20140203183356-endlech.jpg

Texto inspirado en el concepto científico de la autopoiesis. Ver nota.


El Endlech, de "end-lech" ("lo interminable", "ciclo sin fin" —en idioma gaélico de Lwön—), es un concepto que describe a ciertos entes del Milegu, tanto seres animados como inanimados, lugares y otras cosas. Por añadidura el término Endlech se usa para referirse a estos entes: el Endlech, la Endlech, los Endlech. De esta manera el término Endlech también es llamado "lo Endlech" para denotar que no es un ente 1.

Una definición muy técnica establecida por la Academia de Sofofísica de Sistemas Cogi es como sigue 2:


"Un ente Endlech es un sistema organizado como una red de procesos de producción (transformación y destrucción) de componentes que a través de sus interacciones continuamente regeneran y realizan la red de procesos que los han producido y constituyen al ente Endlech como una unidad concreta en el espacio en el que ellos mismos existen (los componentes).

La red de procesos de un Endlech se considera generalmente como el máximo de eficiencia energética en un sistema que se intenta mantener. Mientras sistemas que no sean Endlech tienen una eficiencia finita, un sistema Endlech es infinito en su capacidad de automantenerse."

Esto quiere decir que cualquier cosa que sea un Endlech tiene que ser algo compuesto de partes, generalmente visibles, pero estas partes no son el Endlech, el Endlech es la estructura global que se genera.

Inicialmente, los únicos Endlech que se conocían eran los ahora llamados Endlech altamente metaestables increados, también llamados Endlech Naturales. Estos entes se autocrean ya con la red completa de procesos de regeneración infinita y cuando van a decaer no presentan síntomas hasta el instante en el que decaerían, en el que simplemente colapsan todos los procesos y componentes al mismo tiempo y el Endlech se descrea a sí mismo.

Los componentes de un Endlech son generalmente cosas cotidianas, moléculas del grupo del carbono, del grupo del silicio, gases, moléculas inorgánicas... etc. Pero también pueden estar compuestos de cosas más exóticas como elementos del Milegu u objetos complejos milegunianos (Interiores de lo Único, átomos cxȱ’qre, etc). Algunos Endlech solo usan un tipo de componente mientras que otros usan varios tipos pero esto es sólo un cambio estético cuando los componentes son cosas cotidianas. Un ejemplo de componente de un Endlech es la roca de color dorado de la que está formado Zurthnae, el Increado, un Endlech con una capacidad de autoconservación tan alta que es considerado un dios que se creó a sí mismo.

Los componentes de un Endlech no limitan a ese Endlech, por ejemplo, si las condiciones ambientales obstaculizan o impiden la presencia de esos componentes, el Endlech desarrollará nuevas rutas por las cuales crear nuevos componentes, resistir a las condiciones con sus mismos componentes o una mezcla de ambas. En su estructura quedan guardadas muestras diminutas de todos los anteriores componentes usados por un Endlech, en similitud con los linfocitos de memoria.

No habría que confundir un Endlech con una Máquina o grupo de Von Neumann. Mientras una máquina de Von Neumann es un ente autoreplicativo que hace una acción por cada modelo de máquina de Von Neumann, los componentes de un Endlech, aun en el caso de que sean todos iguales, hacen todos los procesos de ese mismo Endlech. En el caso de que todos los componentes sean exactamente iguales, actuarían de células madres plenipotenciarias 3  y en caso de que hubiera distintos componentes unos serían las células madre (podría ser cualquiera de los componentes o incluso cada uno de ellos) y los demás componentes serían especializados.

La capacidad de seguir siendo Endlech de una entidad es advertible aunque no suele ser medible ya que hay que manejar infinidad de datos para hacerlo. Lo que mide esto es un umbral de peligro. Por debajo del umbral de peligro, sigue siendo Endlech, pero si se acumula daño en sus componentes y estos no son capaces de regenerar el sistema, la capacidad Endlech colapsa y la entidad puede perecer como cualquier otra.

Este umbral de peligro en el que algo ataca el sistema no es como los umbrales de los sistemas que no tienen una capacidad literalmente infinita de autorepararse por infinidad de rutas distintas. Este umbral es el número infinito, si se mira desde fuera, pero si se usa de manera comparativa entre distintos Endlech, se advierte la diferencia. Para hacer decaer a un sistema Endlech habría que atacarle en sus componentes en multitud de rutas distintas al mismo tiempo. La capacidad que tiene de seguir existiendo siendo atacado por una o varias rutas es una medida de este umbral, que además determina la velocidad de recuperación. Si el ataque no resultase definitivo, el Endlech podría regenerarse.

Incluso siendo atacado en cada una de sus rutas y en cada uno de sus componentes al mismo tiempo, un Endlech soporta esto una cantidad determinada de tiempo, eso también define su umbral de peligro. Si aún así el daño continua, colapsa de manera violenta y desaparece totalmente en el instante calculado en el que no aguantaría una unidad de tiempo más. Al igual que en Endlech se habría creado a sí mismo, se destruiría a sí mismo.

Los Endlech se clasifican por dos criterios, uno de ellos mide la pureza de su Metaestabilidad. Esto es, la cantidad de amortiguación contra los cambios externos (su homeostasis), la capacidad de crear y mantener rutas y la cantidad de éstas y, por añadidura, la velocidad de su regeneración.
Según este criterio, los Endlech pueden ser altamente metaestables o Endlech naturales; o bajamente metaestables o Endlech artificiales. El otro criterio mide el momento del inicio de la entidad, según este los Endlech pueden ser creados o increados.

  1. Endlech altamente metaestable creado: Estas entidades suelen haber sido creadas por otros entidades Endlech, aunque en teoría pueden haber sido creadas por cualquiera con el poder suficiente. El sistema tiene el mejor aprovechamiento de las rutas y sus componentes tienen el decaimiento más lento. Ejemplo: Las joyas de Zurthnae.

  2. Endlech altamente metaestable increado: De repente aparecen de la nada, son increados. El sistema tiene el mejor aprovechamiento de las rutas y sus componentes tienen el decaimiento más lento. Estos Endlech son misteriosos y algunas veces han dado lugar a otros Endlech. Ejemplos: Zurthnae, el increado.

  3. Endlech bajamente metaestable creado: Estos Endlech han sido creados. Empezaron no siendo una entidad Endlech, por otros motivos, sus procesos fueron convergiendo con los procesos que realiza un Endlech y llegado el momento llegaron a autoperpetuarse en el tiempo. Aunque su autoperpetuación es para siempre, si no intervienen factores externos, su sistema, sus rutas, sus componentes y la relación entre estos son más toscos. El grado de perfección de un Endlech se puede describir por la gráfica de una función logarítmica, para la misma cantidad de mejora, cada vez hace falta más y más perfeccionamiento. Ejemplo: La comunidad de Nanomechies.

  4. Endlech bajamente metaestable increado: Estos Endlech son también llamados Pseudo-Endlech, porque a veces es difícil distinguirlos de los entes que no lo son. De repente aparecen de la nada imperfectos, alcanzando un estado de autoperpetuación similar al de los Endlech, y en algún momento en el futuro, su metaestabilidad decae y dejan de ser Endlech. Ejemplo: El capricho de Ackackend.

Tampoco hay que confundir el concepto del Endlech con el de Plaga Gris. Mientras que la Plaga Gris es una colonia de elementos que usa su entorno para crear más elementos (ecofagia), en un Endlech esto no es así. En un Endlech sus componentes son células (o sus equivalentes) de un ser pluricelular y su objetivo es mantenerse siempre igual (homeostasis).

Aunque un Endlech parezca homogéneo, no es una suma de sus componentes, sino que lo principal es lo que puede hacer un Endlech que sus componentes no pueden hacer. Debido a la infinidad de rutas que aparecen y desaparecen del uso en un Endlech, a un Endlech no le hace falta coger elementos del entorno (ecofagia) sino que hay rutas capaces de crear componentes mediante reciclado o algún otro proceso de materia ya presente en el Endlech. Por esta razón los Endlech tienden a tener siempre la misma masa, volumen y densidad.

Aunque esto puede cambiar según la situación y el Endlech. Éste puede utilizar utilice algunas rutas para crear componentes que le permiten aumentar o disminuir masa sin desaprovechar materia presente en ellos o coger materia del entorno, y algunas veces con un gasto mínimo de materia del entorno.

En contados casos, los Endlech han resultado peligrosos para aquellos que habitaban cerca de ellos. Para que un Endlech actúe de manera peligrosa debe de haber alguna ruta que se autoperpetúe en la que los componentes no sean los óptimos y en los que se produzcan más rutas defectuosas. Las rutas defectuosas son abundantemente menos metaestables con lo que esto es increíblemente difícil que se produzca. Si las rutas óptimas son mucho más metaestables y se producen mucho mejor en todos los aspectos, arrinconarán hasta hacer desaparecer a cualquier ruta defectuosa que pudiera surgir.

En el Plano Inferior de Noruyoewu se produjo un incidente trágicamente célebre que involucró a los Wa-twou (pertenecientes al Ejército del Mal) y a un Endlech. Este Endlech tenía como componentes homogéneos únicos mermelada de pomelo. El Ejército del Mal, habiendo descubierto recientemente a los Endlech, quería usarlos como arma para conquistar los Planos, pero los Endlech se resistían a todos sus intentos, eran inatacables. Después de mucho deliberar, los Wa-twou dedujeron que en vez de atacar a sus componentes atacarían a sus rutas. Los Wa-twou inventaron un veneno lógico (muy similar a los Xiöýi tâhhjö, conocidos como Destructores de Planos Vitales, construidos por los Señores del Mal para destruir los Planos Vitales de los Supremos Dragones Níveos) que corrompiera al Endlech sin detener el flujo de sus rutas y verían lo que pasaría (usaban el método de ensayo y error).

Cuando los Wa-twou inocularon el veneno a Rayusktai, el Endlech de mermelada de pomelo, al principio no pasó nada, pero después Rayusktai empezó a aumentar de masa, se volvió muchísimo menos metaestable, con lo que sus componentes decaían y desaparecían en poco tiempo y empezó a ocupar mucho más volumen que antes (menos componentes, más volumen=menos densidad).

A medida que pasaba el tiempo y el veneno lógico de los Wa-twou se expandia por su sistema, Rayusktai abarcaba cada vez más espacio hasta que llegó un punto en el que alcanzó un nuevo estado de metaestabilidad mucho más bajo pero permanente y llegó a un punto de no-retorno porque sus rutas corruptas eran más abundantes en porcentaje que sus rutas óptimas con lo que se había autoperpetuado lo no-óptimo. Se podría decir que Rayusktai había muerto envenenado 4. Una vez que todas sus procesos y rutas consistieron en ganar más masa (cuando el 100% eran no-óptimas, no antes) empezó a coger cada vez más y más espacio, las especies cercanas veían con preocupación como invadía sus territorios, hasta que quedaban conservadas bajo toneladas de mermelada de pomelo (al ser muy poco denso esto significaba metros y metros cúbicos de mermelada de pomelo).

Cuando los Vöranii, entidades interplanares, se enteraron de que esto estaba pasando en el Plano Inferior de Noruyoewu, mandaron a Rayusktai, también llamado Rayusgulfer después de su envenenamiento, a un Pllano Negativo y le encerraron allí.

Los Autoendlech

Cuando un Endlech introduce nuevos componentes, y uno de estos es una paradoja, ésta crea nuevas rutas y se produce una explosión lógica. Esto hace que el Endlech se diferencie de lo que era antes pasando a ser algo que puede tener tanto las mismas características que antes, como otras nuevas que no tenía. A este nuevo ente se le llama Autoendlech.

La presencia de paradojas en su estructura, otorga un grado de indeterminación a todos los valores que describen a un Autoendlech tales como su umbral de peligro. Un Autoendlech puede experimentar repentinos cambios de componentes o desvíos a rutas alternativas sin aparente motivo. Algo que confunde a cualquier observador. Esto es así por la capacidad contradictoria de las paradojas y no hace al Autoendlech más vulnerable, sino que hace que su metaestabilidad sea mayor aunque ese estado local de estabilidad pueda ser menor que el que tendría sin paradojas (aunque haciendo virtud de la contradicción en algunos momentos pueden ser menos metaestables).

Los componentes de los Autoendlech son una mezcla de sus componentes antiguos, paradojas lógicas contorsionándose, componentes cambiando como un fractal animado y extraños componentes (como Interiores de lo Único) que nunca han tenido y que no están en ninguna ruta.

Estos extraños componentes tampoco se guardan para posterior utilización porque son partículas virtuales, ondas que aparecen de la nada como los Endlech y después se descrean, es una especie de visión de otros momentos del cosmos, otros cursos de acción en los que ese mismo Autoendlech tendría de manera natural esos componentes.

Los Autoendlech que en algún punto de su estructura tuvieran objetos milegunianos complejos podrían de repente tener un proceso de autocontención que los convertiría en una unidad, que a su vez estaría compuesta a pesar de ser una unidad, con lo que se convertirían en un Interior de lo Único. La autocontención que tiene un Interior de lo Único sería el estado de metaestabilidad máxima que podría alcanzar tanto un Endlech como un Autoendlech ya que cualquier cosa que lo afectara no advertiría que tiene componentes porque están más allá de la paradoja, con lo que cual no podría afectar a los componentes y estos podrían hacer su trabajo de manera indefinida haciendo al Autoendlech invulnerable a cualquier ataque no paradójico.

En los componentes virtuales de los Autoendlech, y a veces en los Autoendlech en sí, por fracciones de segundo se produce el proceso de autocontención como un espejismo. Todos los Autoendlech que están autocontenidos en realidad son el mismo Autoendlech, porque tienen a los demás Autoendlech como partes suyas. Esto se puede relacionar con el concepto mileguniano de la Multiplicidad de lo Único.

Entre los Autoendlech como entre los Endlech también suelen pasar desastres inesperados, aunque son incluso mucho menos comunes que entre los Endlech. Uno de ellos es el Devorador del Milegu llamado Iomghaoth (nombre gaélico que significa ciclón), que se originó cuando un dem nutkiae se fusionó con un Autoendlech creando un Devorador del Milegu muy estable.

*1: Un concepto que hay que distinguir es el de el "Ente" de Parménides de Elea, que es eterno, uno e inmutable, del de Endlech.
Eso no es un Endlech, los Entes de Parménides son eternos por causas divinas y no por la dinámica de sistemas.
*2: Los Cogi hablan otro idioma, tienen otros órganos fonadores, tienen un cerebro diferente, están a otro nivel cognitivo distinto del de los lectores y por último, lo expuesto en la cita está simplificado.
*3: En biología la única célula plenipotente es el embrión. Ya que cada unidad que compone a un Endlech es plenipotente, esto significa que cada unidad de un Endlech lleva en su interior la potencialidad de un Endlech completo.
*4: Metafóricamente. El juego de palabras está en que Rayusktai había sucumbido completamente al veneno, lo que se suele llamar morirse, pero en realidad no había muerto envenenado sino que había alcanzado otro estado diferente.


Criaturas: Cogi, Cxȱ’qre, Zurthnae, el Increado, Wa-twou, Ejército del Mal, Señores del Mal, Vöranii, Devoradores del Milegu (Iomghaoth), dem nutkiae. Endlech (Rayusktai/Rayusgulfer, Endlech Naturales; Zurthnae, el Increado; las joyas de Zurthnae, la comunidad de Nanomechies, el Capricho de Ackackend)
Espacios Planares: Planos Vitales, Plano Inferior de Noruyoewu, Pllanos Negativos.
Objetos: Xiöýi tâhhjö (Destructores de Planos Vitales).


Nota I: Este artículo está inspirado en el concepto autopoiesis y complementado con nociones de metabolismo, también tiene una inspiración inadvertida por el autor hasta haber sido acabado el artículo en el personaje de Marvel Comics (Nimrod) el cual es usado por Molde Maestro para cazar mutantes tal como se puede ver en las entregas: El día de las otras luces/The Day of Other Lights (Volumen #246 de la Imposible Patrulla-X) y La luz que se apagó/The Light that failed (Volumen #247 de la Imposible Patrulla-X) de julio/agosto de 1989 en las que Molde Maestro usa ecofagia y otras capacidades para autoperpetuarse.

Texto: Avengium.
Imagen: Avengium.

©Avengium