20140227212711-el-plano-del-tiempo.jpg

Imagen: Representación artística de El Plano del Tiempo, por Barret L. Bowen.


Texto original de Jakeukalane inspirado en la imagen.


El llamado generalizadamente Plano del Tiempo no sólo no existe como tal, sino que hace referencia a muchísimos Planos (o Estructuras Planares) diferentes. Al ser el Tiempo un Origi, las estructuras que se han creado para almacenar su Esencia prima o fundamental no se pueden llamar Planos. Así pues, nos vemos obligados a tomar una palabra diferente para designar este tipo de estructuras. Una buena palabra es P’allta, que proviene del quechua "plano". Es un buen término porque muchas criaturas y seres incas 1  dotados de inteligencia llegaron a saber de la existencia de estas estructuras.

En un P’allta existen numerosos sub-p’alltas y muchos de ellos están repletos de estructuras intrincadas cuya visión para un ser inteligente no es la real. Lo que viene a los ojos de cualquier ser inteligente si llega a vislumbrar, por algún extraño motivo, uno de estos P’allta es un gran espacio repleto de diferentes manifestaciones del tiempo. Según la cultura o educación de cada individuo el P’allta se muestra de una u otra forma.

Un Plano del Tiempo o P’allta no es un Tempoplano.

Algunas P’alltas han sido creadas artificialmente por parte de criaturas avanzadas técnicamente, como los Liihwal tyyuher, para ser estudiadas. Si se presentan en el interior de un Plano o en un Planeta (como en Liiwal Eu, planeta de origen de los Liihwal tyyuher), necesitan ser confinadas mediante Paradojas. Otras criaturas las usan conjuntamente con Planos Estadística artificiales.

*1: Esta frase se dice en un contexto ficticio. Volver.


Criaturas: Origum: Tiempo, Liihwal tyyuher.
Espacios Planares: P’allta, Planos, Estructuras Planares. Tempoplanos. Planos Estadística.
Lugares: Planeta Liihwal Eu.
Conceptos: Esencias, Esencias fundamentales. Paradojas.


Texto: Jakeukalane.
Imagen: Barret L. Bowen. Imagen en tamaño completo aquí → El Plano del Tiempo.

©Hyposs Productions. ©Barret L. Bowen