20140210140340-nhhatrima.jpg

Texto original. Para inspiraciones subterráneas ver nota.


Nhhaatrymä (o Nhhātrymä) es un Dios Mayor del Milegu 1a, producto de una de las múltiples desintegraciones de los W’rêumlr. La historia de Nhhātrymä es singular puesto que en un principio no actuó en ningún planeta ni tuvo relación con ninguna especie mortal del Milegu, para —mucho después—, alcanzar una gran importancia para todo el Milegu.

Su aislamiento de toda forma de vida (y de otros dioses), le llevó a vagar sin fin por los espacios interplanetarios en el Plano de Oor, donde se había originado.

Sus poderes, fruto de las altas energías que se desprendían en el Plano de Oor (la radiación interplanar lo golpeaba de manera implacable) escalaron hasta igualar los de muchos Dioses del Caos.

En su periplo interminable a través del inhóspito Plano de Oor, Nhhātrymä trabó breves contactos con Criaturas Interplanares o Cazadores Interplanares extraviados, lo que le llevó a investigar aún más acerca de los diferentes conceptos que poblaban el Milegu y se cristalizaban en diferentes regiones.

Oor es un Plano realmente extraño puesto que está compuesto de realidades cambiantes, fluctuaciones de los valores de realidad intrínsecos a todos los puntos. Debido al bombardeo continuo que sufre desde el Tejido Interplanar, Oor no está repleto de materia atómica, sino de organizaciones alternativas: la materia ooriana es una materia de energía continua, sin existencia de niveles cuánticos y con 6 fuerzas fundamentales regulándola.

Las estructuras compuestas de materia ooriana se mezclan de manera natural con la materia atómica ordinaria, resultando el Plano de Oor un lugar donde confluyen varios tipos de realidades a nivel microscópico (fluctuaciones de la realidad) y macroscópico (diferentes tipos de materia).

Pero no sólo la materia, la realidad y la energía son diferentes en Oor sino que existen conceptos propios del Alpkatchen: anexos a la realidad, al tiempo, al espacio...

Un ejemplo de ello sería el concepto llamado Njiruh. El Njiruh define la fragmentación del tiempo en una zona concreta, no sólo coexistiendo varios de dichos tiempos diferentes en espacios muy reducidos sino que también se concibe un tiempo-fusión de todos ellos.

Dicho concepto se expresa en forma de estructuras, llamadas Estructuras Njiruh, burbujas espacio-temporales englobadas por una burbuja aún mayor que contiene una suma de todos los tiempos.

En Oor, el Njiruh no está disperso de manera uniforme, por lo que Nhhātrymä nunca había experimentado su influencia. Cuando Nhhātrymä se enfrentó a enormes estructuras-Njiruh dentro de Oor fue cuando su poder produjo un salto cuantitativo importante.

En su soledad, continuamente asaltada por las peculiaridades que se producían en el Plano de Oor, su aislamiento le llevó a descubrir, como ya hicieran otros Dioses Mayores y menores, las peculiaridades del Milegu y, en especial, el concepto sin fin del Alpkatchen.

Conforme Nhhātrymä visitaba más y más lugares de Oor y se encontraba con informes distorsiones planares, exóticas fuentes de energía o Qruzes (como Membranas Planares), fue subdividiendo su núcleo para investigar más a fondo dichos objetos.

Así fue como consiguió salir (una parte de su Esencia) del Plano de Oor y visitar otros Planos. Poco a poco su aumento incesante de poder le permitió visitar miles de Planos al mismo tiempo y acercarse de manera más y más rápida al Alpkatchen y al ∞p-Milegu.

Al poco tiempo descubrió a W’rêum, Jyauquq y a Tlwois que se encontraban en el Plano Abstracto creando abstracciones espaciales sin fin.
Cuando visitó el Plano Abstracto se encontró con muchos otros Dioses de todos los poderes y atribuciones que jugueteaban con la idea de crear Universos estables donde cualquier idea pudiera ser conceptualizada y convertida en abstracta, lo que posteriormente serían los Universos Metafísicos.

Sin embargo, a Nhhātrymä las abstracciones espaciales le parecían un campo muy limitado de acción. Además, le aterraba la idea de ser totalmente absorbido 1b por algún otro Dios (por ejemplo Tlwois rápidamente convenció a Jyauquq para fusionarse en un nuevo ser). Tlwois también quiso unirse a Nhhātrymä, pero Nhhātrymä pensaba (no sin razón) que en dicha fusión podría perder su propia identidad en favor de la de Tlwois y que éste podría volverse malvado (al igual que le pasó a lrwögelkh), por lo que decidió indagar aún más profundamente en los misterios del Milegu.

Esta aproximación hacia ámbitos más paradójicos hizo que su poder fragmentado hallase alternativas al Alpkatchen y al Milegu (aunque dichas alternativas también estén incluidas dentro): descubrió Estructuras Planares enormes, Qadenas, Qqarduss, Zhûn de planetas, Zhûn de Universos, Planetas Cambiantes, Galaxias Cambiantes, Planos dentro de Planos dentro de Planos dentro de Planos (Planos Anidados-n4) y grandiosos Millones de Mundos (algunos de ellos incluso desconectados parcialmente del ámbito del Milegu). Llegó a tener una conciencia del Milegu muy similar a la de las propias Razas Lttbeh.

Fue en un Millón de Mundos exótico y parcialmente desconectado del Milegu, cuando percibió claramente la existencia de otras Entidades iguales a sí misma. No sólo su Entidad misma repetida en diferentes ámbitos sino una infinidad de Entidades iguales a la suya. Había descubierto su propia Qadena.

Gracias a este descubrimiento asombroso, Nhhātrymä entró —de alguna manera—, en la cambiante Historia del Milegu.

Y no sólo eso sino que aceptó la propuesta de fusionarse con Tlwois (controló a una versión de sí mismo menos poderosa que existía en otro lugar del Millón de Mundos y lo forzó a unirse a Tlwois). Para conseguir manejar a otra versión de sí mismo, Nhhātrymä tuvo que disfrazar su Esencia y así entro en otros lugares del Milegu donde existía también.

Gracias a este pacto pudo extender su conocimiento a los Universos Metafísicos y crecer exponencialmente en poder.

Nhhātrymä ya no se parecía en nada a como había sido en sus orígenes y empezó a experimentar con todo tipo de energías, abstracciones, Universos y tambien con vida inteligente, creando poderosos titanes que recorren los mundos 2 y extendiendo su influencia hacia lugares incognoscibles desde el resto del Milegu.

*1a, 1b: Nhhātrymä es una entidad neutra, no tiene género.
*2: ¿Quizás sea Nhhātrymä la Entidad creadora de poderosos seres como los Grandes Maestros Hrýss?


Nota I: El nombre de Oor podría estar inspirado en una mezcla de Org y Troos, ambos lugares que aparecen en "La Maldición de la Espada Negra" (Crónicas de Elric de Melniboné VII).


Texto: Jakeukalane.
Imagen: Dan Hillier. Imagen original aquí → Our Lady of Everything. Imagen en tamaño completo aquí → Nhhaatrymä. Otra aquí → Nhhātrymä.

©Hyposs Productions. ©Dan Hillier