Un Señor de la Consciencia, por 10-dave1.


Texto original inspirado en mi propia versión de la creencia popular en el mundo de los sueños y en la literatura fantástica del siglo XX y XXI.


Los Señores de la Consciencia son seres nativos de los Espacios Planares Oníricos, los lugares del Milegu donde lo soñado es algo tangible. Los Señores de la Consciencia están hechos de materia onírica, una sustancia muy voluble pero que otorga muchas posibilidades.

Los Señores de la Consciencia no perciben la realidad de la misma manera que las demás criaturas que sueñan. De hecho la perciben de una manera exótica sólo comparable a como lo hacen los Dioses Oníricos, por eso se les suele incluir entre ellos a pesar de que estos no busquen creyentes ni grupos de seres a los que mostrar sus poderes.

Su manera de percibir la realidad tiene mucho que ver con el Concepto Anexo a la Realidad conocido como Hyihäsiru (/xai-xa-’si-ru/) 🔊 o Sueñovivo. Debido a que perciben la realidad casi exclusivamente mediante este Concepto Anexo, su mentalidad y sus rutinas son incomprensibles para algunos.

De hecho, los Señores de la Consciencia no están despiertos ni dormidos, no hacen vigilia ni descansan, no están presentes ni ausentes, sino que habitan un estado conocido como "el estado consciente paradójico del semisueño de Ashath" (/ash-’at/) 🔊. En este estado los Señores de la Consciencia pueden extender el Hyihäsiru de sus mentes que se forma en el sueño profundo hasta donde estén. Sea el tipo de Plano que sea.

Y trasladando el Hyihäsiru allí a donde van pueden alterar la realidad igual que si se tratara de un Plano Onírico haciendo cosas que solo pueden hacer los dioses a pesar de que ellos no sean dioses.

Los Señores de la Consciencia manipulan tanto su materia onírica como los Planos Oníricos con la facilidad y la cotidianeidad del pensamiento. Alrededor suyo las paradojas no son algo externo que complique la realidad sino que son los adoquines a partir de los que se construye el entorno.

Escaleras de Penrose, botellas de Klein, cambios de gravedad repentinos, objetos relativos que tan pronto son pequeños como enanos debido a trucos de perspectiva, recursividades, bucles espacio-temporales y demás construcciones que para seres comunes son extrañas salpican los Planos por los que pasan. Aglutinándose y enrevesándose cuanto más cerca se está de un Señor de la Consciencia al mismo tiempo que se van haciendo más puras y menos disonantes creando un es-noexiste (paradoja/no-disonante)1  imposible de resolver.

Cuando los Oniromantes detectan la huella de un Señor de la Consciencia en un Plano, procuran abandonar ese Plano lo antes posible por el bien de sus vidas. Muchos han caído en invisibles trampas por confiarse demasiado, camaradas que se tornaban en viento, arcilla, mármol, humo, innumerables formas; suelo que se perdía para acabar caminando por la superficie de uno mismo, por la cara interna de una tibia estrella hecha de ilusiones, entre las gotas de un manantial de sueños.

Los Oniromantes saben que hay infinitos misterios dentro de los Planos Oníricos, pero estar cerca de un Señor de la Consciencia no es ir en busca de un misterio, es dejar que ese misterio coja el universo con sus manos y haga papiroflexia con él mientras tú estás dentro.

El origen y el fin de los Señores de la Consciencia es algo que muy pocos seres pueden aspirar a conocer, aun entre seres Origū (Primeros, Magníficos, Dioses del Caos, etc.), muy pocos dedican suficiente poder como para descubrir. Pero entre círculos de eruditos de Metaoniromancia se dice que “el estado consciente paradójico del semisueño de Ashath” es un estado adquirible por cualquier ser Origū que tenga la suficiente paciencia e interés. Y que una vez alcanzado otorga el poder de la plasticidad cósmica del Hyihäsiru a aquel que lo logra. Se sospecha que los seres que habitan en los Centros del Milegu (Centro de Todo y el Centro del Cosmos) pueden alcanzar fácilmente este estado, pero suelen evadir el asunto cuando se les pregunta.

*1: Cuanto más se acerca uno, más contradictorio es eso de que sea paradójico y no paradójico a la vez. Volver.


Criaturas: Origū (Primeros, Magníficos, Dioses del Caos), Señores de la Consciencia, Dioses Oníricos, Oniromantes (clase).
Espacios Planares: Milegu, Centros del Milegu (Centro de Todo, Centro del Milegu), Espacios Planares Oníricos (Planos Oníricos). Bucles espacio-temporales.
Conceptos: Hyihäsiru, es-noexiste, estado consciente paradójico del semisueño de Ashat, Alteraciones de la realidad (lugares de gravedad cambiante, objetos relativistas, recursividades).
Objetos: Escaleras de Penrose, Botellas de Klein.
Substancias: materia onírica.


Texto: Avengium.
Imagen: 10-dave1 (archive.is), modificada por Jakeukalane con recursos de lacza (5 colored eyes). Recurso en tamaño completo aquí → 5 colored eyes. Imagen en tamaño completo aquí → Los Señores de la Consciencia.

©Avengium ©10-dave1 ©Hyposs Productions. ©lacza