20151216185314-paciente-del-sanatorio-watlaskaa.jpg

Texto original.


El Sanatorio watlÂskäa 1  es una institución donde son llevadas por su sociedad o especie (a veces por una especie captora), las criaturas que han presenciado algún horror interplanar que no pueden asumir y que no pueden ser atendidas por sus especies de origen o de adopción debido al origen aberrante de su locura.

Cuando llegan los pacientes son distribuidos por las instalaciones dependiendo de muchos criterios, uno de ellos se basa en determinar donde vieron aquello que les dejó horrorizados, otro, el Espacio Planar de procedencia de dicho horror. Algunas veces no llegan nunca al Sanatorio y se quedan en algún lugar entre medias. A veces por lo dificultoso del camino y otras por lo complicado de su demencia.

Hay infinidad de lugares del Milegu de los que pueden provenir dichos horrores: Planos Materiales, Planos Elementales, Planos Astrales de las Especies, Portales y otros Qruzes, Xonas, Templos Interplanares, el Espacio Interplanar, Lugares Etéreos, el Plano Abstracto, y por supuesto los propios Planos del Horror, a los que es muy difícil llegar (pues existen especies a lo largo de todo el Milegu, como los Señores de las Garras, que se dedican con afán a impedir cualquier acceso a dichos Planos a través de las Puertas del Horror).

Debido a la inaccesibilidad de los Planos del Horror y de otros Planos exóticos para las especies normales del Milegu, siempre es menor el número de pacientes que provienen de dichos lugares.

Aunque debido a la apabullante diversidad que despliega el Milegu con respecto a cualquier cosa, a veces es difícil distinguir el origen de su locura.

La mayoría suelen enfrentarse con el terror por el hecho de haber estado en el sitio equivocado, en el momento equivocado. Alguna infiltración de un Plano o una entidad que nunca había tenido que ocurrir, acabar en un Plano del que nunca se ha oído hablar o presenciar una invasión aberrante.

Pero otras veces los mismos pacientes fueron los que se perdieron arriesgándolo todo por conocer algo más o por tener algo más, adentrándose en las prohibidas simas del horror y, cuando la cuerda de su cordura no pudo aguantar tanto atrevimiento, con un sonoro chasquido se deshilachó y rompió, precipitándolos a los hondos abismos del interior de la conciencia 2.

La letalidad de los sucesos y/o criaturas que los sujetos han presenciado, libra por otra parte al Sanatorio watlÂskäa de tantos pacientes, ya que si estos eventos no fueran tan mortales como en efecto son, habría vivas muchas más víctimas de la locura.

Lo que cada individuo puede soportar varía enormemente entre distintas especies, algunas nunca podrán ingresar ya que al mínimo desmayo fenecen, mientras otras son capaces de presenciar maravillas incomprensibles sin un solo parpadeo en sus ojos.

Esto hace más terribles aún si cabe los relatos de las criaturas más poderosas que moran dentro de sus paredes.

El Agujero Infinito de Mos’augh’eess

El Sanatorio watlÂskäa está ubicado en el interior del Agujero Infinito de Mos’augh’eess en el Espacio Interplanar. A él sólo se puede acceder cayéndose (o siendo arrojado) dentro del Agujero Infinito o siendo invitado a entrar.

De igual manera que nadie que no haya sido invitado puede entrar, nadie puede salir, ya que aunque lograra salir, la física del Agujero sin fin en el que está no le dejaría, pues engulle todo el espacio-tiempo circundante hacia dentro.

El horizonte de sucesos del Agujero es siempre igual de grande, no aumenta de superficie y se produce nuevo Espacio Interplanar cerca del límite del horizonte de sucesos a suficiente velocidad como para que no vaya engullendo cualquier cosa del terreno alejada del agujero 3, 4.

En sus inicios, el Sanatorio brotó de la nada con un sonoro "po" 5. Muchos creen que una necesidad metafísica creó el Sanatorio, mientras que otros creen que se creó a sí mismo 6.

El Sanatorio watlÂskäa no estuvo siempre en el mismo sitio, al poco de su creación, en su ubicación original, un Dragni enloquecido cargó contra las paredes del sanatorio abriendo una brecha. Una vez el Dragni estuvo en mitad del Espacio Interplanar empezó a lanzar energía en todas direcciones hiriendo a muchos seres. Los Vöranii viendo esto, cogieron todo el Sanatorio y lo lanzaron al interior del Agujero Infinito de Mos’augh’eess.

El Sanatorio watlÂskäa, aunque de una amplitud inconmensurable para las razas acostumbradas a vivir sobre la superficie de planetas, se compone principalmente de 2 partes.

El Sanatorio watlÂskäa es de una naturaleza exótica incluso para especies que habitan fuera de los Planos Materiales. Tanto sus propiedades como su estructura son un misterio. Se compone de varias estructuras planares (Planos del Milegu, superficies 2D y 3D). Los estudiosos especulan con que sea un politopo con Qruzes o una Macrodimensión de pequeña escala.

La primera parte en la que se divide es la más importante, y es llamada por los Dequakim Ang’tan’eis, las Cámaras Centrales 7. Las Cámaras Centrales son las cámaras o estructuras que conforman el núcleo del Sanatorio y en ellas residen todas las cuestiones básicas, la creación de nuevos habitáculos, el alojamiento de todos los que residen en su interior, se almacenan los diferentes alimentos o sustentos, los recursos que se van a utilizar en el sanatorio, el procesamiento de los residuos y todo aquello que sea imprescindible. Las Cámaras Centrales son habitadas por los Dequakim.

La segunda parte se compone de las habitaciones de los pacientes, sus salas de recreo y todas aquellas zonas o estancias que no sean Cámaras Centrales. Esta parte del Sanatorio watlÂskäa es la más voluminosa y varía en tamaño según sus necesidades.

Los Dequakim surgieron junto con el Sanatorio watlÂskäa. No se conoce el planeta natal de los Dequakim. Su número y sus costumbres son un enigma para los extranjeros aunque parece que siguen un patrón que se adecua a las necesidades del Sanatorio watlÂskäa. Dado que las únicas descripciones que se tienen son de residentes 8, éstas varían mucho hasta el punto de llegar a ser contradictorias unas con otras. No se sabe si es porque los Dequakim tienen poderes de cambio de forma o lo que ha cambiado de forma son las mentes de quienes los describen.

Algunos los describen como humanoides pálidos, serios, pero no amenazantes, mientras que otros los describen desde arácnidos, pasando por medusas o pulpos hasta objetos inanimados con vida propia.

Los pacientes que van a parar al Sanatorio watlÂskäa no son pacientes normales por muchas razones. Una de ellas es que el Sanatorio watlÂskäa es una institución a la que le gusta permanecer en secreto, llegando a cometer delitos en otros Planos con tal de que su existencia y su ubicación y multitud de otros secretos estén a salvo de aquellos que, según ellos, no deben saberlos.

Otra de las razones es, porque la demencia de sus pacientes no es una locura al uso, sino que la Entidad o Entidades que presenciaron y/o con las que contactaron están hechas de una materia constitutiva más extraña que la de los pacientes.

Esto produjo una disonancia entre las dos materias de sus cuerpos (o manifestaciones físicas) que se trasladó con el tiempo de sus cuerpos a sus Esencias, quedando en la mente y en la Esencia del paciente un desarreglo metafísico.

Esta locura tampoco es igual que la de presenciar y/o contactar con entidades extrañas que son muy armónicas 9 —como los Daren’Ga, que están llenos de sabiduría reposada, o las Hijas del Sol que son una mezcla de radiación solar y belleza en un cuerpo de elfo) ya que estas criaturas aunque perturben la mente (como las secuelas que dejan los poderes solares de las Hijas del Sol) no perturban la Esencia que sigue siendo la definición perfecta de ese ser—.

En cambio con las criaturas aberrantes, un fragmento pernicioso queda alojado en el paciente, aunque este fragmento sea sólo un recuerdo mental. Y la estructura cacofónica propia de cualquier cosa aberrante es reproducida por la Esencia del ser ya que es una parte de él, produciéndose en la Esencia una mácula que es la fuente real y no la física, de tan potente demencia.

Dentro del Sanatorio watlÂskäa, a menos que no sea necesario, el tiempo transcurre de manera normal a como lo haría en cualquier planeta de cualquier Plano Material corriente, pero debido a su localización no se distingue el paso de los días. Aun así, se siguen ciertos hábitos que indican los tiempos según los Dequakim.

Cuando los Dequakim deciden que ese momento del día es lo que ellos llaman "Uzuissi10  propagan por el Sanatorio watlÂskäa un aura para que todos sus habitantes se despierten (o el estado en el que estén activos) y comienzan las actividades diarias. Durante el Uzuissi los pacientes se alimentan, hacen sus terapias, etc.

Cuando deciden que es "Rakuim’i" 11, propagan un aura de sueño, que hace que los pacientes tengan mucho sueño, y/o tengan ganas de entrar en su estado de menor actividad.

Un rumor entre los pacientes es que los ciclos de Uzuissi y Rakuimi no duran siempre lo mismo.

Cada 100 ciclos (un número armónico y perfecto para los Dequakim), los Dequakim celebran un evento llamado Ilvirenirims en el que irradian por el Sanatorio watlÂskäa un hechizo de júbilo (aunque muchos pacientes se resistan a sentir algo parecido), aunque sus razones no están del todo claras ya que ellos no parecen celebrar ninguna fecha cuando propagan ese encantamiento.

Este evento es escalable a distintos periodos de tiempo, por ejemplo, cada 100 ilvirenirims se produce un ilvirenirims al siguiente Uzuissi que se llama il-ilvirenirims. Cada 100 il-ilvirenirims se produce un il-il-ilvirenirims y así sucesivamente hasta un tope de 100 partículas "il" en el nombre.

Cuando sucede este último evento (el il-100-virenirims) que sucede cada 100¹⁰⁰ Uzuissis 12, se produce sin intervención de los Dequakim, lo que ellos llaman un "Aughundi" traducido, algo así como "contacto con el epicentro" 13.

Este contacto con el epicentro es una especie de aura fluyente de energía metafísica armónica que se produce en el Sanatorio watlÂskäa (de naturaleza indescriptible y arrolladora pero posiblemente relacionada con la esphúsica) y que inunda a todos los que estén allí, incluidos los Dequakim y hace que todos ellos, incluso aquellos pacientes aislados, sientan una paz y un gozo indescriptibles (armónicos ambos).

La armonía de esta aura metafísica arrolladora sería una armonía similar a la que tienen ciertas criaturas que por ser contempladas pueden perturbar la mente a pesar de ser armónicas (como las mencionadas en un ejemplo anterior).

Los sentimientos que sienten los presentes durante el il-100-virenirims son tan potentes como para volverse locos. Después de este ilvirenirims muchos pacientes cambian de personalidad, otros se curan por completo y otros se curan de su locura pero adquieren una locura no relacionada para nada con la anterior.

Se especula con que el Aughundi (y la ordenación del tiempo en Ilvirenirims) puede ser la manifestación de algún Espacio Planar, ser o Entidad que genere esa energía pulsante y que llegue al Sanatorio watlÂskäa como llegan los seísmos a la superficie de los planetas geológicamente activos.

Los Dequakim no tienen problemas con la cantidad de idiomas que se reúnen dentro del Sanatorio. Aunque ellos mismos usan un lenguaje musical para comunicarse entre sí, no tienen problema en hablar otras lenguas si son sencillas. Si son exóticas cuentan con unos amuletos que les permiten traducir esa lengua a otra que ellos conozcan. Casi siempre es necesario entender la lengua de los pacientes para curarlos, pero otras veces el hecho de entender su lenguaje hace posible que los Dequakim escuchen historias atroces que no tenían necesidad de escuchar y que hubiera sido mejor para todos que no hubieran escuchado.

El Sanatorio watlÂskäa mantiene contactos con multitud de especies y sociedades a través del Milegu: Dussianos, Cogi, Drag’Hunn, Coleccionistas de Sonidos, Insomnes Azules, Ilyumë de Echlye, Yáwohhiur Interplanares, Cxȱ’qre y otras muchas especies tienen acuerdos que usan como fuente de información y muy raramente como fuente de ayuda.

Generalmente, todas las especies que conocen por primera vez la existencia del Sanatorio watlÂskäa se llevan una muy mala primera impresión debido a los rumores o descripciones de algo de lo que sucede dentro de sus paredes. Esta mala primera impresión es algo que los espías al servicio del Sanatorio watlÂskäa dejan correr porque no es realmente perjudicial para las intenciones del Sanatorio.

Por lo general, las especies que saben de su existencia por primera vez y se llevan esa mala primera impresión dejan de interesarse (a menos que estas personas sean ocultistas, demonólogos, parapsicólogos y demás ocupaciones similares). En este caso, los obscuros tomos y grimorios que puedan encontrar en olvidadas fuentes de conocimiento les proveerán de historias sin fin que saciarán sus ganas de sangre. O también puede que sólo sean detectives concienzudos, el tipo de público más peligroso para los intereses del Sanatorio.

En estos últimos casos, puede que descubran la verdad sobre el Sanatorio watlÂskäa, esto es, que no es un sitio de pesadilla, a pesar de sus pacientes. Lo que estos padecen día a día no es el fin del Sanatorio, sino alejarlos de ese estado y curarlos por completo. Pero esta cura es tan difícil que solo ingentes cantidades de conocimientos mágicos, místicos, metafísicos, y detallado conocimiento de las Esencias provocan su fruto.

A pesar de todas esas malas interpretaciones lo que da mala reputación al lugar son los pacientes que no han sido curados. Y una vez llegan a curarse, los recopiladores que antes tanto se afanaron por saber su vida dejan de hablar de ellos en las crónicas.

Aparte de las especies que han descubierto su naturaleza y miran con suspicacia el lugar y las que confían en que ese lugar dé esperanza a sus residentes, otras han descubierto su verdad escondida, pero estas especies no tienen tan buenas intenciones. Los Shzz-tlll, los Ilícidos, los Apagadores y otras especies asoladoras se afanan por penetrar sus defensas y esparcir la locura de sus desafortunados pacientes por los Planos.

Grupos como los Escuchantes del Mutismo, que tienen internados a varios miembros, conspiran con las entidades del Reino Lejano 14 que escuchan dentro de sus cabezas para conseguir salir de ahí y comunicar a más gente sus revelaciones sobre el Reino Lejano.

Para protegerse de todo esto, los Dequakim no forman soldados, sino que tienen cámaras en las que hay escudos mágicos que refuerzan con su concentración mental. Aunque no quieren que se conozcan su estructura y su escalafón, estos son conocidos por unos pocos privilegiados. Los Dequakim ordenan a sus místicos en rangos llegando al Sumo Concentrador que es el místico más poderoso del Sanatorio, teniendo el grado centésimo (otra vez, el número perfecto para los Dequakim).

Uno de los secretos mejor guardados por los Dequakim sobre el Sanatorio watlÂskäa es como se curan los pacientes. Esto se hace mediante un poder cósmico de altísimo nivel, llamado la Música de las Esferas o Esphúsica 15. Un tipo concreto de Esphúsica es la Esphúsica de las 11 dimensiones. Con esta Música de las esferas se consigue una "melodía" metafísica 16 que es la apertura 17 para una sola nota de Música de los planos de la Belleza, o Esphúsica de la Belleza, que es mucho más potente que toda una melodia de esphúsica de las 11 dimensiones.

La magnífica y terrible potencia de esta sola nota de Música de la Belleza produce en todos los que la perciben (muy pocos pueden percibirla y, evidentemente, no con sus sentidos ordinarios) una armonía interior que intenta asemejarse a la armonía exterior que percibe.

Pero en quien hace su mejor y mayor efecto es en un único ser del Milegu al que esta nota va dirigida, o dicho de otra forma, esta nota y su Esencia tienen una relación especial. En el Sanatorio esta nota va dirigida a un paciente.

Los Dequakim no saben a priori cual es la Melodía Esphusical de las 11 dimensiones que va a sanar al paciente anulando la cacofónica influencia de ese fragmento horripilante, sino que tienen que averiguar por múltiples medios cuál será la que resuene con el paciente y convoque una nota Esphusical de la Belleza con una comunión perfecta con su Esencia 18.

Los exámenes iniciales consisten en conocer el tipo de criatura que es el paciente y el tipo de criatura o entidad causante de su mal. En ello se suelen utilizar métodos mágicos, tecnológicos, tecnomágicos y otros.

Posteriormente se procede a una sintonización mística con el paciente para descubrir su psique y otras características ocultas. Una vez verificado que el daño no es un daño físico o psíquico 19  se procede a pruebas más específicas.

Dependiendo de todas las características anteriores, los Dequakim toman un camino u otro para llegar antes al conocimiento de la Esencia de un ser. Sus sintonizaciones místicas con el paciente podrían asemejarse (aunque con dificultad) a lo que en los Planos Materiales se conoce como hipnoterapia. Los Dequakim entran en la mente del ser, en la que se encuentran sus recuerdos y su propia personalidad y van buceando cada vez más hondo.
Cuando el paciente no puede aguantar más, la sesión de sintonización mística termina por ese Uzuissi.

Cuando un Dequakim y un paciente tienen un estado de sintonización mística absoluto, lo que los Dequakim llaman Athisseyr, el Dequakim sintonizado puede acceder desde la mente de un sujeto a un lugar mental que es como un mirador, o Lyesayeeq, según los Dequakim.
Desde el Lye’say’eeq el Dequakim puede contemplar la Esencia del sujeto, lo que le permitirá decidir el estilo de la melodía de las 11 dimensiones que tiene que componer.

Generalmente el Dequakim sintonizado no suele intervenir en el complicado proceso de elaborar una melodía de Esphúsica, sino que su papel es el de anotar todos los datos y percepciones que tenga relacionados con el paciente en los archivos del Sanatorio.

Con estos archivos, los Ach’ban’aich (o Hacedores de la Sintonía), preparan la melodía de las 11 dimensiones que se va a interpretar. Debido a que los Ach’ban’aich no pueden ver la Esencia de un paciente, ni alguien con Ath’iss’eyr puede hacer Esphúsica, el trabajo para encontrar la melodía exacta puede ser eterno.

Cada Ach’ban’aich se encarga de hacer una nota. Una nota de Esphúsica se comporta aquí como un complejo hechizo que necesitará de toda la atención de un maestro de la magia para salir impecable. Cuantas más variables tiene un hechizo, éste puede salir mal de muchas más maneras diferentes, por lo que a un Ach’ban’aich le cuesta semanas ensayar cada nueva nota que recibe a pesar de su maestría.
Una vez todos los Ach’ban’aich implicados en la misma melodía han perfeccionado su nota viene la sincronización entre ellos, lo que no es simplemente ponerse uno detrás de otro. La Esphúsica causa cambios en muchos más ámbitos y Espacios Planares de los que se perciben a simple vista y las notas pueden hacer su desarrollo desde el pasado, el futuro y decenas de tiempos más antes de mostrarse o antes de desaparecer.

Una vez analizado el orden y el modo en el que se deben sincronizar los Hacedores de la Sintonía se puede decir que los Dequakim han encontrado la melodía. Solo faltaría afinarla dependiendo de cómo haya cambiado el sujeto en el lapso de tiempo desde que se creó la melodía hasta ese tiempo.

La primera vez que se prueba la melodía no se prueba en el paciente, sino en un ser sintonizado con él, un Dequakim en estado de Ath’iss’eyr. Los Dequakim encargados de ello, llevan al Dequakim sintonizado a una estancia parte de las Cámaras Centrales llamada Um’os’our. Um’os’our es un espacio extraño que se asemeja a las profundidades del espacio sideral como lo podría haber en un Plano Material, pero es mucho más. Cuando se entra en esta cámara se está dejando el Sanatorio watlÂskäa atrás y se entra en un Espacio Planar con más contacto con el epicentro o sea más cercano a "Augh’undi". Los hechizos y sortilegios que se realicen en Um’os’our no llegarán a las demás cámaras del sanatorio a menos que no sean gargantuescos.

Una vez el Dequakim está flotando dentro de Um’os’our, los Ach’ban’aich empiezan a hilar la complicada melodía de Música de las 11 dimensiones. Dependiendo de los efectos que haya tenido la melodía y de qué nota esphusical de la Belleza haya surgido y como haya surgido se hacen los arreglos para tocar esta melodía delante del paciente.

Cuando los Dequakim tienen ya la melodía de las 11 dimensiones que es justo la única en el mundo que con una elegante nota erradicará del paciente toda su locura, llevan al paciente a Um’os’our. Si todo va bien, la Esphúsica de la Belleza responderá con la nota adecuada y el paciente se hará inmune a la fuente específica de su locura en el futuro, en su Plano de origen o en cualquier otro Plano en el que resida.

Pero algunas veces no surge el remedio a la primera. Algún cambio o desintonización mística del paciente con el Dequakim Ath’iss’eyr produce que la nota de la belleza que surge no sea la exacta con lo que el fragmento de locura no desaparece de su Esencia. En estos casos, es necesaria una resintonización mística, un ensayo y una sesión más con el paciente.

Algunas pacientes que han contactado con entidades incomprensibles, aborrecibles y/o primigenias como puedan ser Dioses del Caos, el Caminante de la Muerte, Huecuvu del Milegu, Azathoth, Shub-Niggurath Yog-Sothoth o Cthulhu y aún así, después de eso, siguen vivos y su afección es curable (en algunos casos no lo es), suelen necesitar más de una nota esphusical de la Belleza para extirpar de sí la influencia perturbadora, aunque quizás nunca vuelvan a ser lo que eran antes.

En estos casos, se tocan varias melodías de las 11 dimensiones, las cuales cada una llama a una nota de esphúsica de la belleza y estas anulan la cacofonía de la Esencia del paciente.


*1: Sobre procedencia del nombre propio: La palabra "terrible" en dussiano común originariamente era watlÂskä, evolucionando después hacia un alargamiento de la última a (watlÂskäa, /gua-’tlas-ka-a/. Se toma esto como nombre para el sanatorio (previamente sin nombre).
*2: Sería como el de un científico que a nivel de conocimiento sólo conoce la orilla del mar, pero con la metáfora de alguien en un gruta kárstica. La superficie es equivalente al "no conocimiento de la mente" y según se va adentrando en la oscuridad que hay debajo de él va conociendo más cosas sobre la mente. cuando se llega al nivel freático, ese nivel sería el de las entidades "incomprensibles".
*3: Los Agujeros Infinitos pueden tener diferentes estados: son estáticos los Agujeros Infinitos que no interactúan de manera visible con su medio externo (o directamente no tienen dicho medio externo) y son dinámicos cuando absorben el espacio-tiempo circundante.
*4: una cárcel que lo contiene todo no funcionaria muy bien como cárcel, por eso se crearon los Agujeros Dinámicos que al igual que los estáticos y demás Agujeros Infinitos, no engullen millones y millones de toneladas de materia como sí hacen los Agujeros Negros, sino que podría decirse que son "estables" porque solo absorben espacio recién creado sin materia en él, con lo que hay que distinguirlos de los agujeros negros y demás masas atractoras.
*5: Aquí se usa el sonido clásico de la onomatopeya de aparecer. En distintas culturas esta onomatopeya puede ser diferente y la más clásica será la acertada en ese caso.
*6: Para las cosas no Origū, que se han creado a sí mismas, esto puede no ser del todo cierto. Los Primeros propiciaron/crearon el Filtro y la Separación de las Mínimas Diferencias al principio del Aimussuuu. Crean infinitos Planos e infinitas Esencias al pensar en ellas. Puede que lo que se creara en esas Planos, por esas Esencias, o gracias al filtro o a la SMD, se haya creado porque los Primeros lo crearon.
*7: Debido al carácter exótico del lenguaje Dequakim las mejores traducciones son aproximaciones. Ang’tan’eis significaria "miembro central", "lugar central", lo que se traduce por Cámaras Centrales, pero este vocablo es una reducción del más dudoso Ang’tan’eis-Enayc’ld que muchas aseguran que se traduciría por la "cámara vital" o "el centro vital". En este significado muchos ven una alusión a alguno órgano vital, aprovechándose de que las Cámaras Centrales son el centro neurálgico del sanatorio. Por lo que son comunes los apelativos de "el corazón del sanatorio" o "el cerebro del sanatorio".
*8: Todas las Razas Lttbeh y todas las razas Origū avanzadas que se esfuerzan en saberlos, o aquellos que usan la diplomacia conocen esos datos, no solo sus residentes.
*9: Aquí, "armónica" hace referencia a la frase "el bien en la música es la armonía y el mal en la música es la cacofonía" haciendo una comparación con la realidad: las cosas que producen armonía y que están constituidas según la simetría y la buena forma, en la realidad son buenas, y las que cosas que producen cacofonía en la realidad, son malas.
Ampliando más la comparación, se confunde el concepto Música de las Esferas con algo que tenga que ver con el oído, y se dice que la música de las esferas es armónica en ese sentido.
*10: No se sabe tampoco mucho del lenguaje Dequakim, pero si se sabe que es tremendamente exótico, con lo que las palabras de su lenguaje son adaptaciones. Uzuissi /u-zu-i-si/ correspondería con el dia, el período de actividad, Uzuissi también puede significar alba.
*11: Rakuim’i (/ra-ku-i-mi/) puede significar noche o periodo de calma.
*12: Cien elevado por sí mismo es el número perfecto de los Dequakim por duplicado. Esta potencia, 100100, sería igual que 10200, 1 y 200 ceros. Si supusiéramos que un Uzuissi es un día terrestre, que no lo es, el il-100-virenirims se produciría cada 273.9722602.7391726.027,4 años, osea cada 273 billones de años terrestres.
*13: Augh’undi (/a-ug-un-di/) es un acortamiento del término. Una aproximación al término sería Augh’undi-Bel’ar’ayrd-Ald’cha’ayld. Algo así como “el punto y estado en el que lo oculto toca lo conocido”, esto se transcribe por "contacto con el epicentro" debido a las referencias sísmicas del evento.
*14: El Reino Lejano es un lugar ficticio que aparece en el juego de rol Dungeons & Dragons y juegos relacionados. En ediciones anteriores se ha llamado los "Bordes Exteriores".
*15: La Música de las Esferas no es música al uso, sino que es un poder cósmico de altísimo nivel, en concreto un tipo de efecto que producen las Esencias del Milegu al pasar de un Espacio Planar a otro . Este efecto tiene usos mágicos y místicos muy poderosos y, en cierto modo, es un Concepto Anexo a la Realidad en el que todo viene definido por estas interacciones (Jarmhegesf).
*16: Cuando se habla de Esphúsica se confunde constantemente la Esphúsica con la música. Esta melodía metafísica no es melodía sonora ni hace referencia a algo relacionado con el oído. Cuando se hace referencia a nota no es una nota musical, sino su símil alegórico, una "nota" de esphúsica no es una "nota" sino una manifestación puntual del efecto de una Esencia. Osea una unidad de información esphusical.
*17: En Esphúsica, una apertura es algo que no es Música de las Esferas pero puede llamar a las Esencias para que estas hagan Música de las Esferas. En un segundo uso, es una pieza de Música de las Esferas que llama a una parte de mayor rango y poder.
*18: Esta comunión perfecta se refiere a que su Esencia del Milegu y esa nota de la belleza son las dos mitades únicas e irremplazables de un todo. Conceptos similares podrian ser las "almas gemelas". De aquí que los Dequakim puedan tardar milenios de sintonización mística para dar con la Nota.
*19: Cualquier locura que no necesite de Música de las Esferas puede ser tratada en otros lugares a lo largo del cosmos. El Sanatorio watlÂskäa está especializado en locuras afincadas en la Esencia de un ser.


Criaturas: Dragni, Vöranii, Dequakim, Dussianos, Daren’Ga, Cogi, Drag’Hunn, Coleccionistas de Sonidos, Insomnes Azules, Ilyumë de Echlye, Cxȱ’qre, Shzz-tll, Apagadores, Escuchantes del Mutismo.
Espacios planares: Espacio Interplanar, Agujero Infinito de Mos’augh’eess.


Nota I: La Esphúsica está inspirada en la Música de las Esferas o Armonía de las Esferas, pese a que es independiente.


Texto: Avengium.
Imagen I: Jakeukalane. Imagen original aquí: Paciente del Sanatorio watlÂskäa (deviantart) con stocks de M47R1X y hawksmont. Imagen en tamaño completo aquí: Paciente del Sanatorio watlÂskäa (imagen).
Imagen II: Jakeukalane. Imagen original aquí: El Agujero Infinito de Mos’augh’ees (deviantart). Imagen en tamaño completo aquí: El Agujero Infinito de Mos’augh’ees (imagen).

©Avengium ©Hyposs Productions ©M47R1X ©hawksmont