20110909143346-dragon-cromatico-blanco.png

Los Dragones Blancos de Krynn (también conocidos en algunos lugares como Dragones de Hielo [de Krynn] o Wyrms Glaciares) son escasos y solitarios. Tienen dimensiones "pequeñas" (comparándolos con otros Dragones Cromáticos como por ejemplo los Dragones Negros de Krynn), no superiores a los ocho metros, y un intelecto un poco más pobre que el de sus hermanos. Por eso a menudo son considerados estúpidos o poco inteligentes por otros Dragones de Krynn, aún cuando no es del todo así.

De todos los Dragones Cromáticos de Krynn, los Dragones Blancos son los más débiles, los menos capaces y los más salvajes (poco más que animales depredadores), aunque eso no significa que sean inofensivos. Son torpes pero eficaces, impulsivos, crueles y realmente malignos.
Esta debilidad (comparado con otros Dragones Cromáticos) es producida debido a la endogamia necesaria para subsistir a las temperaturas terriblemente bajas que soportan los Dragones Blancos. Aún así, son lo suficientemente poderosos para abrumar a cualquier ser humano y tienen una memoria a largo plazo excepcional.
Son de naturaleza tan codiciosa y maligna como el resto de Dragones Cromáticos y no deberían ser subestimados sólo por su falta de previsión, su baja inteligencia o por no ser tan fuertes como el resto de los Dragones.

Se les distingue físicamente por varias características: la cabeza y el cuello parecen combinar a la perfección entre sí, y sus alas parecen un poco desgastadas por los bordes. Tienen una aleta de piel (papada) alineada con multitud de espinas debajo de la barbilla.
Sus cabezas son muy aerodinámicas, y tienen una cresta en lo alto de sus cráneos. Despiden un olor fresco y levemente químico.
Su arma de aliento es de hielo y puede ser transformada en un inmenso cono de hielo para encerrar en muy poco tiempo a sus desprevenidas víctimas.
No son buenos en la magia (no pueden formular sortilegios), pero se sienten fascinados por ella, y puede servir a los magos. Algo de magia (aunque sin serlo del todo) es su arma de aliento y su capacidad para crear niebla espesa o muros de hielo. Al igual que los Dragones Rojos y los Dragones Dorados de Krynn son inmunes al fuego, los Dragones Blancos son inmunes al frío.

Viven en entornos donde el frío es extremo o nunca sube de cero -las áreas árticas de Ansalon (en Krynn) o en alta montaña- donde el hielo y la nieve siempre cubren la tierra. Gracias a sus blancas escamas se camuflan a la perfección en las nevadas planicies.
Dominan amplios territorios, aunque no les prestan gran atención y frecuentemente dependen de sus vasallos para mantener sus territorios libres de problemas. Esto es así porque son gobernantes poco interesados por el día a día de sus dominios. Sólo cuando el peligro es inminente y a la vista de todos, los Dragones Blancos reaccionarían frente a la amenaza.

De lo contrario, le correspondería al resto de su grupo hacer frente a dichas amenazas, así como planear el futuro.

Excavan profundas cuevas en las laderas de las montañas árticas o cerca de la cima de grandes picos y las convierten en sus guaridas. Estas guaridas normalmente tienen muchísimos más túneles y cámaras que los construidos por otros Dragones Cromáticos y cuidan mucho de que las entradas se abran al exterior lejos de los rayos del sol. Sus heladas grutas son la única cosa por la que mantienen un interés activo, manteniéndolas lo más bellas posibles.
Allí guardan todos sus tesoros y recubren la caverna totalmente de hielo para que refleje en las gemas (les gustan especialmente los diamantes, aunque también poseen grandes cantidades de platino, plata) porque les fascina admirar el brillo que producen y, para ellos, son una de sus más preciadas posesiones.


Los Dragones Blancos más poderosos a veces convierten un enorme iceberg en una guarida flotante. Dichas guaridas tienen un entrada debajo del agua así como otra a cielo abierto.
Los Dragones Blancos adultos poseen varias habilidades muy útiles para el hábitat ártico: pueden subir los acantilados de hielo con facilidad, volar muy alto y rápido, y son nadadores excepcionales. Sus párpados son muy delgados para prevenir quedar cegados por la nieve al observar paisajes árticos. También tienen visión nocturna.
Pueden nadar a través de las aguas glaciales tan fácilmente como vuelan y les encanta, pues cuanto más fría, mejor.
Suelen pasar al aire libre mucho tiempo para disfrutar del viento helador que azota continuamente el terreno, y se revuelcan y juegan en los bancos de nieve. Odian el sol y el calor. De hecho si pasan demasiado tiempo lejos del frío pueden morir.
Cuando las temperaturas suben demasiado, estos Dragones entran en un estado letárgico.
 
A pesar de los Dragones Blancos, como todos los otros Dragones de Krynn, son capaces de comer casi cualquier cosa, son bastante particulares y sólo consumen alimentos que previamente han congelado. Por lo general, después de que un Dragón Blanco ha matado a una criatura con su arma de aliento, devora el cadáver mientras todavía esté rígido y frío. Enterrará a otras víctimas en bancos de nieve hasta que estén debidamente congeladas.
Gran parte de su dieta consiste en criaturas acuáticas, como ballenas. Los Dragones Blancos siempre están hambrientos y tienden a llegar a ser más y más salvajes conforme maduran y tienden a dejar que sus pasiones animales les gobiernen.

Tienen poco o ningún interés en el arte y sólo un vago interés en los grandes planes malvados de sus primos. En la mayoría de casos, un Dragón Blanco prefiere estar solo. Por eso rara vez interfieren con otros seres. Estas arrogantes y soberbias criaturas prefieren viven en la heladora soledad. Consideran al resto de criaturas como presas.

Sabiendo que son la más pequeña y débil de las razas de dragones, muchos Dragones Blancos tienen complejos de inferioridad y evitan cualquier enfrentamiento con Dragones más poderosos, pero aprovechan cualquier oportunidad para descargar sus frustraciones en criaturas menores, intimidando a seres como Gigantes de Hielo y Dragones jóvenes de otras especies.

Los enemigos naturales de los Dragones Blancos son los Gigantes de Hielo que habitan en el Mar de Hielo pues matan a Dragones Blancos para alimentarse, para utilizar sus duras escamas como armaduras, para someterlos como guardias y como monturas. Constantemente luchan contra ellos.

En tiempos de guerra, los Dragones Blanco son usados como exploradores o son asignados para defender zonas de menor importancia estratégica. Aunque lentos de reacciones, los Dragones Blancos pueden ser combatientes efectivos, basándose en gran medida de sus armas de aliento para debilitar a sus oponentes antes de alcanzar a atacarlos con sus garras y colmillos.
No gastan demasiada energía cuando atacan pues prefieren emboscarse. Huyen fácilmente y se ponen de mal humor cuando han perdido una batalla.

No demasiado inteligentes, los Dragones Blancos prefieren atacar con sus armas más potentes (su aliento) primero, sin tener en cuenta a que oponente se estén enfrentando. Esta táctica a veces perjudica al Dragón, pues si se enfrenta a varios enemigos puede malgastar su arma de aliento en un enemigo pequeño, teniendo que enfrentarse después cuerpo a cuerpo con un enemigo de mayor tamaño, que le puede infligir graves heridas.

Si un Dragón Blanco se cruza con una posible presa (tanto en agua como en tierra), la perseguirá hasta que la consiga cazar, no importa cuanto tiempo lleve.
Esto es una muestra de la tendencia animal que tienen estos Dragones, al considerar las cosas siempre en el presente (el aquí y el ahora) en vez de hacer planes de futuro. Sólo son importantes las necesidades y emociones del momento sin tener previsión o arrepentimiento.
Cuando persiguen a sus presas (como osos polares o focas) en el agua en vez de emplear su arma de aliento usan sus garras y mandíbulas para atacarlos.

Los Dragones Blancos suelen enterrar sus huevos en la nieve mientras dura la incubación.

Son bastante indiferentes como progenitores, pues no se preocupan de atender o proteger los huevos de ninguna manera, aunque por lo general se encuentran enterrados cerca de sus guaridas.

Un wyrm (denominación para las crías de Dragones Cromáticos) recién nacido tiene las escamas tan claras como el hielo, desprendiendo un brillo similar a un espejo. Conforme su edad va creciendo  el brillo desaparece y llega un momento cuando ya son muy viejos en los que las escamas de color gris pálido, azul y brillantes se mezclan con las de color blanco (que van apareciendo cuando el Dragón madura).

Se espera que sobrevivan por su cuenta desde el momento en el que nacen, y una vez que un Dragón deja atrás la etapa de cría, debe valerse por sí mismo, aprendiendo a cazar y defenderse observando lo que hacen sus padres.
Algunos Dragones Blancos permiten a sus crías vivir en su guarida hasta que alcanzan la edad adulta, pero eso no significa que mientras los jóvenes permanezcan con ellos (desde que son crías, pasando por la etapa juvenil hasta que son jóvenes adultos) los protejan de ninguna manera.

Los Dragones Blancos hablan su propia lengua y la lengua dracónica de los Dragones Cromáticos. El número de dragones capaces de comunicarse eficazmente con otros seres inteligentes es muy inferior al de otras razas de Dragones (sólo un 7%). Conforme van pasando las etapas de su crecimiento su inteligencia aumenta y también lo hace su probabilidad de adquirir estas habilidades.

Los Dragones Blancos viven alrededor de 750 años mientras que los ancianos alcanzan los 1700 años y los más longevos de todos alcanzan los 2100 años.

Los Dragones Cromáticos Blancos del Milegu

Los Dragones Blancos se han extendido por todo Ythjontar. Es por ello por lo que el epíteto "de Krynn" puede resultar inadecuado en algunas ocasiones. Se los puede encontrar también muy fácilmente en diversos lugares del Milegu.

Nota I: Este texto no concuerda al 100% con los dragones de Krynn puesto que se ha intentado aglutinar todos los textos disponibles y no todos describen Dragones de Krynn sino que también Dragones de D&D al igual que ocurre con los Dragones Negros. El apartado Dragones Cromáticos Blancos es una unión con mi mitología.
Nota II: Los Dragones no existen.

Texto: Traducción y redacción por Jakeukalane a partir de las fuentes mencionadas. Incluye redacción propia para unir los diversos textos.
Fuentes: Dragons of Krynn, Orbe de los Dragones, Wyntersrayne: White Dragons, Monster Manual, Play Dragons in AD&D, White Dragon (The Forgotten Realms Wiki), White Wyrmling, Seresmitologicos.net; Wikipedia: Dragones de Dungeons & Dragons, Chromatic Dragons (Dungeons & Dragons).


Imagen I: Monster Manual, modificada por Jakeukalane.
Imagen II: Richard Sardinha. Draconomicon.
Imagen III: Larry Elmore.
Imagen IV: Lars Grant-West. 4ª edición. Localizada aquí: Sandmanreturns.
Imagen V: Richard Sardinha (?). Monster Manual v3.5.
Imagen VI: Autor desconocido. White Wyrmling.
Imagen VII: Njoo.


©Hyposs Productions. ©Richard Sardinha ©Larry Elmore ©Lars Grant-West ©Wizards of the coast ©Njoo