20150511145242-el-equilibrio-lib-nemes.jpg

Texto original, inspirado por el episodio nº 60 de Fringe "Polizón" Temporada 3 capítulo 17.


En el cosmos 1  existen fuerzas descomunales, principios que rigen las estrellas, leyes que gobiernan el vasto espacio y el mínimo átomo. Y un cambio en estas leyes, por imperceptible que pueda parecer, puede cambiar un Universo hasta sus cimientos.

Los habitantes de un Universo que experimente estos cambios pueden variar radicalmente o al contrario, variar lo más mínimo con ese cambio. Pero para el cosmos, todo seguirá igual, como si nada más que una ligera brisa recorriera la inmensidad.

En las múltiples facetas del cosmos, lo que ha existido y lo que no, lo que ha sucedido por el azar y lo que ha dejado de suceder tienen el mismo valor de existencia.

Uno de estos principios universales es el llamado Ershyqueawnys o según otros lenguajes que nos son más familiares, el Equilibrio Líb’nemes.

El Equilibrio Líb’nemes gobierna sobre la causalidad de los hechos, y en su interior se encuentran dos fuerzas contrapuestas que se debaten en una lucha infinita. Éstas han recibido muchos nombres a lo largo de los siglos y los lugares en los que se han conocido, pero algunos de estos nombres que podrían sonarnos más familiares son la Sincronicidad Nemética y la Aleatoriedad Libértica.

Según si un Espacio Planar está dominado por la Sincronicidad Nemética o por la Aleatoriedad Libértica los eventos se desarrollarán en él de una manera o de otra.

En Espacios Planares con un valor muy alto de Sincronicidad Nemética, surgirá muy temprano un plan monumental que orquestará todos los hechos de la realidad de ese Espacio Planar hacia un fin concreto. Sea éste el que sea. Estos hechos suceden en su preciso momento, es decir con una gran sincronicidad y encajan todos ellos como piezas de un gran puzzle.

Si el Espacio Planar tiene una valor muy alto de Aleatoriedad Libértica, en él, todos los actos estarán dominados por el azar, y las leyes de probabilidad oscilarán bruscamente de un momento a otro y de un lugar a otro. Si este valor es extremo será imposible que se de la vida biológica, ni que prosperen las moléculas y se hará casi imposible que este azar desmedido permita la existencia de los átomos.

El Equilibrio Líb’nemes se extiende a lo largo del cosmos llegando a distantes Planos. Muchos de ellos son tan cuadriculados como cubos de rubik que se han resuelto cientos de veces, y algunos de ellos son como tormentas caóticas en las que se vislumbran cosas imposibles durante breves momentos. Pero por lo general los Espacios Planares en los que se da el Equilibrio Líb’nemes son lugares que oscilan entre un polo y el otro.

La extensión de su poder se puede analizar de manera local o planetaria pero su influencia se equilibra con la suma de los Espacios Planares en los que está presente. Se puede haber analizado un Universo entero y no haber llegado a una muestra representativa del valor real del Equilibrio Líb’nemes.

El Equilibrio Líb’nemes es un concepto misterioso, ya que está relacionado inextricablemente con otros Conceptos Anexos como el Qnch’ur’u, el Equilibrio Nys’aw’oeb, el Péndulo Astral 2, y otros muchos.

Pero entes tan misteriosos como el mismo Equilibrio Líb’nemes lo moldean para que este cumpla sus propósitos. El devenir de los acontecimientos en un Plano, o la aparición de ciertas especies o seres es suficiente para desequilibrar el Equilibrio Líb’nemes.

Unas entidades cósmicas velan porque el Equilibrio Líb’nemes no se perturbe, los Xiewklïh mywhhâk tal como fueron nombrados por los Dussianos. Los Xiewklïh mywhhâk continuamente vigilan el estado del Equilibrio Líb’nemes desde nebulosos rincones del cosmos y trenzan los hilos de la causalidad en los mundos.

Los Xiewklïh mywhhâk pueden existir en muchos Planos distintos, en los Planos Materiales, en los Planos Astrales, en los Planos Elementales, en el Espacio Interplanar y en muchos otros Planos. Su aspecto en los Planos Materiales puede cambiar mucho, pero normalmente se manifiestan ante la misma especie de la misma manera, aunque hayan pasado siglos desde su anterior visión. Si varios seres de distintas especies los están viendo, a cada uno de ellos, les parecerá ver un ser distinto.

Una de sus formas más usuales es la de un humanoide o quizás dos unidos en un solo cuerpo. Flotando en el espacio como si la gravedad no existiera para él. En esta forma viste unas ropas con dos colores contrarios, como el negro y el blanco.

Los Xiewklïh mywhhâk tienen dos caras en la cabeza, cada una de ellas con una inclinación de 90 grados sobre la otra. Carecen de nariz y de orejas, en su lugar tienen unos órganos que hacen la función de ambas, en total 4. Estos órganos están dos a ambos lados de los ojos y uno entre los ojos.
En la otra cara, uno de los órganos que estaba en el extremo pasa a estar entre los ojos. El patrón bicolor se repite en los ojos de los Xiewklïh mywhhâk, la mitad del ojo es de un color, y la otra mitad del otro color, como si no entendieran muy bien para qué sirven los ojos.

Los Xiewklïh mywhhâk tienen 4 brazos, que se podrían situar en los ejes. dos en el eje izquierda-derecha, y dos en el eje delante-atrás. Lo mismo pasa con sus piernas. Esto provoca un efecto curioso. Cuando alguien los observa a solo uno de sus perfiles, parece que les este saliendo un brazo de mitad del pecho, cuando en realidad es el brazo del otro lado.

Los Xiewklïh mywhhâk velan por el mantenimiento del equilibrio Líb’nemes, no se aburren ni sienten ansias de poder. Los Xiewklïh mywhhâk no necesitan dormir y son inmortales ya que la materia es sólo una apariencia externa para ellos. Sus costumbres son misteriosas, pero por sus intervenciones se sabe que son poseedores de grandes poderes.

Multitud de entes pugnan por controlar el Equilibrio Líb’nemes pero los Xiewklïh mywhhâk no han dejado todavía ningún conflicto sin resolver. Todos aquellos Espacios Planares en los que existe el equilibrio Líb’nemes siguen sosteniendo un delicado equilibrio entre la Sincronicidad Nemética y la Aleatoriedad Libértica.

*1: A pesar de usar la palabra cosmos, el ámbito al que se hace referencia es al Milegu.
*2: Mientras que en O’shyhon se lo conoce como las Leyes del Mundo por parte de los Stuayth, fuera de O’shyhon se lo llama el Péndulo Astral, Smanight Ibeli para los Daren’Ga.


Criaturas: Xiewklïh mywhhâk, Dussianos, Daren’Ga. Stuayth.
Espacios Planares: Espacios Planares, Universos, Milegu, Planos Materiales, Planos Astrales, Planos Elementales, Espacio Interplanar.
Conceptos: Qnch’ur’u, Equilibrio Nys’aw’oeb, Leyes del Mundo/Péndulo Astral, Equilibrio Líb’nemes. Sincronicidad Nemética, Aleatoriedad Libértica.


Texto: Avengium.
Imagen: Nacho Riesco, phys.org, Jakeukalane (usando recursos de Universalkinase y Untodarkness-stock). Imagen conformada por → Cubic World, →Random laser, Lightning Resurgence, →Lightningpack.

©Avengium ©Nacho Riesco ©Hyposs Productions. ©untodarkness-stock ©Universalkinase ©phys.org