20120223184151-pesadilla-de-oog.png

Texto original.


Como bien dice su nombre, las Pesadillas de Oog, son un tipo de Pesadilla y, aunque no sean hipoformes sensu stricto, pueden tomar la apariencia de Pesadillas hipoformes (o lobunas).
Estas Pesadillas metabolizan las emociones que les extraen a sus víctimas, tanto felicidad como miedo, transformando todas estas sensaciones en emociones malignas 1.
Las Pesadillas de Oog están compuestas directamente de emoción: mezcla de miedo leve y terror. Sus víctimas predilectas son los niños y adolescentes, no alimentándose de otra cosa que no sean estas víctimas (excepto en caso extremo).

Las Pesadillas de Oog, no obstante, no dudarán en aterrorizar hasta la muerte a otros seres pero dejando su cadáver intacto. Como su poder reside en la mente y en la subjetividad del miedo de su víctima, siempre eligen lugares oscuros, tenebrosos, aterradores, abandonados o una amalgama de todo esto, cosa que aumenta su influjo sobre la víctima y su posibilidad de éxito. En estos sitios las Pesadillas de Oog cometen a veces asesinatos de varios niños de una sola vez, no conformándose con vaciar su interior, laceran y maltratan sus cuerpos con y sin vida de múltiples maneras.

Su constitución determina totalmente como son y como actúan. Están compuestos de miles de seres iguales en forma, pero de distinto tamaño. El individuo más grande es el que decide todo, mientras que el resto, simples sombras, le acompañan (véase la imagen). A la vista de sus víctimas son etéreos, bidimensionales, y como una sábana tendida al aire. Su movimiento ondulante y su apariencia de retazos de tejido no hacen sino incrementar el miedo en sus víctimas.

Multitud de hechiceros malignos suelen convocarlos para realizar tareas innombrables. Éstos, les encargan las tareas a las que no están dispuestos sus otros esbirros. Con motivo de su impiedad, las Pesadillas de Oog se resistirán a cualquier cadena de mando, siendo necesario su sometimiento por el convocador.

Cuando las Pesadillas de Oog precisan felicidad en su dieta, cambian sus hábitos, morando en sombras, como la de un objeto, o una cueva y siendo estrictamente nocturnas. Cuando cae la noche, abandonan su sombra y se dirigen a acechar y matar a sus víctimas. Cuando las ven, emiten un aullido aterrador que las paraliza. Momento que aprovechan para extraerles la felicidad de su cuerpo 2.

En Oog son muy temidas.

*1: Al alimentarse de emociones se les ha clasificado junto a seres onirívoros [comedores de sueños] como los Baku, los Lobos Hambrientos de Pesadillas o los Oehju.
*2: Como el susto paralizador es tan repentino, la emoción anterior al susto perdura en el cuerpo de la víctima y puede ser aprovechada.


Criaturas: Pesadillas de Oog, Pesadillas hipoformes, Pesadillas lobunas. Onirívoros: Baku, Lobos Hambrientos, Oehju. Humanos de Oog.
Espacios Planares: Plano donde se encuentra Oog (sin nombre conocido). Nombrado como Bhýtâs-Oog (Plano de Oog) en el Xyyäsarl Bhýtas (Listado de Planos), dussiano.


Texto: Avengium, Jakeukalane y mich.
Imagen: Jakeukalane, modificada a partir de una imagen de Javier Fernández. Imagen original aquí → La furia, la ira y la violencia. Imagen en tamaño completo aquí →  Pesadillas de Ogg.

©Hyposs Productions. ©Avengium ©Mich ©Javier Fernández