20170811021503-el-planeta-de-la-prensa-evanescente.jpg

Escrito en un reto de escritura. Palabras clave: Prensa, Alegría.


Elqq era un planeta triste. Siempre había sido un planeta triste. Hasta que, por algún extraño motivo, un día los habitantes de Elqq se levantaron y vieron que había prensa en sus casas.

Recelosos, la miraron por el rabillo del ojo, no sabían lo que era la prensa ni cómo había llegado allí. Los Elqqianos continuaban con su vida normal, el extraño fenómeno del día anterior podría haber sido puntual.

Y al día siguiente, ¡plof!, más hojas de papel encima de las del día anterior. Esto les extraño más. ¿Qué hacía ese extraño objeto ahí? ¿y de donde había venido? Aún así, intentaron ignorarlo de nuevo. Quizá desapareciera tal como ha venido.

Hasta que unos días después, ¡plof!, ¡plof!, ¡plof!, ¡plof!, los periódicos de toda la semana se acumulaban unos encima de otros. Y encima de todos ellos, —más relleno y lozano—, se encontraba la edición dominical.

La edición dominical tenía una pinta muy apetecible y además contaba con suplementos a todo color, lo que lo hizo irresistible para los Elqqianos. Uno a uno fueron cogiendo su ejemplar de prensa dominical y uno a uno iban echando carcajadas de la risa.

A partir de ahí, leer la prensa y sus divertidas anécdotas se convirtió en una costumbre ineludible. Día a día los Elqqianos iban siendo cada vez más felices, hasta tal punto que Elqq se conoció en las cercanías como el planeta de la alegría.

Los Elqqianos iban cada mañana a trabajar de lo más felices y se dormían con una sonrisa en sus caras. Algunos se imaginaban durante el sueño leyendo la prensa de mañana. Otros deseaban que llegara el momento en el que la prensa apareciera como por arte de magia dentro de sus casas. Y poder leerla como recién salida del horno y lista para degustar, llena de artículos de hortalizas con formas curiosas, de citas celebres graciosas, de declaraciones desternillantes y de viñetas que les causaban carcajadas sin fin.

La prensa llegaba todos los días a sus casas (estuvieran donde estuvieran) como por arte de magia, y ellos eran felices.

FIN


Nota I: Este artículo fue reescrito varias veces por el autor. Ésta es una de sus formas finales.


Criaturas: Elqqianos.
Espacios Planares: Planeta Elqq.


Texto: Avengium.
Imagen: Jakeukalane. Imagen original aquí → El Planeta de la Prensa Evanescente (deviantart). Imagen en tamaño completo aquí → El Planeta de la Prensa Evanescente (imagen).

©Avengium ©Hyposs Productions.