del Caos disponen de pequeñas naves individuales usadas como observatorios. Los pilotos de dichas naves las lanzan a los confines del espacio a velocidades superiores a las de la luz 1  convirtiéndolas en estelas brillantes de color rojo. Cada explorador busca un planeta o planetas para convertirlos en su gobierno privado. Cada una de las naves tiene incorporada tecnología muy avanzada (fruto de encuentros con los Forasteros), no sólo de propulsión sino de armamento.

Estas naves, sin embargo, están reservadas para una parte de la población reducida, que los que se quedan en tierra o en las naves de la Flota, llaman despectivamente los Vagabundos. Sin embargo, a pesar de que "los vagabundos" sean mal vistos entre el resto de los Señores del Caos, constituyen un corpúsculo organizado aparte, con un fuerte sentimiento de pertenencia a su propio grupo. Su poderosa flota ha conquistado sistemas estelares enteros y aniquilado a otros.
Su símbolo es un par de escudos reflectores sostenidos por dos muñecas unidas por la base, flotando encima de una nave espacial.

Los Experimentadores

Los Experimentadores son otra colectividad "especial" de los Señores del Caos. Constituyen un equivalente extravagante a los Señores de las Pesadillas (y demás Creadores de las Pesadillas) dedicados al estudio de Protuberancias Interplanares, Purpuijas, Membranas Planares, objetos de oscuridad, Destructores de Planos Vitales etc...
Se encuentran dispersos por diferentes planetas, cuentan con tecnología ultra-avanzada mezclada con magia y poder puro: su base principal es el Planeta Tuwwuo, un planeta con diversos paisajes poblado de toda clase de humanoides salvajes o semisalvajes.

Los Experimentadores son un grupo no menos violento que el resto de Señores del Caos: bien pueden estar concentrados en sus quehaceres intentando hacer fluir energía negativa entre dos placas de metal para abrir Membranas Planares como al momento siguiente sacar su hacha, salir del módulo de alta seguridad donde trabajan, teleportarse a 200 metros encima de una selva lejana en Sauenauesuno (el mayor continente de Tuwwuo) y caer en picado hacia los árboles en busca de Elfos a los que cazar.

Los Experimentalistas usan el símbolo del infinito (∞) como emblema.

Las Facciones

Las Facciones es el nombre de un conjunto de grupos de Señores del Caos que luchan incansablemente entre sí. La disputa entre estos grupos (o facciones) es de tipo político, para resolver un problema que afecte a los Señores del Caos como especie.

Estas luchas son antiguas entre los Señores del Caos que se han institucionalizado en diferentes movimientos, con diferentes ideologías. A las Facciones puede pertenecer cualquier Señor del Caos ya sea un Váushi, Buscador, Vagabundo o Experimentador.

Las diferentes Facciones se reúnen en enormes edificios con forma de pirámide truncada y base rectangular. Estos edificios se llaman Vällayushi. Existen 120 en Tuwwuo, pero en cada planeta colonizado por los Señores del Caos hay también. Son impresionantes moles negras se sitúan siempre cerca del océano para evitar que las increíbles energías que allí se acumulan durante los combates provoquen incendios en las selvas de Tuwwuo. Las reuniones se realizan cada 2 semanas o, si el combate anterior ha sido excepcionalmente traumático, cada 5 semanas.

En cada Vällayushi se reúnen cuatro Facciones. Las Facciones que han sido derrotadas en anteriores encuentros van cambiando de Vällayushi, mientras que las Facciones victoriosas pueden permanecer en la misma Vällayushi hasta el siguiente enfrentamiento.

Las Facciones se disponen en cada una de las gradas. El portavoz del Vällayushi (elegido entre las diez últimas Facciones ganadoras en la misma Vällayushi) selecciona el tema que se pondrá en disputa. Las cuatro Facciones, por turnos, exponen ante el resto sus propuestas. Los Jefes de Facción tienen que discernir cual es el mejor de los argumentos, siguiendo una disquisición basada en la lógica pura, lo que elimina cualquier tipo de intento de engaño basado en tergiversar las palabras o los razonamientos.

Los Vallayushi por Jakeukalane

Los Martillos de Facción reciben sus armaduras y armas (más complejas o menos, de más calidad o de menos) en función del veredicto del resto de Jefes de Facción.

A los Jefes de Facción, en cambio, no les sirve de nada dar un mal o buen dictamen que no se ajuste a la realidad, puesto que su propia valoración va ligada por un promedio al resto. Ello evita que los Jefes de Facción aprecien en demasía a las Facciones que en combate son más débiles o que hagan lo contrario, valorando escasamente a las Facciones con Martillos de Facción más fuertes.

El strategos de la Facción (jerárquicamente por encima del Jefe de Facción), aconseja entonces al Jefe de Facción, teniendo en cuenta la cantidad y calidad de los recursos adquiridos si hace una contrarréplica al resto de Jefes de Facción, para contrarrestar los argumentos negativos que les hayan dado a la Facción, bien si potencia los aspectos positivos o no hace ninguna de las dos cosas.

Si dichos argumentos lograran encontrar la aprobación de otro Jefe de Facción, el strategos de dicha Facción tendría derecho a conocer la geometría de la Vällayushi. Y es que aunque su geometría externa siga inalterable, estas inmensas moles son totalmente modificables en su disposición, como enormes laberintos repletos de trampas.

Los strategoi de las Facciones siempre buscan obtener una ventaja en este punto, puesto que en la batalla subsiguiente esa información suele ser vital. Una vez que los Jefes de Facción han determinado la calidad de los argumentos y los strategoi y los Martillos de Facción están listos, comienza la batalla. 

Hay quien dice que dejar las disputas políticas a este sistema es caótico, porque el resultado depende de puro azar. Sin embargo, los que arguyen esto no tienen en cuenta a la propia Vällayushi: la propia mole es la que decide sobre el resultado final.

Después de la cruenta batalla, el strategos de la Facción vencedora —si sobrevive— rinde sus armas de acero, se quitá su armadura y las deposita en el centro mismo de la Vällayushi: el metal se fundirá para revestir y acrecentar el poder de la Vällayushi. El strategos entonces decide si continua siendo un strategoi, pudiendo perder la vida en cada combate, o si decide convertirse en un Jefe de Facción.

Este violento método de someter a análisis las decisiones políticas quizás no tenga predicamento entre especies diferentes a los Señores del Caos, pero es altamente efectivo. Aunque defiendan muy violentamente sus ideas, las Facciones son los "filósofos"2 de los Señores del Caos.

Los Buscadores

Son los Señores del Caos que vagan de manera incasable, pero a diferencia de los Vagabundos, ellos lo hacen en tierra firme.

Chaos Knigh por Malverro

El resto de Señores del Caos los considera anticuados pero respeta sus construcciones cuando se acerca a ellas. A los Buscadores les gusta dar rienda suelta a su salvajismo y salir a cazar elfos y lo hacen de una manera mucho más frecuente que cualquier otro Señor del Caos. Sus armaduras son más apagadas y menos ostentosas. Muchos las adornas con motivos tétricos o calaveras.
A pesar de su aspecto rústico en comparación con otros Señores del Caos son, exceptuando a los Experimentadores el grupo de Señores del Caos más diestro en la magia. Es con esta poderosa magia con la que construyen moles inmensas de sustancias exóticas. Normalmente usan azumuyr, una sustancia líquida que se vuelve sólida cuando a su alrededor hay más azumuyr. Su apariencia es parecida a cristal azulado.

Los Buscadores son mandados en misiones hacia otros planetas o Planos. Es por eso por lo que los palacios construidos con azumuyr abundan más en otros Planos que en el propio Plano de Thryvem.
Con este material es con el que se construyó el Palacio de Hielo en Dossor, lugar donde se encuentran multitud de Pesadillas de Sangre.

Los Buscadores se encargan de preparar el terreno antes de una invasión importante de Señores del Caos. Una vez conquistado un planeta o territorio, los Buscadores obtienen enormes porciones de tierra en las que poder desatar su pasión de cazar elfos, si los hubiere.

Los Buscadores también se han ganado ese nombre no sólo por vagar incansablemente en busca de orejas de elfo, sino también por su obsesión con las piedras preciosas, que acumulan en grandes cantidades.

Se cree que esta fascinación por las gemas y los minerales extraños les llevó a descubrir el método para crear el azumuyr

Los Váushi

Se denomina Váushi al grueso de los Señores del Caos. Algunos (tanto hombres como mujeres) viven en entrenamiento constante, en espera de ser llamados para luchar contra alguna raza díscola. Sin embargo, otros simplemente no se interesan por el resto y constituyen la masa colonizadora de los planetas y Planos conquistados. Tienen aficiones muy diversas (tráfico de piedras preciosas, personas, objetos valiosos, etc...). Se los ha relacionado muchas veces con los Cazadores Interplanares.

Sus armaduras suelen ser más estrafalarias y a veces incluso se las adornan con plumas.

La extrema individualidad de los Váushi hace que tengan colonias por todo el Plano de Thryvem, a veces incluso sin acatar las órdenes del grupo de Facciones del planeta metrópoli del que vengan.
Sus poderes también se presentan en muy diversos grados, algunos Váushi son capaces de hacerse pasar por Vagabundos, Buscadores o Experimentadores, sólo por el hecho de aprender más técnicas para su propio uso privado.

Los Señores del Caos Váushi, aunque en realidad también los Señores del Caos de cualquier variante, son seres egoístas y que buscan exclusivamente el enriquecimiento personal, para obtener un mayor poder, control o bienes materiales. Sólo algunos Señores del Caos que tienen un meta muy fija (como un propósito plenamente militar) o que forman parte de una Facción, escapan a este influjo.

Los Váushi constituyen el núcleo de la extensa sociedad "caótica": las costumbres, poderes, rituales, jerarquías (el Imperio); todo ello deriva de la sociedad váushi.

*1 : Gracias a tecnología de tipo Warp. Esto significa que la nave hace que se mueva el propio espacio, deslizándose sobre él como si fuera una tabla de surf. Es por ello por lo que parece que la nave, en la relación a seres que se mueven a velocidades menores pareciese que se mueve ella misma a mayor velocidad que la luz.
*2: Obviamente no son "filósofos" en el sentido estricto del término, pero sí que han desarrollado su propia método de pensamiento (que podría ser llamada "filosofía").


Texto: Jakeukalane.
Imagen I: Malverro. Modificada por Jakeukalane. Imagen original aquí → Heavy Metal Chaos Knight.
Imagen II: Rodney Matthews. Modificada por Jakeukalane. Imagen original aquí → Goblins de Hielo.
Imagen III: Jakeukalane. Imagen original aquí→ Los Vallayushi (deviantart). Imagen en tamaño completo aquí → Los Vallayushi (imagen).
Imagen IV: Malverro. Imagen original aquí → Chaos Knight. Imagen en tamaño completo aquí → Los Señores del Caos Buscadores.
Imagen V: VanHoofers. Imagen original aquí → Swordsman thumbnails.

©Hyposs Productions. ©Malverro ©Rodney Matthews ©VanHoofers