20130630205920-fenix-de-takansivlata.jpg

Texto original.


Los Fénix de Takansivlata (o Tsauhââ) son aves majestuosas, como todos los Fénix, que pueblan los cielos de Takansivlata incluso allí donde las tormentas de hielo negro lo han arrasado todo. Resisten el gas tóxico conocido como hielo negro debido a lo peculiar de su plumaje, que no sólo es capaz de filtrar las impurezas del aire sino que también puede disminuir de manera drástica la presencia de gases concretos en grandes volúmenes de aire.

A pesar de que se les aplique el nombre de Fénix, no son capaces de renacer de sus cenizas. Se los conoce así, sin embargo, por su capacidad de sobrevivir en entornos donde otras especies morirían y por conseguir que otros seres que se hallen cerca de un Fénix de Takansivlata también sobrevivan ante una eventual aparición de una tormenta de hielo negro.

Cuando el planeta Takansivlata dejó de vagar sin rumbo a través del espacio y entró en el sistema estelar de Ewhorth, estos Fénix se opusieron con energía a la invasión procedente de Cieagantu —otro planeta del sistema estelar de Ewhorth—, por parte de las Sombras Interplanares de Cieagantu. Cuando estos seres intentaban aniquilar a la fauna local, los Tsauhââ los conducían a todos a lugares donde se estuviese produciendo una tormenta de hielo negro, disminuyendo en una zona concreta la concetración del gas tóxico hasta que éste no fuera mortal para los nativos de Takanasivlata, mientras que lo seguía siendo para todo ser procedente de Cieagantu.

Es gracias a las nocivas tormentas de hielo negro y a los Fénix de Takansivlata por lo que la fauna autóctona nunca se extinguió del todo a pesar de los esfuerzos de las Sombras Interplanares.

Los Tsauhââ miden entorno a los 10 metros de envergadura. Su ciclo vital ha ido variando a lo largo de la historia de Takansivlata y se encuentra intrínsecamente relacionado con su peculiar atmósfera. Es por eso por lo que hace eones, en la Era Primordial, sus hábitos eran totalmente diurnos. Además su color era completamente diferente, mucho más claro. Conforme pasaron los milenios y después de que Takansivlata dejase su sistema estelar natal rumbo hacia el sistema estelar de Ewhorth, los ciclos vitales de los Fénix comenzaron a cambiar. La aparición de las primeras tormentas de hielo negro así como el denso gas blanco que llegaría a cubrir totalmente la atmósfera, supuso un cambio radical en el estilo de vida de los Fénix. Se transformaron en seres mayoritariamente nocturnos (dependiendo de la latitud).

Cuando las Sombras Interplanares de Cieagantu atacaron, los Tsauhââ de zonas cercanas a la "tormenta perpetua" del Polo eran seres completamente nocturnos y de profundo color negro, mientras que los Fénix del hemisferio sur y ecuador mantienen sus habituales hábitos diurnos.

Todo esto se debe a que la "tormenta perpetua" del Polo es más tóxica cuando recibe los rayos altamente energéticos de Ewhorth. En realidad lo que ocurre es más extraño: la energía que proporciona Ewhorth al planeta es tan elevada que contribuye a la creación de más y más sustancia de hielo negro. Por lo tanto, durante la noche hay menos concentración de este gas, mientras que por el día, en las zonas polares es peligroso volar incluso para los Fénix.

Así es como se cree que se fue formando la "tormenta perpetua": la energía continua proporcionada por Ewhorth interaccionó con las preexistentes extrañas tormentas polares (no tan tóxicas) modificando su estructura y conviertiendo a la tormenta en un sistema estable que sólo de vez en cuando se desbordaba (poniéndose de manifiesto en los descensos de la tormenta hacia el ecuador).

A pesar de que se organizan en bandadas ocasionalmente también puede haber individuos solitarios que exploren los cielos.

Los Fénix de Takansivlata son seres muy inteligentes y con una complicada estructura social en la que, sin embargo, no existe un líder absoluto. Cada clan tiene sus leyes propias dictadas por grupos de Fénix que son capaces de adentrarse muchos kilómetros hacia el norte o que han salvado a otros Fénix de morir asfixiados.

Como el compañerismo entre los Tsauhââ es un factor primordial, son muchos los Tsauhââ que cuentan con poder de decisión dentro de cada clan.

Aunque no están enfrentados entre sí, cada clan tiene un territorio determinado, previamente acordado con otros clanes y siempre se busca no provocar un conflicto entre los clanes.
En la Era Primordial, cuando los Tsauhââ eran de color claro y la atmósfera de Takansivlata no era diferente de la de otros planetas, los Tsauhââ guerreaban entre ellos. Cuando el planeta fue expulsado de su sistema estelar de origen y los volcanes llamearon hacia el cielo, los Tsauhââ se dieron cuenta de que para sobrevivir tendrían que dejar a un lado cualquier conflicto existente entre ellos. Sin embargo, los clanes no se disolvieron, pues las tradiciones de cada grupo eran demasiado fuertes y su orgullo también. En vez de desaparecer, los clanes forjaron pequeños entramados de diferentes metales y se los regalaron entre ellos. Esos presentes recordarían los lazos de unión entre ellos, a la vez que hicieron un juramento de lealtad entre todos los clanes.

Los Fénix de Takansivlata conservan un mito con respecto a su origen: Tkaa, diosa alada protectora del planeta sopló sobre el universo nubes de ceniza y previno a los Tsauhââ de que su planeta erraría hasta llegar a una estrella mortal. Sólo con la ceniza sobre el planeta y sobre los propios Fénix, Takansivlata podría sobrevivir. Para ello Tkaa tuvo que destruir el satélite que acompañaba a Takansivlata llamado también como la diosa: Tkaa.

Según este mito de los Tsauhââ (o Fénix de Takansivlata), la destrucción de Tkaa cubrió el planeta de hielo negro y cambió el color de los propios Tsauhââ.


Criaturas: Fénix de Takansivlata. Sombras Interplanares de Cieagantu. Tkaa.
Lugares: Ewhorth: Takansivlata, Cieagantu, Tkaa.


Texto: Jakeukalane.
Imagen I: Jakeukalane, usando recursos de awakisalonikasky-stock/phantompanther. Imagen original original aquí → Los Fénix de Takansivlata (deviantart). Imagen en tamaño completo aquí → Los Fénix de Takansivlata (imagen).
Imagen II: Jakeukalane, usando un recurso de foxception. Imagen original → Mini planet: Takansivlata (deviantart). Imagen en tamaño completo aquí → Mini planet: Takansivlata (imagen).


©Hyposs Productions. ©Awakisalonika ©Sky-stock ©phantompanther ©foxception