20150521155458-los-dragones-buenos-de-pryan.jpg

Texto inspirado en los libros de El Ciclo de la puerta de la Muerte, ver nota.


Los Dragones Buenos de Pryan (o Dragones Verdes de Pryan) son la contraposición benéfica de las Serpientes-Dragón de Chelestra. Mientras aquéllas son la forma física que adopta el Mal Superior, los Dragones Verdes de Pryan son las formas físicas de un Poder Benéfico Superior contrapuesto y de igual poder.
Al igual que sus hermanas malvadas su forma no es realmente fija sino que pueden transformarse en absolutamente todo lo que deseen, poseyendo un dominio en el arte de la polimorfización comparable (o superior) al de los Sercque.
Así pues, las formas que toman en Pryan les hacen parecerse más a Dragones Orientales, serpentinos y sin alas. Sin embargo, cuando se presentan en el Laberinto tienen unas alas enormes. El color que presentan casi siempre, bajo todas sus formas es verdeazulado.
Su origen es dudoso, aunque se sospecha que surgieron como una corrección en la Onda (al igual que la inestabilidad en la Onda que provocó el nacimiento de los Patryn a partir de los Sartán).
La Separación habría provocado que el Poder Maléfico superior tomase una apariencia física. Ello provocó un desequilibrio en la Onda que se corrigió automáticamente con la creación por parte de la Onda de los Dragones Verdes de Pryan.
Cuando las Serpientes del Mar de Chelestra se quedaron congeladas cerca de Surunan (debido a la deriva del sol de Chelestra), los Dragones Buenos de Pryan se retiraron en la profundidad de las enormes selvas de Pryan.
Una vez que las Serpientes-Dragón despertaron de su hibernación, así lo hicieron también los Dragones de Pryan.
Los Titanes de Pryan los temen.

Los Dragones Verdes de Pryan también ejercieron de guardianes ante el exterior. Aunque la Puerta de la Muerte estuviera cerrada, no así el acceso de Pryan hacia otros Planos. Los Dragones de Pryan rechazaron muchas invasiones procedentes de otros Planos. Una de aquellas razas expulsadas de Pryan por los Dragones fue la raza Shesheyan.


Nota I: Basado en los libros de el Ciclo de la Puerta de la Muerte de Margaret Weis y Tracy Hickman. No busca parecerse al 100%, puesto hay elementos propios de mi mitología (como los Sercque).
Nota II: Los Dragones no existen.


Texto: Jakeukalane.
Texto en cursiva: Adaptación del contexto de El Ciclo de la Puerta de la Muerte a mi mitología.
Imagen: Stephen Youll. Imagen en tamaño completo aquí En el Laberinto: Dragón Benéfico de Pryan contra Dragón del Laberinto. (antigua)

©Hyposs Productions. ©Stephen Youll