20150412213604-los-nnai-abominaciones.jpg

Texto original, inspiración en la imagen.


Llamados Abominaciones o "los Hermosos", los Nnai 1  son una raza que despierta una simpática repugnancia en todos los seres que los conocen.

A pesar que durante eras se creyó que eran algún tipo de Ilícido (por su inmejorable trato con esas razas y todas las que conforman la Horda Ilícida), los acontecimientos más recientes 2  ocurridos en el Milegu hacen pensar que se trata de poderosos dem nutkiae [escuchar]. Los dem nutkiae son un extraño grupo de especies de los que apenas se conoce nada, excepto que son excepcionalmente poderosos. También pertenecen a ese grupo de especies los Tjrahui y Qwrartu. En el caso de los Guardianes del Varkaus la pertenencia o no a los dem nutkiae es insegura.

Apariencia

Los Nnai suelen ocultar su grosera apariencia debajo de su refulgente y fina piel.
Su piel, de color gris, es viscosa y está siempre húmeda. No tienen esqueleto de ningún tipo y su "carne" es increíblemente ligera.
Posee unas afiladas y venenosas púas que recorren toda su cabeza por en medio (al menos lo que en una especie normal se consideraría la cabeza).
Sus ojos, de color negro, se confunden entre las líneas de ese mismo color que recorren su piel. No poseen una boca como tal, puesto que se alimentan de inmateriales Esencias 3.
Aunque todo pareciera sugerir que flotan en el aire cuando no se hayan controlando a otro ser (ver más adelante), no es así. Los Nnai apoyan ligeramente sus zarcillos en el suelo, impulsándose mediante zancadas muy largas pero ingrávidas. Ésto es lo que provoca su bamboleante y peculiar andar.
Sus estilizados movimientos producen un vaivén característico muy vistoso a la vista. Estos gráciles movimientos han tratado de ser replicados en innumerables danzas de otras tantas especies, pero sin éxito. El porqué son considerados Abominaciones, a la vez que en otros lugares son conocidos como "los Hermosos"4, sólo puede ser explicado debido a su naturaleza traicionera y contradictoria: su apariencia externa llega a ser realmente bella en los momentos en los que tratan embelesar a gran cantidad de seres para luego devorar sus Esencias. Sin embargo, su apariencia real provoca escalofríos de miedo incluso en las especies más poderosas.

Si un Nnai es observado en circunstancias ajenas a su voluntad (es decir, cuando no está subyugando a algún ser inteligente para devorar su Esencia), se encontrará o bien asumiendo la forma de otro ser (los Nnai son seres metamorfos) o bien suplantándolo.

Cuando asumen la forma de otro ser son inidistinguibles de él, aunque a la vez son muy vulnerables porque también adquieren de manera total la fisiología del ser en el que se convierten. Es por eso por lo que casi nunca asumen la forma de otro ser, sino que lo "suplantan".

En la suplantación, los Nnai se colocan encima de la cabeza de su víctima, a modo de casco, clavando sus tentáculos en la base del cráneo. Sus víctimas sólo ven repentinamente una masa negra que les cubre los ojos. Momentos después caen en un profundo letargo.

Una vez que controlan adecuadamente al individuo, permanecen invisibles (aunque su víctima sea perfectamente visible). Por eso los Nnai son muy peligrosos como espías.
Esta invisibilidad no es mágica o material sino psicológica: al igual que muchas otras técnicas similares para lograr la invisibilidad, la técnica que utilizan los Nnai se basa en confundir al cerebro de los seres de los que se quiere ocultar para que piensen que no hay nada en ese lugar o que es tan poco relevante que no tiene importancia. El resultado es que casi todos los seres que llegan a verlos descartan el suceso de los recuerdos conscientes.
Aunque todos sean capaces de "ver" a los Nnai, muy pocos son los que recuerdan a estos seres. Si lo hacen es de manera realmente difusa.

También existe la posibilidad de que un ser inteligente sea capaz de verlos y que, incluso, lo recuerden. Pero intentarán atribuir esa visión a cualquier otro fenómeno lógico, antes que aceptar la existencia de los Nnai.

Estas habilidades para pasar desapercibidos han dificultado enormemente el estudio de los Nnai. Sólo han sido analizados por especies dedicadas a la recolección y catalogación de seres como los Dussianos, los Kdieua o las Razas Lttbeh (en concreto Nhel y Sercque). Aunque los Nnai se han relacionado abiertamente con Cazadores Interplanares y, por supuesto, con otros dem nutkiae, no fueron conocidos por la mayoría de especies del Milegu hasta la Guerra Interplanar.

Pero la invisibilidad de los Nnai no siempre funciona:
Si un ser que es suplantado por un Nnai es muy fuerte físicamente, puede llegar a despertar del letargo inducido y liberarse del control del Nnai. Cuando esto sucede, el Nnai pasa unos momentos expuestos al peligro. El Nnai se verá obligado a abandonar el cuerpo de su víctima apresuradamente, para evitar ser lastimado, puesto que el tejido interior con el que cubren la cabeza de sus víctimas es muy sensible (en esa zona tienen una gran cantidad de terminaciones nerviosas, utilizadas para controlar mentalmente a sus víctimas).

Los Nnai viven durante cantidades de tiempo inconmensurables y son inmortales en casi todos los aspectos. Es por esto por lo que "juventud" y "vejez" no se entienden en los términos normales, sino en términos de poder: un Nnai es joven cuando no ha absorbido las suficientes Esencias.

Ser expulsados de un cuerpo sólo suele ocurrirle a los individuos más jóvenes, (esto es Nnai demasiado débiles para intentar ese método). Los más ancianos consiguen doblegar incluso a Dragones 5.

La suplantación de cuerpos casi siempre tiene como objetivo devorar a un número realmente importante de Esencias. Para lograrlo planifican muy bien su estrategia, eligiendo a un individuo que pueda aproximarse a una gran cantidad de gente sin generar desconfianza, pero lo suficientemente fuerte físicamente para aguantar la suplantación del Nnai durante un tiempo prolongado 6. Si el suplantado muere antes de que el Nnai empiece su festín, el Nnai se deshace del cuerpo.
Para devorar a las Esencias, los Nnai "despliegan" su apariencia (se hacen visibles) pero no con su verdadero aspecto, sino con una apariencia totalmente diferente.

Nnai, por Kiiinthebob

Dependiendo del contexto del que procedan sus víctimas actúa de una manera u otra.
Puede fusionarse aparentemente con el ser que ha suplantado, tallando sobre su cara las facciones nnai y haciendo desaparecer la parte alargada de su "cabeza", sus espinas y sus piernas-tentáculo.
También puede adquirir apariencia bipodal o cuadrúpeda (siempre con su rasgos nnai en la cara).
Estas variantes de Nnai son siempre de una increíble hermosura 7.

Conforme van adquiriendo más y más poder, los Nnai necesitan mayor cantidad de Esencias para alimentarse.
Para trasladarse de un lugar a otro cuando no controlan a ninguna víctima también pueden flotar en el aire. 

Emanaciones

Aquí entran en juego el resto de increíbles poderes que poseen los Nnai. Los Nnai no sólo tienen la capacidad de tomar la apariencia de otros seres, suplantarlos o manipularlos a voluntad sino que, como dem nutkiae que son, tienen muchos más poderes: estos poderes son conocidos como emanaciones.

Al igual que los Tjrhaui (que poseen nueve emanaciones), los Nnai pueden utilizar a su antojo estos poderes, combinándolos de muy diversas formas. Mientras que las emanaciones de los Tjrhaui eran de sonido, las seis emanaciones de los Nnai son un tipo de distorsión que modifica el espacio.

La primera emanación es una de las más importantes: su capacidad de hacer miles de copias físicas de sí mismos. Es fundamental destacar el adjetivo "físicas", puesto que todas y cada una de estas copias poseen un cuerpo real y material.
Esta emanación, sin embargo, sólo la pueden emitir los Nnai más poderosos, puesto que es muy peligrosa 8. Profiriendo con éxito esta emanación, un solo Nnai puede llegar a devorar miles de Esencias en poco tiempo.
Pero cuando un Nnai con poder insuficiente intenta controlar la primera emanación puede fracasar y perder su individualidad.

Esto puede conducir a dos caminos: dentro del desastre, si el Nnai logra incrementar su poder, acabará convertido en lo que se conoce como "Nnai colmena": cientos de Nnai idénticos, fruto de la prolongación indefinida de la primera emanación, mucho menos inteligentes aunque tremendamente peligrosos.
Los "Nnai colmena" son utilizados por otros Nnai en grandes batallas como un arma muy eficaz.

Si en el proceso no logra aumentar su poder, la primera emanación no se producirá, pero el Nnai sufrirá los efectos: su poder se verá reducido al mínimo y su mente se divirá en múltiples facetas. Un Nnai facetado necesitará, para tomar la más mínima decisión, horas y horas de intensa reflexión.
Un Nnai que haya sufrido este proceso tardará siglos en recuperarse. Sin embargo, algunos de ellos, aún cuando su mente está facetada pueden tejer pensamientos muy complejos que luego transmiten a otros Nnai.
Los Nnai facetados "sabios", como se los conoce, son muy buenos estrategas (aunque un poco lentos) y dan consejos al resto de su raza.

La segunda emanación es la más conocida y que ya hemos explicado: la dominación mental. Esta emanación les permite esclavizar a grandes cantidades de seres. También es utilizada para la suplantación, tanto para inducir el letargo en sus víctimas como para permanecer "invisibles".

Pero la emanación más importante y que es aplicada de diversas maneras es la tercera: con esa emanación perturban el Tejido Interplanar y logran introducirlo dentro del Espacio Planar normal. Lo esculpen y con él hacen sus armas.

La cuarta y la quinta emanación son simples variaciones de la tercera emanación.
La cuarta emanación es la proyección de Tejido Interplanar dentro de un Espacio Planar, como si fuera un material (o un líquido) arrojadizo.

La quinta emanación es capaz de hacer "arder" el Tejido Interplanar, proporcionando una cantidad de energía muy elevada a los Nnai, aunque no les sirva como alimento.

Existen diversas disciplinas dentro de los Nnai que se dedican a la "escultura" de Tejido Interplanar y a su manipulación. Cada escuela está especializada en un tipo concreto de aplicación de las emanaciones tercera, cuarta y quinta.

La sexta emanación, y que se ha mencionado antes, es el cambio de forma. Los Nnai no sólo pueden suplantar enemigos sino que pueden transformar totalmente su cuerpo para llegar a ser otro ser.

Sus construcciones son peculiares castillos de grandes dimensiones compuestos de materia normal que está envuelta por una fina capa de Tejido Interplanar lo que da a todos sus edificios una apariencia difusa e imprecisa.

El resto de poderes innatos a los Nnai los utilizan para poder subsistir en el caótico mundo Interplanar.
Por ejemplo, los bordes de su piel son (vistos al microscopio) hileras diminutas de geometría fractal. Esto es así porque los fragmentos de irrealidad (esto es, ∞ρ [infinito paradojas] que rompen el Tejido Interplanar de una manera no sólo física sino también en información —son vacíos de información—) atraviesan todos los objetos que se internan en el Tejido Interplanar.
Sin embargo, los objetos de geometría fractal no se ven afectados por los fragmentos de irrealidad 9  y constituyen una barrera muy eficaz (es por ello por lo que las naves interplanares dussianas tienen un diseño en el que toda su parte exterior se compone de formaciones fractales).

Así pues, aunque no pueda determinarse al 100% que sean o no dem nutkiae lo que está claro es que son Criaturas Interplanares, adaptadas a la vida en el Tejido Interplanar.

Es por ello por lo que se los puede encontrar en cualquier Plano del Milegu y también en cualquier tipo de ambientes.


*1: Se pronuncia en-nnai. Escuchar. Nnai significa "engaño" en alguna lengua antigua. Se desconoce como se denominan así mismos (autónimo).
*2: El cronista se refiere a los sucesos inmediatamente anteriores al final de la Guerra Interplanar. Debido a ciertas distorsiones complicadas ocurridas en el Milegu durante ese período, ese suceso queda en el futuro (según el comentarista del texto).
*3: Las Esencias son un tipo de Alma característica del Milegu: recoge en su interior toda la información existente sobre un individuo y su especie (una especie de ADN metafísico).
*4: Y también como como "Ssës’udal eghwögedëeyâk", traducible como "Hermosas Abominaciones". El idioma de esa expresión es el dussiano, uno de los estándares lingüísticos del Milegu (al menos en cuanto a catalogación de especies se refiere).
 *5: Los Draknnai, como son conocidos los Nnai que han suplantado a un Dragón, son seres terroríficos. Por contra, el Nnai que haya realizado esa acción no volverá a ser independiente, aunque controle totalmente los actos del dragón (obviamente eso depende del poder del dragón, también). Si un dragón logra zafarse del férreo control de un Nnai, el dragón morirá al instante y el Nnai probablemente quedará en estado vegetativo (aunque no permanentemente).
*6: Cuando un Nnai suplanta a un ser humano, éste tarda muy poco en morir (aproximadamente 2 horas), debido a la pérdida de sangre y a que su cerebro no controla correctamente los órganos vitales. Los tiempos son diferentes para diferentes especies: los elfos por ejemplo (como los Elfos Säarian) tardan entre 6 y 12 horas en morir, siendo los preferidos por los Nnai.
*7: A pesar de que muchos apuntan a la posibilidad de que los Nnai hipnoticen a todos aquellos que se encuentran a una distancia de menos de 3 kilómetros (tan potente sería ese poder), todo hace creer que esa posibilidad es falsa, siendo realmente bella la apariencia de los Nnai en ese momento y no fruto de distorsiones mentales.
*8: Es relativamente peligrosa para los propios Nnai y tremendamente peligrosa para el resto de seres vivos presentes en el Milegu.
*9: ¿Por qué? Pues porque un fractal es una estructura, un patrón geométrico que se repite indefinidamente a diferentes escalas. El fragmento de irrealidad se "pierde" en los entresijos del fractal.


Criaturas: dem nutkiae (Nnai, Draknnai, Nnai colmena, Nnai facetados; Qwrartu, Tjrahui), Elfos (Elfos Säarian). Dussianos, Kdieua, Razas Lttbeh (Nhel y Sercque). Cazadores Interplanares. Dragones.
Espacios Planares: Milegu. Espacio Interplanar, Planos. Tejido Interplanar.
Guerras: Guerras Interplanares.
Idiomas: dussiano.
Conceptos: emanaciones, fragmentos de irrealidad.


Nota I: Las seis emanaciones de los Nnai (al igual que los nueve chillidos destructores de los Tjrahui) se basan levemente en los siete "terrores" o poderes de Ḫumbaba (o Huwawa), en el Mito de Gilgameš.


Texto: Jakeukalane.
Imagen I: Igor Puškarić (Pukey82). Imagen original aquí → Abomination. Imagen en tamaño completo aquí → Los Nnai. Gracias. Thank you! (antigua).
Imagen II: kiiinTHEbob. Imagen original aquí → Nnai (practice). Imagen en tamaño completo aquí → Los Nnai. Gracias. Thank you!

©Hyposs Productions. ©Igor Puškarić ©KiiinTHEbob