Amo Firefox y odio IEubuntuBookmark and Share
eXTReMe Tracker
eXTReMe Tracker
Google +1Libro de visitas R

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Los Basiliscos.

Los Basiliscos Serfins

20110129034250-basiliscos-mutagenes.jpg

Texto original.


Los Basiliscos Mutágenes o Serfins (aunque raramente también son llamados Serfiss) son seres que pueden contagiar y autocontagiarse de las características de otras criaturas. Estos Basiliscos provienen de los Cockatrice de la Tierra Neshl, seres mitad gallo, mitad Basilisco.

Los Serfins son ágiles basiliscos que devoran todo lo que ven. El color de sus escamas suele ser cobrizo, aunque en ejemplares que se han contagiado de características de Dragones, como los Dragones de Krynn, los colores pueden variar sustancialmente con todos los colores de los Dragones Cromáticos y Metálicos.
Se rumorea que los Soldados del Mal utilizaron en sus batallas a los Serfins contra los seres vivos del Milegu (en las guerras que se produjeron después de la Apertura de Planos) modificándolos conforme a sus necesidades. Fueron guiados por la Esencia de la Paranoia.

Son seres terroríficos y habitualmente se los compara con los Malto, de los cuales son acérrimos enemigos.

En la Tierra Neshl, a los Basiliscos Mutágenes se los conoce como "Llamas de la Noche", debido al fuego destructor que arrastran allí por donde van y a que cazan a sus víctimas cuando la luz del sol se ha ido. Entre los humanos de ese mundo 1  se los conoce como Portadores-de-la-Enfermedad.
Aunque sus alas puedan parecer insuficientes para volar, los Serfins se valen de ellas para alcanzar enormes alturas, cayendo desde arriba encima de pueblos y campamentos, que arden casi al instante.
Se alimentan de una manera curiosa, puesto que no ingieren el alimento, sino que lo obtienen a distancia. Los seres vivos envenenados y que estallan en llamaradas a su paso constituyen la fuente de su poder.

Acumulan enormes riquezas, aunque a diferencia de otros seres con cubiles similares, los Serfins comparten sus riquezas, es decir que el tesoro que tienen en sus guaridas pertenece a todos. Este comportamiento puede parecer muy extraño en un principio e incluso hay algunos que han dicho que son seres desprendidos y que no son tan malvados como pudiera parecer. Esto último es totalmente falso. El motivo por el que los Serfins comparten sus riquezas es porque depositan en ellas una parte de su poder, que actúa como si fuera una Esencia. Es decir, que depositan su poder en sus tesoros, los cuales están protegidos por el resto de Basiliscos. Sus tesoros actúan como una filacteria gigante. Una filacteria (a veces denomiminado como amuleto o fetiche) es un objeto que sirve para contener el alma del portador con el propósito de otorgarle más poderes o hacerle inmortal. El ejemplo más conocido es el Anillo Único de Sauron en el Mundo de Arda. Otros seres que usan filacterias son los Dracolich y, en general, todo tipo de Liches. Voldemort, un poderoso mago maligno que vivió en la Dimensión Mágica, también utilizó filacterias (los Horrocruxes).

Estuvieron miles de años ocultas del ojo de cualquier otra criatura, durmiendo, enterrados en profundos agujeros de los desiertos. Cuenta la leyenda que decidieron abandonar el mundo cuando se vio frustrado su intento de controlarlo.

En las Sagas de Ha’wšu 2, un cronista humano cuenta la historia

(situada temporalmente poco antes de la Apertura de los Planos) de un Sercque llamado Ha’wšu que está atrapado dentro de la forma de un humano y de cómo viaja al centro del desierto más grande de su mundo 4, en su búsqueda de un ambiente más propicio para su transformación.

Allí, el Sercque, con una ira increíble, intentó transformarse en cualquier otro ser que no fuera un ser humano, sin éxito. Creía que, estando en un desierto (uno de los lugares preferidos de cualquier Sercque), sería capaz de recuperar su habilidad de transformación. Una y otra vez intentó transformarse, haciendo que una gran extensión de la arena que le rodeaba se solidificara y cristalizara, debido a la alta temperatura.
Únicamente recuperó algunos poderes menores e intrascendentes, como la capacidad de solidificar el fuego y hechizos de magia menor.
Calmada su ira, se enterró debajo de la arena para descansar. Pero en vez de encontrar reposo lo que encontró fue la mayor tumba de Basiliscos Serfins existente.
El estruendo y los poderes que había liberado fueron suficientes para despertar a los serpentinos seres de su largo sueño. Una enorme roca partida en dos sobresalía entre la arena.

Ha’wšu no contaba con todos sus poderes, pero los Sercque son una de las cuatro razas conocidas de Lttbeh, las razas que ayudan a los Primeros en su viaje interminable por el Milegu. Es decir, son seres casi indestructibles.

Frente a los más de 200 Basiliscos Serfiss que se allí encontraban debería haber muerto al instante. El mismo aire ardía y la arena del desierto se transformó en lava.


"... los Basiliscos chillaban a su alrededor. El aire parecía estar hecho de fuego y gas tóxico y el suelo, de lava. Ha’wšu sonrió. Era el tipo de ambiente que le gustaba. Aunque no pudiera transformarse debido a la Maldición, aún había algunos poderes que podía utilizar. Si bien había sido algo realmente desafortunado despertar a los Basiliscos, al menos podría pasar un rato divertido.
Los Basiliscos le contemplaban con suspicacia. Habían visto muy pocos seres humanoides en su existencia e incluso a menos seres humanos. Aunque su actitud fuera de desafío, Ha’wšu sabía que tenían miedo. Nunca Los-Portadores-de-la-Enfermedad habían estado delante de un ser tan poderoso como un Lttbeh.
Pronto, un Basilisco, quizás por estupidez o por miedo, atacó al Sercque. Ha’wšu, gracias al enorme calor que le circundaba no tuvo que hacer mucho. Se teletransportó al lugar donde estaba el Basilisco y puso a éste en el lugar que antes había ocupado él. El chorro de veneno ardiente que había emitido el monstruoso ser se precipitó hacia el propio Basilisco, potenciado además, por la magia del Sercque.

Después, la confusión fue absoluta. Aunque Ha’wšu me ha trasmitido todos los sucesos tal y cómo ocurrieron, mi mente no es capaz de distinguir casi nada de lo que sucedió después. Según Ha’wšu, esto es debido a que mi percepción 4a  del tiempo no es infinimétrica 4b, nombre que le da a la capacidad de percibir el tiempo en fragmentos infinitesimales.

Me ha relatado de forma lineal todo lo que aconteció después y yo, aquí, transcribo los sucesos más importantes:

Ha’wšu en seguida se vio abrumado por las decenas de ataques simultáneos de los Serfins. Aunque mató a casi dos docenas de Serfins en menos de 10 segundos, el método empleado a la larga se mostró ineficaz. Los Serfins también podían teletransportarse (si bien es cierto que no con tanta rapidez) y consiguieron alcanzarle dos veces con sus fétidos y corrosivos fluidos.

Creó un hacha enorme y la blandió fuertemente en el aire, generando un campo mental que desorientó a los Basiliscos. Viendo que este ser era uno de los más peligrosos que a los que se habían enfrentado, el Rey de los Serfins 5  se adelantó y habló con el misterioso ser ahora invisible. Utilizó la lengua Basilij 6:


-Iuej Juksss-jajen-fhaguk-shej-feuk-sha-juksh-juksh, ewklaa ñfagyuhe pýh ö mñenöx, Juks. Fajwuemer Tujoiwuat a upÂne, killïhtu jujuxmejs iuwa jenjajssöl alaeitu oguoejaguak7.

Ha’wšu asintió con la cabeza y dijo en el mismo idioma:
Juks, nezpa gajuxekizejxa e gnulifeu sa uejida. Aejlöfe lujldû yewkoul eexzaxje uje pi ljiniul tanjaze pajaxa enjxabo lok yeiks yadacum 8.

(Que traducido viene a ser:

-Soy Juksss-jajen-fhaguk-shej-feuk-sha-juksh-juksh 9, aunque me puedes llamar Juks. Soy Rey de los Basiliscos [dice Serpientes, literalmente] y exijo venganza por la muerte de mis familiares.
-Juks, no he venido a perturbar tu descanso. Si ahora mismo volvéis al pozo del que habéis salido no actuaré más contra vosotros.)

Pero el sueño de los Basiliscos no había sido voluntario, sino inducido por poderosos seres que habían visitado esa parte de la Tierra Neshl hacía mucho tiempo.
La antigua roca, ahora partida, era el sello que había mantenido la magia del sueño intacta durante siglos.

La rápida conversación mental había sido escuchada por todos los Basiliscos que, furiosos, se lanzaron escupiendo sus ácidos tóxicos y maldiciendo contra el Sercque.

Ha’wšu, un poco recuperado gracias al intenso calor del desierto, intentó encerrar él mismo a los terribles Basiliscos con el sello que sobresalía en la arena del desierto, sin conseguirlo. Los increíblemente veloces ataques simultáneos de los Portadores-de-la-Enfermedad llegaron a herir a Ha’wšu.
Agotado, el Lttbeh decidió que la diversión debía continuar otro día, era momento de ponerse serio. Acumuló la mayor cantidad de poder que la Maldición le permitió y congeló el Tiempo y a los Basiliscos.

Incapaz de destruirlos sin poder cambiar de forma, los hipnotizó para que una vez el Tiempo prosiguiera su marcha ellos estuvieran en un estado aletargado, sin poder descargar la furia que habían acumulado durante siglos.

Antes de huir del lugar, dejó malherido con su hacha a Juks, el más poderoso del grupo 10.

Rápidamente, volvió a Jynápolis y contactó conmigo para que le ayudara a buscar Gigantes de Piedra mercenarios.


Él se encargó de contactar con un buen número de Genios de Uughetsean.

Juntos; el Sercque, los Gigantes de Piedra y los Genios de Uughetsean, partieron hacia el resto de las tumbas con el propósito de destruirlas y matar a las decenas de Basiliscos allí dormidos.

Consiguieron su propósito en tres de ellas.

Pero en la última tumba, antes de que pudieran llegar al centro de la catacumba para después romper el sello, caer sobre todos los Basiliscos que todavía estarían desorientados después de su prolongadísimo letargo y matarlos; oyeron un fuerte estruendo por encima de sus cabezas: Un gorgoteo furioso que anunciaba la muerte a aquel que lo escuchara.
Las "Tuhjoihwat" habían llegado antes.
Varios Genios huyeron a su Plano antes de la lucha.
El resto de la partida que seguía al Sercque puso sus hachas en guardia.

Nuevamente sucedió una batalla más veloz que el pensamiento, en la que murieron casi todos los Gigantes de Piedra y Ha’wšu fue alcanzado.

Con gran trabajo lograron salir al exterior de la gruta, al desierto que pronto dormiría aterrorizado por las enormes criaturas que volarían sobre él.

[...]

Cuando Ha’wšu partió de este Plano, me encomendó la tarea de escribir sus vivencias para que fueran conocidas por todos y que los Portadores-de-la-Enfermedad fueran contenidos aquí y no se expandieran por más Planos."

Después de esta estremecedora crónica se entiende porque existía el mito de que los Basiliscos eran los portadores de las calaveras humanas que permitían el paso al Inframundo. Era cierto, de alguna manera.

El resto de la historia no pudo haberla contado el cronista puesto que le esperaba un cruel destino. El planeta entero fue arrasado y controlado por los Basiliscos, antes de que Ha’wšu pudiera reunir a más Sercque.

Su crueldad llamó la atención de los Soldados del Mal y el resto de su historia pasa por su participación en las Guerras Masivas y en la Guerra Interplanar, después de la Apertura de los Planos.

Así, allí se cumplió la frase favorita de los Basiliscos:
-Jaihwa ixe watlun yejwe ñajel exjer, effilin yujïhva 11.

(Que traducida viene a decir: Siente el terror de cada víctima y que todos los seres sean como llamas que arden brillantes).



*1: Se refiere, seguramente, al Mundo Indeterminado en el MDM (Millón de Mundos), aunque también se "encuentra" en la Tierra Neshl.
*2: Ha’wšu se pronuncia ja-u-xu. Escuchar. En la narración de las Sagas de Ha’wšu también se incluye como ha llegado a estar bajo la Maldición de Venninmaa (la misma Maldición que afectó a Tapio, el primer Fricai) y su huida de la Maldición, cayendo a través de un Tempoplano y perdiendo el contacto con el resto de su Milegu.
*3: El desierto más grande pero sólo de su propia Tierra Neshl. Esta Tierra Neshl no tiene denominación y podría ser, como ya hemos dicho, el misterioso Mundo Indeterminado.
*4a: El término percepción proviene de la traducción. La palabra empleada originalmente es "visión".
*4b: Otro ejemplo de percepción/visión infinimétrica se puede ver en la Separación de las Mínimas Diferencias.
*5: Sí, lo sé. Se parecen demasiado a las Serpientes-Dragón de Chelestra, pero ¿qué queréis que le haga? Las criaturas simplemente salen así, cuando escribí acerca de su sueño no estaba pensando conscientemente en la congelación de las Serpientes-Dragón y tampoco cuando escribí lo del Rey de los Serfins (aunque ahí sí que me di cuenta casi en seguida).
*6: De la que hay que destacar su enorme parecido al dussiano. Incluso Ha’wšu se sorprendió de este hecho. También hay que destacar que el nombre de Portadores-de-la-Enfermedad es una traducción del dussiano Çätluiunâk nh ñe Ikkuhnöhun.
El basilij se puede considerar un dialecto del dussiano o una forma de hablar este idioma totalmente deformada por la gran cantidad de sonidos j y x empleados.
Hay que notar que aunque los Serfins no hubiesen empleado un idioma tan común como el dussiano, el Sercque no habría tenido absolutamente ningún problema en entenderlos, debido a su poder.
*7: Como ejemplo de la deformación que sufrió el idioma dussiano con los Portadores-de-la-Enfermedad comparemos la frase anterior en basilij (un idioma destacadamente oral) con el original dussiano (que posee escritura):
Faa ue mer Tuhjoihwat a upÂne killïhtu ñun ms hïuhwa nh wöl kowöheewâk (dussiano).
Fajwuemer Tujoiwuat a upané, killïhtu jujuxmejs iuwa jenjajssöl alaeitu oguoejaguak
(basilij).
*8: Que transcrito correctamente al dussiano escrito queda algo parecido a esto:
Juks, näççp gh kiceka e ñuhliffew sa uehjïhda. Ha elöfe luldû yewkoul ee çäxe uee pýh lynïul tanÂze p enraabö lok yeyqhs yadaqhum.
*9: Los nombres basilij normalmente son de una extensión considerable. Sin embargo, en el caso de Juks, su nombre está mezclado con numerosos adjetivos divinizadores: Juksss-jajen-fhaguk-shej-feuk-sha-juksh-juksh significa "Juks el que destruye ciudades con el poder de su divina llama poderosa y detrás de él sólo deja desolación". Al decirle que le puede llamar Juks en realidad no está rebajándose (puesto que los Basiliscos Serfins se consideran los amos del universo), sino que le está vedando la utilización de su nombre ceremonial, algo que sería considerado como un sacrilegio. El nombre completo también confiere poder a aquel que lo pronuncie sobre él (algo similar a lo que ocurre con los Patryn o los Sartán). Esto también es un síntoma de desdén por parte de Juks hacia Ha’wšu.
*10: Esto lo hizo para debilitar al resto del grupo, pues al igual que sus filacterias son grupales también se traspasan energía los unos a los otros.
Que raro, parece como si Ha’wšu conociera las cosas al momento. Pues sí, los Lttbeh son capaces de percibir gran cantidad de conocimiento sólo estando en un lugar. La ira que poseía cuando llegó al desierto le impidió saber que allí había cientos de Basiliscos.
*11: En este caso la transcripción en dussiano sería: Haihwa ie watlun yewe ñel hheher effih yhuhhïhwa.


Nota I: Como siempre hay que destacar que estos Basiliscos no existen en la mitología aunque la imagen representa claramente a un Cockatrice. Como curiosidad, he utilizado el programa festival y el text2wav para generar el segundo audio y audacity para modificarlos, todos son programas de código abierto y libre bajo la GPL.
Nota II: Estos basiliscos provienen de mi imaginación aunque se asemejen a los cockatrice medievales. Para un adecuado estudio del Basilisco lean Ontogenia y Filogenia del Basilisco (de Gustavo Bueno Sánchez).
Nota III: Inspiración bastante extensa de la canción Deathbringer from the Sky, de Ensiferum. He hecho una traducción → Canción "Deathbringer from the Sky" en español.


Texto: Jakeukalane.
Idea original: Colaborador anónimo, "Cebrigrifo" o "Basilisco Mutagenes".
Imagen I: Autor desconocido.
Imagen II: Kari-L-Korthals. Otra galería. Imagen original aquí → The Golden Dancer. Imagen en tamaño completo aquí → Los Sercque.

©Hyposs Productions. ©Cebrigrifo ©Kari-L-Korthals

Etiquetas: , , , , , ,


Los Caraliscos

20150521205740-los-caraliscos.jpg

Texto original, inspirado en la image.


Los Caraliscos son una especie de origen desconocido que habita en millones de lugares por todo el Milegu.
Confundidos habitualmente con Basiliscos de diferentes tipos, con Nagas o con otros tipos de Serpeashlash, los Caraliscos son fácilmente identificables por su fisionomía: su cuerpo es el de una serpiente gigantesca, pero su cabeza es humana.
A diferencia de otros seres que presentan estas características, la cabeza de los Caraliscos es de un tamaño considerablemente más ancha que el cuerpo.

Se alían con toda clase de seres serpentinos, protegiéndolos ante otras razas. Sienten especial predilección por los Yuan-ti.
Aunque en esencia son seres diferentes de los Basiliscos, los Caraliscos presentan muchos rasgos de los Basiliscos, como su capacidad de matar con la mirada y la putridez que desprenden.

Como custodiadores de tesoros o lugares sagrados son mucho más eficaces que los dragones, puesto que no sienten avaricia ni codicia por lo que custodian. Pueden permanecer cientos de años en una misma posición, sin comer ni beber.

También son comparados con las Nagas de Aînaldalaken, puesto que toman su misma organización social: un armazón muy rígido de costumbres que se respetan punto por punto y un sentido del honor muy alto.

Sus escamas son muy apreciadas por su dureza y resistencia, aunque los osados que intenten acercarse al cadáver de un Caralisco (porque es imposible tomar escamas de un Caralisco vivo), deberían protegerse adecuadamente de los fluidos corrosivos que emite el Caralisco (muy similares a los de las Serpientes-Dragón de Chelestra).

Los Caraliscos, al contrario que los Basiliscos, no son criaturas específicamente malignas, sino que su carácter depende de a qué raza sirva.

Existen muy pocos seres de esta especie, aunque son muy longevos llegando a vivir más de 2000 años.

Por muy extraño que parezca, los Wertbiwns en su ataque al Planeta Dussia iban acompañados de varios ejemplares de Caraliscos, de los cuáles sólo uno sobrevivió a la batalla.

"La recopilación de seres", enciclopedia realizada por los Dussianos dice esto acerca de los Caraliscos:

"[...] Un Caralisco es un ofidio de dimensiones descomunales que comparte numerosas carácterísticas con los Basiliscos, pero son seres más inteligentes y tienen mayor poder y fuerza que éstos. El rasgo identificativo de los Caraliscos es su cabeza humana. El tamaño de la cabeza diferencia a los Caraliscos de ciertos tipos de nagas y de otras especies como por ejemplo [...]"

Nota I:¡Atención!, esta derivación de los basiliscos a la que he llamado Caraliscos provienen completamente de mi imaginación (quitando una leve inspiración de imágenes de nagas de D&D). Para un adecuado estudio del Basilisco lean Ontogenia y Filogenia del Basilisco (de Gustavo Bueno Sánchez).


Texto: Jakeukalane y ...... (fantasiasimola).
Imagen: Joel Thomas. Imagen original aquí → Serpent Kingdoms Art Gallery. Imagen en tamaño completo aquí → Los Caraliscos. (antigua).

©Hyposs Productions. ©Joel Thomas

Etiquetas: , , , , , , ,


Los Basiliscos Antiguos

20151118192406-los-basiliscos-antiguos.jpg

Texto original, inspiración en la imagen.


Estos Basiliscos del Mundo Antiguo (Neshl-Mundo Antiguo) conservan la forma original de los primeros basiliscos: una serpiente que arrasa allí donde va.
Físicamente no difieren mucho de otros ofidios, pero su veneno es capaz de matar todo a su alrededor.
Aunque conocidos genéricamente como Basiliscos Antiguos o como Basiliscos Comunes (del Milegu)1, con esta denominación se hace referencia a bastantes tipos de criaturas.
Sin embargo, aunque algunas de estas criaturas tengan unas características únicas, la mayoría comparten muchísimos rasgos, entre ellos el miedo a las comadrejas, la forma de ofidio, su tamaño no demasiado grande y su capacidad de matar con la mirada.
Características únicas son el tamaño exacto, los diseños de la piel, la especie determinada o la forma en la que su veneno se manifiesta.

Los Basiliscos conocidos por el nombre de Basiliscos Antiguos de Neshl son una de las especies más destacadas. Su cuerpo está continuamente en llamas. No sólo pueden matar con la mirada o con sus efluvios venenosos, sino que pueden convertir en piedra lo que deseen.

Posteriormente se ha asociado con los Basiliscos a: los Catoblepas, los Cockatrice...etc

*1: Puesto que los basiliscos que no provienen del Milegu 1b  son diferentes.
*1b: ... aunque normalmente consideremos que lo que está fuera del Milegu, también está dentro de él...


Nota I: Estos basiliscos provienen de mi imaginación aunque hacen referencia a un tipo concreto de basiliscos provenientes de la "mitología". Para un adecuado estudio del Basilisco lean Ontogenia y Filogenia del Basilisco (de Gustavo Bueno Sánchez).


Texto: Jakeukalane.
Imagen: Autor desconocido. Imagen original → Mythical monsters. (old/antigua).

©Hyposs Productions. 

Etiquetas:







Bienvenida

Bienvenidos a este blog que busca recopilar un gran bestiario, basado en La Mitología del Hypogripho Dorado, inventada por Jakeukalane.
Actualmente hay 883 artículos y 1035 comentarios
  • Temas

    Archivos

    Subir
    Plantilla basada iDream de TemplatesNext