20140130193845-los-neldras.jpg

Texto original.


Los Neldra son seres gigantescos compuestos de piedra que proceden de un submundo creado por Odranæ (un Yáwohhiur) en el Planeta Qhot-naun-phaqiasiari.

En Odranærya (así es como se llama ese submundo), los Neldra dominan el inmenso territorio cubierto de selvas.

Cuando Odranæ vislumbró por primera vez su submundo, éste no había sido creado todavía. Este tipo de situaciones donde existen cosas que aún no han sido creadas son muy comunes en el Milegu. Ello es posible debido a las paradojas que afectan al Milegu provocando lo que se ha dado a conocer como el es-noexiste. El es-noexiste permite la inexistencia de algo a la vez que está existiendo y ninguna de las dos cosas a la vez y todas las cuatro al mismo tiempo. El concepto de algo que es creado después de que comience su existencia se denomina Xiwalianqué.

En el momento en el que los Neldra se presentaron ante Odranæ para explicarle como podría crear su propio submundo en el que los propios Neldra estaban, en Odranærya no había ningún otro ser vivo más, aparte de las inmutables selvas. 

Los Neldra se alzaban impertérritos entre las selvas, tan antiguas como el propio Tiempo.

Cuando los países yáwohhiúricos (en Qhot) se vieron expuestos a la invasión élficosangrienta en la Segunda Guerra Élficosangrienta, buscaron desesperadamente el lugar donde habían enterrado (a salvo de la Plaga) todos los datos de los que disponían del control de los submundos y sus tecnologías. El recuerdo de su emplazamiento había sido perdido con la guerra civil yáwohhiúrica.
Cuando encontraron dicho lugar, consiguieron desarrollar una técnica para encontrar Odranærya, el mundo de Odranæ.

Aunque Odranæ se había desentendido del resto de Yáwohhiur, respondió ante la petición de ayuda, pues su querida ciudad, Vaelamieelu, la ciudad más bella de toda Erakykima central, estaba en peligro.

Con ayuda de Aonastes, su mentor y amigo, también estudioso de los submundos, desarrollaron un método para poder sacar objetos de los submundos hacia Qhot.

Tardaron años en conseguirlo 2  pero tuvieron su sistema justo a tiempo para que los Neldra, con sus pesadas hachas de obsidiana, evitaran la masacre en Vaelamieelu y emprendieran la ofensiva que iba a expulsar de manera definitiva a los Elfos de la Sangre Resplandeciente del continente de Erakykima.

Después de ello los Neldra habitaron no sólo en Odranærya sino también en Qhot, donde fueron recibidos con grandes honores, a pesar de su hosco comportamiento y escasas palabras.

Sin embargo, en Qhot-naun-phaqiasiari los Neldra no eran inmortales y lentamente tuvieron que ir abandonando sus enormes palacios en Erakykima para volver a su submundo.

Sobrevivieron a todos los vaivenes que tuvo en Qhot aquella época turbulenta debido a que sellaron Odranærya para evitar cualquier visita indeseada.

Fue en época de los Demonios Pllana, cuando éstos empezaron a devorar submundos, cuando toda pista de Odranærya y de los Neldra se pierde definitivamente.

Es bastante posible que fueran devorados con el resto de submundos, sin embargo que en Odranærya viviera el genio de los submundos Odranæ lleva a pensar que quizás se salvaran de alguna manera.

Apariencia y comportamiento

La apariencia de los Neldra es casi idéntica a todos ellos: moles gigantescas de piedra con rostro andrógino inmutable. Cuando se mueven, a su alrededor se distorsiona la realidad. En Odranærya son totalmente inmortales, no habiendo muerto ningún Neldra jamás. No tienen relación con ningún ser vivo ni inteligente (con la excepción de Odranæ) y cuando otros seres procedentes de Qhot intentaron atacarles reaccionaron creando de la nada unas enormes hachas de obsidiana, resplandecientemente negras, con las que pusieron fin a cualquier intento de agresión. Fue con dichas hachas con las que  también expulsaron a los Elfos de la Sangre Resplandeciente de territorios yáwohhiúricos en Qhot.

En Qhot también creaban sus inmensas mansiones de la nada e instantáneamente, pero en cambio no conservaban la inmortalidad por lo que volvieron a Odranærya.

*1: Este tipo de situaciones donde existen cosas no creadas son muy comunes en el Milegu. El fenómeno concreto se produce debido al es-noexiste.
*2: El tiempo transcurre de diferente manera en Qhot-naun-phaqiasiari que en el submundo de Odranærya. Mientras que en Odranæerya habían pasado seis años, en Qhot habían pasado apenas diez meses.


Criaturas: Origū Tiempo, Neldra, Yáwohhiur, Elfos de la Sangre Resplandeciente, Demonios Pllana. Plaga de la Sangre Resplandeciente.
Espacios Planares: Milegu, Qhot-naun-phaqiasiari, Planeta Qhot-naun-phaqiasiari, continente de Erakykima.
Conceptos: Paradojas, es-noexiste, Xiwalianqué.
Entidades políticas: Ciudad de Vaelamieelu, países yáwohhiúricos.
Acontecimientos: Segunda Guerra Élficosangrienta, Guerra civil yáwohhiúrica.
Individuos: Odranæ, Aonastes.


Texto: Jakeukalane.
Imagen: Thierry Rouzier (titou). Imagen original Angkor photos. Imagen en tamaño completo aquí → Los Neldra.

©Hyposs Productions ©Thierry Rouzier