20130913035014-dlolloth.jpg

Los Dlólloth 1  son Seres Interplanares informes que vagan por diversos Planos —permaneciendo generalmente en el espacio intergaláctico, frío y silencioso, y no en el turbulento Espacio Interplanar— buscando información de todo tipo. Ellos mismos se alimentan (y están hechos) de información.

Su planeta de origen —que también se llamaba Dlólloth— y fue destruido por un ataque de los Selire (seres similares a los Señores del Caos o los Señores del Mal).

Su aspecto es variable, pero generalmente son de color azul y rodeados de una filamentosa masa de pequeños tubos iluminados desde dentro. Esas hebras flotantes y luminosas constituyen el verdadero ser de los Dlólloth. A pesar de que aparenten tener una forma humanoide, lo único de lo que están compuestos estos seres es de esos hilos flotantes, el resto está vacío.

Los Dlólloth no son muy comunicativos con otras especies en la mayoría de los planetas que visitan, debido a que tienen fama de traer la desgracia a todos con los que se relacionan 2.

Sin embargo, dicha creencia no tiene fundamento y los Dlólloth son muy comunicativos entre sí y cordiales con todos aquellos seres que se dirijan a ellos. Esta creencia infundada proviene de su apariencia y no de ningún incidente o problema que los propios Dlólloth ocasionen.

La renuencia de los seres que se encuentran en sus viajes a hablar ha variado un poco el comportamiento de los Dlólloth, haciendo que sean más retraídos y no dándose a conocer tan rápidamente como antes.

Su cuerpo no es estable y siempre está moviéndose, con pequeñas olas batiendo las puntas de sus filamentos y que se transmiten por todo su cuerpo.

Su caminar es pausado y estable, desprendiendo una gran solemnidad. No sólo andan por el suelo sino que pueden flotar, planear, volar, andar por cualquier superficie o pared o resistir ante un viento huracanado, sin moverse un ápice.

Les gusta navegar entre las nubes y en el Planeta Dlólloth se alzaban jugando por encima de ellas, danzando junto con las tormentas.

Este dinamismo para moverse y comprimirse de tamaño hace que, a pesar de la hostilidad de muchos seres, puedan alimentarse de información tranquilamente.

Sin embargo, en contadas ocasiones, también han conocido a especies que han sido amistosas con ellos.

En Nyg’Kuürna fueron grandes amigos de los Akleavin y los acompañaron a la Tierra Neshl donde también conocieron y admiraron a los Nubelyn.

Los Dlólloth también son grandes amigos de los Kdieua: mientras que los Dlólloth no tienen un cuerpo físico propiamente dicho, el alma de los Kdieua se encuentra en el exterior de su cuerpo en vez de en el interior. Estas extrañas peculiaridades pueden haber servido de punto de contacto entre estas dos razas.
Se especula con que tuviesen un papel fundamental en ayudar a la recuperación de los Kdieua de su misteriosa dolencia.

Han contactado en ocasiones con los Dussianos y algunas otras especies como los Gnöglözlî o los Hjledunn.

Son enemigos acérrimos de los Búhos de las Sombras y en general de todas las razas del Ejército del Mal (como los Señores del Mal) y, especialmente, de los Selire, incluso de aquellos pacíficos.

A pesar de poder viajar interplanarmente, prefieren vivir permanentemente en el Plano Material y no exponerse a los fragmentos de irrealidad (vacíos totales de información) que existen en el Tejido Interplanar y que pueden destruirles totalmente. Por eso, cuando realizan viajes interplanares usan Membranas Planares o cualquier otro tipo de Qruze en vez de atravesar el Tejido Interplanar.

*1: Se pronuncia dló-loz o dló-lloz.
*2: Quizás se deba a que provocan que, momentáneamente, la temperatura descienda en torno a ellos.

Texto: Jakeukalane.
Imagen: Blatte. Imagen original aquí → Bad Hai Day. Imagen en tamaño completo aquí → Los Dlólloth.

©Hyposs Productions. ©Blatte