20140217033123-los-planos-del-horror-by-zdzislaw-beksinski.jpg

Texto original.

Los Planos del Horror son lugares infames que existen en el Milegu debido a la existencia del Todo. Algunos pensadores entre las razas milegunianas más avanzadas consideran que el Milegu no debería existir e incluso rechazan la existencia de todo el Milegu con tal de no admitir la existencia de los Planos del Horror.

Sin embargo, al igual que en el Milegu existen los Planos de la Belleza, lugares sublimes, no sólo ante un observador sino cuyas propiedades excelsas (matemáticas, de Tiempo, Espacio, complejidad, Realidad, Njiruh, Namosë, dimensionalidad etc) son intrínsecas al propio Plano, lo mismo sucede con los Planos del Horror.

Estos Planos se presentan ante un observador casual como lugares horrendos, repletos de seres sufrientes y agonizantes o sometidos ante torturas sin fin. Sin embargo, dicha imagen de los Planos del Horror es totalmente incompleta.

Si bien, es una parte importante, los Planos del Horror que se muestran así ante un observador podrían camuflarse perfectamente como cualquier Inframundo, Irkalla, InfiernoTuonela, Hel, Naraka, Duat, etc...

Pero los Planos del Horror no sólo son un lugar de tortura para seres vivos de todos tipos (también entidades galácticas o cualquier ser sea malvado o no que allí permanezca) sino que son ontológicamente lugares horripilantes: sus características no requieren de un observador para provocar horror sino que la propia realidad, la geometría del tiempo, el espacio.. etc está retorcida de manera obscena: debido a la Imposibilidad de lo Imposible, los Planos del Horror recogen el Horror puro producido no sólo contra los seres que habitan el Milegu sino contra el Milegu en sí.

Los Planos del Horror no sólo serían un lugar de horror sino que también albergarían en su interior todas las manifestaciones de los sucesos más horribles del Milegu. Por ejemplo un Plano del Horror eterno es el que alberga en su interior a todo el Milegu en instante de acontecer Tulimyrsky, la Tormenta de Fuego, cuando todo el Milegu fue engullido por la Esencia de la Paranoia, un Devorador.

Al igual que en el caso de los Planos de la Belleza, es complicado establecer la dimensionalidad de los Planos del Horror (es decir, las características que presentan los Planos del Horror como Plano: como se conecta con otros Planos, si es accesible desde todo el Milegu, si se encuentra en todo el Milegu a la vez... etc).

Siguiendo una categorización exhaustiva se ha propuesto denominar a los Planos del Horror como "Espacios Planares Singulares Multidimensionales", como los Planos del Saber o los Planos de la Belleza.
Es decir, es posible que los Planos del Horror sean Multidimensiones de tamaño infinito, lo que haría que pudiesen aparecer subtipos de los Planos del Horror y, por lo tanto, existiesen diversos Planos del Horror y no un único Plano del Horror.

Según los Dussianos, uno de dichos ejemplos serían casi todos los Inframundos (procedentes de las creencias de los terrestres del Plano Qenal), Murtia (del Plano Nuug, donde viven los Moørtian) o las Dimensiones Mazmorra (localizads en el Multiuniverso de Mundodisco). Sin embargo, los Kdieua se oponen firmemente a incluir a las Dimensiones Mazmorra como Planos del Horror puesto que no cumplen casi ninguno de los requisitos para ser un Plano del Horror aunque las criaturas que lo habiten parezcan provenir de uno de ellos.

En muchas ocasiones los Planos Inferiores parecen ser interpretados como Planos del Horror, pero aunque muchos Señores del Mal igualen en sus dominios las atrocidades producidas en los Planos del Horror, tampoco encajan en la definición. De la misma manera, los lugares de reposo de los muertos, sean lugares ficticios o existentes en el Milegu, tampoco concuerdan.

Independientemente de cuantos subtipos haya, es probable que los Planos del Horror no sean controlados directamente (al menos de manera inicial) por ningún Primero (siendo Zaqelle el único candidato plausible) y tampoco por ninguna Entidad o fuerza. Y es que, según la Teoría de las Paradojas y las ∞-paradojas que regulan el Milegu, existen Planos del Horror increados y sin ningún ser que los controle de una manera general (y, aunque haya Planos del Horror que estén bajo el control temporal de los miembros de la Ola Sangrienta, dichos Planos del Horror seguirían funcionando de idéntica manera sin dicho control).

A pesar de todo ello, es posible que el nacimiento de los Planos del Horror guarde una estrecha relación con el nacimiento de Devoradores.

Lo que si es cierto es que independientemente de cuánto horror hayan podido experimentar los visitantes que extrañamente hayan sobrevivido a su paso por Plano del Horror, o de cuanto retorcimiento agónico de la realidad del Milegu se produzca, estos lugares están gobernados por el Alpkatchensiempre hay más horror: siempre hay Planos del Horror aún más horripilantes.

Los Planos del Horror y sus entradas son custodiadas con celo por numerosas especies para evitar que ningún ser entre en ellos. Por ejemplo en Hlon, son los Señores de las Garras (o Högadýh) los encargados de impedir el acceso a un Plano del Horror.

Dicho control está plenamente justificado porque algunas Caídas en el Mal se han producido debido a los Planos del Horror (como por ejemplo la Caída de lrwögelkh, un Dios del Caos).

Algunos Primeros, como Mearu o la Sabiduría han destruido parcialmente muchos Planos del Horror, sin embargo, debido a la naturaleza infinita del Milegu, los Planos del Horror no pueden ser extirpados del ∞p-Milegu.

Nota I: Esto es un texto ficticio.

Texto: Jakeukalane.
Imagen: Zdzisław Beksiński.

©Hyposs Productions. ©Zdzisław Beksiński